Lipoescultura completa Ronirys

Lipoescultura completa
Zonas:
Abdomen, flancos, muslos y espalda
Edad:
27
Ciudad:
Madrid
Fecha de intervención:
Marzo de 2014
Tiempo:
3 Horas y media
Grasa Extraida:
4000 c.c.

Ronirys no estaba agusto con su cuerpo, y finalmente se decidió a realizarse una lipoescultura completa. Esto le cambio su vida, está encantada con su nuevo cuerpo.

Vídeo

Testimonio

Ronirys tenía claro que quería remodelar su figura pero no sabía exactamente cuál era el tratamiento más adecuado para ella por lo que acudió a nuestras clínicas en busca del asesoramiento de nuestros cirujanos que le recomendaron realizarse una lipoescultura.

El equipo de enfermeras encandiló a Ronirys pero el que realmente acabó por conquistarla fue uno de los miembros de nuestro equipo de cirujanos con el que tuvo una conexión inmediata. En tan solo unos minutos nuestro doctor captó cuáles eran las aspiraciones y deseos de Ronirys y supo exactamente qué resultados esperaba del paso por nuestros quirófanos.

Después de indicarle que las zonas que debería intervenirse eran tripa, piernas y espalda Ronirys reservó un día en la agenda del doctor; un día que le cambió la vida para siempre.

“Tengo 27 años, me hice una lipoescultura completa. Estaba horrible, tenía todo pegado. No estaba definida en ningún lado.

Desde el principio con la misma faja te lo notas, porque yo intentaba tocarme, mirarme y esa grasa no está. Yo no estuve ni un día ingresada, me operaron ese mismo día, tuve ese día de reposo y al otro día empecé a trabajar.

La enfermera encantadora y el cirujano bua ya… ¡Lo máximo!. El directamente te dijo: ¿Qué te quieres hacer?, ¿Cómo te quieres ver? Yo le expliqué me quería ver de todos los lados porque en realidad de todos los lados estaba gorda. Y ya él me dijo: no, si sólo necesitas: la tripa, las piernas y la espalda. O sea, él mismo me dijo lo que necesitaba.

Es que te mejora todo, la vida, cambias todo.

No se lo piensen, la verdad, que vengan corriendo porque es que es lo mejor.”

La impaciencia de Ronirys por ver los resultados estaba más que justificada, puesto que incluso con la faja del posperatorio ya veía que su cuerpo iba a tener una forma completamente diferente a la anterior: definida y estilizada. Cuando Ronirys vio su nueva figura, definitivamente se dio cuenta de que había tomado la decisión correcta confiando en nuestros cirujanos.