Arañas Vasculares en la cara Nuria

Resultados láser Váscular
Ciudad:
Madrid
Tratamiento:
Láser Vascular
Zonas:
Facial
Fecha:
Septiembre de 2015
Sesiones:
4

Vídeo Arañas Vasculares

Fotos

Testimonio

Las arañas vasculares, más conocidas como varices, son uno de los principales problemas estéticos que sufren día a día muchas mujeres, que además en la mayoría de los casos suelen derivar en graves problemas de salud con el paso de los años.

Eliminar estas varices es mucho más sencillo de lo que puede parecer, pero para ello es más que necesario recurrir a las últimas técnicas en el sector de la medicina estética. Aunque suelen aparecer en zonas muy concretas como las piernas también podemos encontrarlas situadas en el rostro, aumentando aún nuestro complejo. Esto es exactamente lo que le ocurría a nuestra paciente.

Desde hace años Nuria se sentía un pelín acomplejada con esas venitas que tenía en la cara, aunque ella intentaba taparlas e incluso eliminarlas con maquillaje siempre quedaba algún leve rastro de ellas. Así que un día decidió que tenía que hacer algo para siempre y buscando clínicas opto por realizarse el tratamiento de láser vascular en una de nuestras sedes.

Aunque solo han pasado 4 sesiones ya han desaparecido por completo el rastro de las varices en su rostro, así que feliz y contenta nos cuenta como ha sido su experiencia.

Me llamo Nuria y me he quitado unas venitas que tenía en este lado de la cara con el Láser Vascular. Me han hecho cuatro sesiones pero ya desde el principio ya se empezó a notar.

Lo que más se me veía era de aquí de esta zona, que me tenía que echar maquillaje y eso, lo que pasa que claro, luego me quedaba un poco mal, se me terminaba viendo. Y luego la doctora pues si ha visto por algún lado, por aquí… pero esas no se me veían tanto, las que más se me veían era de aquí.

Muy amable y muy maja la Doctora Julia. Vamos, en general todos con los que he tratado me han tratado bien.

Que se lo hagan porque vamos yo por lo menos me siento mejor. Me miro al espejo por lo menos y no me veo la cara roja. Es que no es nada, no duele ni nada. Y es como un líquido, como aire frío pero no es nada.

Como hemos podido ver el cambio de Nuria ha sido brutal y lo mejor es que ha conseguido olvidarse para siempre de tener que estar tapando estas marcas con maquillaje día tras día.

Otros testimonios