¡Alerta contaminación! Activa el protocolo también en tu piel

La contaminación acelera y adelanta el envejecimiento prematuro

Madrid acaba de volver a superar el valor límite de contaminación por dióxido de nitrógeno que fija la Unión Europea. Los que vivimos en la capital estamos en alerta ante el inminente protocolo especial que activa el Ayuntamiento. El objetivo de este plan consiste en reducir la emisión de gases perjudiciales para el medio ambiente y para la salud.

A la mayoría nos preocupa enormemente si vamos a poder utilizar el coche para desplazarnos al trabajo, pero ignoramos por completo el impacto del aire contaminado en nuestra piel.

Así impacta la polución en nuestro rostro

Cuando miramos al cielo de Madrid percibimos la famosa boina gris que envuelve la ciudad, pero estamos tan familiarizados con ella que olvidamos activar una rutina beauty anti polución.

  • La contaminación acelera y adelanta el envejecimiento de la piel. Potencia las líneas de expresión y los síntomas de envejecimiento.
  • Además, dependiendo de cada persona, el aire contaminado puede deshidratar o por el contrario puede aumentar el sebo –las sustancias grasas que segregan las glándulas sebáceas-.
  • Por otra parte, provoca una gran cantidad de enfermedades cutáneas.

¿Qué ocurre cuando no se limpia adecuadamente el rostro?

En el anterior post de este blog os contábamos que más del 80% de nuestros pacientes ha reconocido en consulta que no se realiza limpiezas faciales adecuadas. Y este dato os ha llamado especialmente la atención, así que os vamos a explicar qué le ocurre a vuestra piel cuando no limpiáis la cara a diario.

Los ácaros que habitan en los poros de nuestra piel

La limpieza facial en profundidad es clave para combatir hasta el 90% de los ácaros que habitan en los poros de la piel –denominados demodex- y que provocan gran parte de las irritaciones, acné y contribuyen al desarrollo de enfermedades como la rosácea.

“Hay que limpiar la piel concienzudamente a diario, sobre todo después del maquillaje y tras haber estado expuestos al aire contaminado de las grandes ciudades. No somos conscientes de que estos ácaros campan a sus anchas sin que les veamos”, ha recalcado el doctor Miguel de la Peña, director de las Clínicas Diego de León.

Su proliferación en exceso provoca bacterias

Estos ácaros solo son visibles a través del microscopio, con un tamaño de apenas medio milímetro, completamente imperceptibles al ojo humano. Tienen ocho patas y su aspecto es alargado. Si no se limpia la piel adecuadamente, tienden a proliferar en exceso, dando lugar a reacciones cutáneas por las bacterias que segregan y que tienden a acumularse si no se cumple con una rutina de higiene habitual.

No sólo provoca reacciones a lo largo de la piel facial, sino también en las pestañas, cejas,  barba e incluso en el cuero cabelludo, ya que los ácaros se acomodan en los folículos capilares. Estos seres se vuelven más resistentes con la contaminación.

Reacciones en la piel, pestañas, cejas, barba y cuero cabelludo

Aunque pueden ser inofensivos porque se alimentan de las células muertas de nuestra piel, muchos de ellos generan reacciones negativas cuando no se sigue una higiene adecuada.

Entre los efectos que provocan, destacan desde el acné a la dermatitis, pasando por la foliculitis –inflamación de los folículos capilares- o incluso la blefaritis –inflamación de los folículos de las pestañas, que desencadenan en picor, escozor, caspa y lagrimeo-. “Por este motivo, también es imprescindible que en la rutina de limpieza facial, se tengan muy en cuenta los ojos, especialmente tras utilizar máscara de pestañas”, ha insistido el doctor Miguel de la Peña.

Malos hábitos en las limpiezas faciales

Supone un gran error la utilización de toallitas desmaquillantes o toallitas destinadas al cuidado de los bebés para retirar el maquillaje, ha sentenciado el doctor Miguel de la Peña.

Al respecto, el doctor De la Peña, ha insistido en la necesidad de exfoliar la piel con geles exfoliantes, leche limpiadora o agua micelar. Y posteriormente, recurrir al tónico facial. Por último se procedería a aplicar el sérum antiarrugas, contorno de ojos y la crema hidratante.

Peelings faciales químicos

Cuando no se ha cumplido con una rutina facial adecuada, es necesario recurrir a tratamientos de medicina estética, como el peeling químico, que se utiliza para realizar una exfoliación en la piel a través de dos componentes clave para este tratamiento, como son el ácido salicílico y el ácido glicólico.

Se trata de tratamientos no quirúrgicos, que sirven para eliminar la parte más superficial de la dermis. El resultado es la regeneración de la piel y la eliminación de marcas y reacciones provocadas por la suciedad y las bacterias segregadas por los ácaros.

 

Bótox preventivo

Además, para frenar las arrugas y las líneas de expresión excesivamente marcadas, lo más recomendable es recurrir al rey de la medicina estética: el botox.

Pero los doctores aplican micro inyecciones de este componente no solo para eliminar las arrugas sino para prevenir los primeros síntomas de envejecimiento. Y la prevención es clave para neutralizar el impacto de los agentes nocivos del aire en nuestra piel.