Eliminación de lunares con láser antes y después

Antes y Después Lunares con Araceli
Tratamiento:
Eliminación de lunares
Edad:
60
Ciudad:
Madrid
Fecha de intervención:
Mayo de 2016
Tiempo:
10 minutos

Vídeo resultados eliminación de lunares con láser

Fotos antes y después eliminación de lunares con láser

Testimonio de paciente de eliminación de lunares con láser

Los lunares o las cicatrices son marcas que aparecen en nuestro cuerpo y que nos pueden acompañar durante toda nuestra vida. Muchos de nuestros pacientes deciden eliminarlos más que por un problema de salud por un problema estético, ya que en ocasiones nos hacen sentirnos más mayores de lo que verdaderamente somos.

Aunque son muchos los tratamientos de medicina estética para solucionar este problema, el Láser Fráxel Dual se ha convertido en uno de los más demandados entre nuestros pacientes, entre ellos por Araceli.

A sus 60 años Araceli tenía un gran complejo en la zona superior de su labio, había una verruga que le hacía sentirse mucho más de lo que era y aunque no le afectaba para nada en su vida diaria, si que había hecho que ella no le gustará mirarse al espejo. Pero eso se acabó y todo gracias al tratamiento láser.

Me llamo Araceli Cañizares, tengo 60 años, y lo que me hizo el Doctor Orlando, fue quitarme un lunar que tenía bastante gordito.

Para mí una verruga hace tener más edad. Me veía muy mal, en el sitio donde estaba. Tenía ya ganas de quitármelo, vine a preguntar y el Doctor Orlando me dio confianza y dije: «Pues adelante, a quitarme ese complejo de verme el lunar tan grande».

Me lo notan bastante, se alegran. No le dije nada a nadie, fue una sorpresa . No me lo pensé. Me lo quitaron y cuando llegué, pues me vieron ya con la cara limpia.

Yo no dije nada en el trabajo, entonces, llegué a los pocos días y me decían: «¿Te has hecho algo Araceli? Pareces más cambiada».

Yo les dejaba hablar a ver que decían. Y al cabo de dos o tres días, una de ellas, fue la que me dijo: «Tú te has hecho algo en la cara». Para mí, me han quitado años.

Como habéis podido ver nuestra amiga Araceli se encuentra encantada con ella misma, no para de sonreír y está encantada de que todo el mundo le diga lo guapa que está.

Otros testimonios