Tratamiento de abdominoplastia Flor

Tratamiento de abdominoplastia
Tratamiento:
Abdominoplastia grado 2
Edad:
26
Ciudad:
Madrid
Fecha de intervención:
Mayo de 2015
Tiempo:
3 Horas

Flor se ha realizado el tratamiento de abdominoplastia con 45 años y se siente como una persona nueva, olvidando el complejo por su abdomen. Está totalmente contenta con los resultados.

Vídeo

Testimonio

Gracias al tratamiento de abdominoplastia, Flor consiguió bajar hasta 3 tallas lo que supuso un subidón de autoestima para ella. Para Flor venir a conocer a nuestros cirujanos y decidir someterse a esta intervención fue, según sus propias palabras, como volver a nacer.

El complejo que Flor tenía con su abdomen le había hecho incluso negarse a salir de casa por ello, realizarse la abdominoplastia ha sido la mejor decisión que ha tomado en toda su vida.

Flor ha dado un giro completo a su vida y su forma de ver el mundo ha cambiado. Cuando vino a nuestras clínicas nunca pensó que de ellas iba a salir una persona completamente nueva.

“Hola, me llamo Flor Garofalo, tengo 46 años, me hice un tratamiento de abdominoplastia cuando tuve 45 años.

Ya usaba una talla 44, y de la 44 ponerme la 38, la 40… Bastante diferencia.

Que he vuelto a nacer y me siento muy orgullosa de tener a mi esposo que me ha ayudado bastante también, mis hijos. Me decían: ¡Mamá, estás como nueva!.

Porque yo ya era una persona con mucho complejo por mi abdomen, ya no quería ni salir, pero ahora me siento fenomenal, me puedo poner la ropa que yo quiero. Me siento totalmente contenta.

A todas las que se sientan igual que vengan a la Clínica Diego de León, tienen una facilidad para el pago, que no hay problema y a todas las mujeres que se sientan mal que vengan a la Clínica Diego de León, de mi parte, que vengan.”

Después de ver los resultados y sobre todo de comprobar cómo una operación tan simple como la abdominoplastia ha cambiado su vida, Flor no ha dudado ni un segundo en recomendar nuestras clínicas a sus seres queridos y les ha animado a resolver esos pequeños complejos que como a ella, no le dejaban vivir su vida como ella siempre había querido.