Inicio » Opiniones » Aumento de senos Irene

Aumento de senos Irene

Edad:
23
Ciudad:
Madrid
Tipo de implante:
Anatómico
Tipo de incisión:
Submamario
CC:
320
Talla inicial:
90B
Talla final:
100B
Proyección:
Perfil alto
Aumento de senos

Irene tiene 23 años y se decidió a realizar un aumento de senos. Está encantada con el resultado, el trato recibido y con que todo estuviera incluido en la operación.

Vídeo

Testimonio

Las redes sociales han supuesto una auténtica revolución en nuestra forma de comunicarnos pero para Irene trajeron algo mucho más importante a su vida: un cambio increíble con el que llevaba años soñando.

Irene nos conoció a través de Facebook y después de ver varios casos de varias pacientes que se habían sometido al aumento de senos decidió que por fin había llegado la hora de cumplir uno de sus mayores deseos. Después de informarse en nuestra página web sobre el tratamiento decidió pasarse por nuestras clínicas para conocer a nuestros cirujanos y resolver todas sus dudas. Cuando tuvo su primera cita y descubrió que la operación era muy sencilla no se lo pensó ni un segundo más.

Gracias a los cuidados de nuestro equipo médico la recuperación de Irene no solo fue muy rápida, sino también completamente indolora y cuando vio el aspecto final de sus senos no podía estar más satisfecha con lo que algo que parece tan nimio como Facebook había traído a su vida.

“Me llamo Irene, tengo 23 años, y me he hecho un aumento de senos con prótesis.

Me ha incluido todo. O sea, todas las visitas, y además yo he sido súper pesada, he llamado a la clínica cuando me han surgido dudas, todos los medicamentos, el sujetador, todo. Todo lo que en cualquier clínica no, no viene.

La clínica la conocí por el Facebook y, a ver, lo que me llamó realmente son los precios que son más asequibles que en el resto de clínicas. Es que me convenció en la primera visita.

Para cualquier chica que dude en hacérselo las animo porque es que no duele, por lo menos a mi no me ha dolido nada. Si te tomas la medicación como te la dicen cada cuatro horas y cada doce el augmentine que no duele nada.”

Irene se ha convertido en otro caso más que mostrar a nuestras futuras pacientes y quizá tú, como ella, también encuentres en nuestras redes sociales tu cambio definitivo de vida.