Blefaroplastia Superior Claudio

Blefaroplastia superior pacientes reales
Edad:
49
Ciudad:
Madrid
Zonas:
Superior
Técnica:
Transcutánea
Fecha de intervención:
Julio de 2015
Tiempo:
90 Minutos

Blefaroplastia superior opiniones

Fotos

testimonio

Con el paso de los años es muy común que podamos ver afectadas zonas de nuestro rostro como es el caso de los párpados, modificando por completo nuestra imagen y la expresión de nuestro rostro.

Esto es justo lo que le ocurrió a nuestro paciente Claudio. A sus 49 años sentía que tenía la mirada triste y aparentaba mucho más año de los que realmente tenía, así que un día comenzó a investigar sobre los diferentes tratamientos que existen en el mercado y decidió realizarse una blefaroplastia o, lo que es lo mismo, una cirugía de párpados.

Ahora que ya está completamente recuperado ha decidido contarnos como ha sido su gran experiencia.

Mi nombre es Claudio Datri, tengo 49 años y me he hecho una cirugía de los párpados superiores.

Tenía los párpados demasiado caídos y se me veía como triste. Me veo la vista más alegre, más juvenil y me siento muy bien.

Al conversar con el Doctor Revuelta, que me hizo la intervención, bueno me convencí y lo hice y estoy sumamente contento. El doctor excelente, como persona y como doctor, excelente. Me resolvió todas mis dudas, mis inquietudes, mis miedos que tenía al operarme del postoperatorio y muy bien, me quedé muy tranquilo.

Si te soy sincero me dieron medicamentos pero no me los tomé porque realmente el postoperatorio nada, no tuve ningún dolor ni nada. Me quitaron los puntos a los cinco días de haberme operado y nada, no tuve ningún dolor, nada.

Yo se lo recomendaría a cualquier persona que se quisiera operar los párpados, tanto superiores como inferiores, porque es un cambio que tú te miras al espejo. Te ves mucho más joven y eso es lo que buscaba yo.

Y a parte que yo soy un poco… me gusta verme bien, me gusta cuidarme, entonces me sube más un poquito el ego ¿no?

El cambio es increíble y lo mejor estamos muy contentos de ver lo feliz y joven que se siente nuestro paciente.