Balón intragástrico: testimonio

Antes y después del balón gástrico
Tipo de Balón:
6 meses
Edad:
22
Ciudad:
Madrid
Fecha de colocación:
Enero de 2016
Colocación:
15 Minutos
Peso Inicial:
90 Kg
Peso 7 Meses:
70 Kg

Vídeo experiencia de balón intragástrico

Antes y después balón intragástrico

Testimonio de paciente de balón intragástrico

Actualmente en España existen más de 2,8 millones de personas que sufren problemas graves de salud relacionados con el exceso de peso. Acabar con esta enfermedad está en nuestras manos pero sabemos que no es una tarea fácil y que en la mayoría de las ocasiones no es posible sin ayuda de profesionales médicos.

A los 22 años Jenifer pesaba 90kg, su sobrepeso llegó a afectar en su forma de vida y en la manera de relacionarse con su entorno. Desde hace tiempo había intentado perder peso con diferentes dietas y aunque era capaz de bajar algunos kilos siempre acababa por recuperarlos.

Pero un buen día se animó y dijo “hasta aquí”, comenzó a mirar otras opciones y decidió que el balón intragástrico de 6 meses podría ser una buena opción para recuperar su peso ideal. Tanto cambió su vida que incluso acabo de pretendienta en el programa de “Mujeres, Hombres y Viceversa”.

Ahora, por fin, ha conseguido su objetivo, ha perdido más de 20 kilos. Hoy nos cuenta cómo se siente después de esta aventura.

Me llamo Jenifer García González, tengo 22 años y me he hecho el tratamiento del balón intragástrico.

Han pasado 7 meses y he perdido 20 kilos. No me veía bien ya y además también por la salud me dijeron que era conveniente bajar el peso.

Me apoyó sobre todo mi madre, está más contenta casi que yo. Me ayudaron a dar el paso ya que hice mil dietas y no me sirvieron de nada y ahora estoy genial.

A todo el mundo que no se vea bien físicamente y que necesite bajar bastante peso, yo se lo recomendaría.

Tengo 25.000 prendas de ropa y las he tirado a la basura. Ya no la quiero ni ver después de bajar tantas tallas. Yo salía llorando de las tiendas y ahora me vale todo.

Ya no solo ha cambiado su aspecto físico sino que vemos que Jenifer está mucho más feliz y contenta con ella misma. Se ha vuelto una adicta al ejercicio físico y lo mejor nunca más volverá a llorar cuando vaya de compras.