Lipoláser: opiniones y resultados

Tratamiento:
Lipoláser
Edad:
60
Ciudad:
Madrid
Fecha de intervención:
Diciembre de 2016
Tiempo:
1 hora

Vídeo resultados lipoláser

Manuela lo tenía claro: su acumulación de grasa en las piernas no se iba a ir ni con dieta ni con ejercicio. Esas soluciones ya las había probado millones de veces y nunca llegaron a conseguir esos resultados que ella tanto ansiaba. Acudió a nuestras clínicas buscando la clave para poder eliminar los cúmulos de lípidos de forma rápida y eficaz y encontró a su aliado perfecto: el lipoláser. Por fin Manuela podía volver a presumir de piernas y hacerlo llena de orgullo.

Testimonio de paciente de lipoláser

Me llamo Manuela. Tengo 60 años. Después de mucho pensarlo, ya que toda la vida he estado haciendo dietas y, la verdad, es que cuando hay una zona de grasa acumulada no se quita con ninguna dieta. Y ya después de mucho mirar en algunas clínicas me decidí por la liposucción.

Cuando llegué aquí fue cuando me despejaron todas las dudas puesto que con mi edad una liposucción no era recomendable. Era mejor el lipoláser por la cuestión de la flacidez y tal.

Mi trabajo es de cara al público y, bueno, al final estoy en el mundo de la estética y es muy importante. Y luego la parte personal también, hombre… tu autoestima sube cuando te ves mejor. Indudablemente, pero eso nos hagamos los tratamientos que nos hagamos. El verte tú bien es fundamental.

Además, es que lo bueno que tiene cuando das con buenos profesionales, te despejan todo tipo de dudas. No te dicen: “Te vas a quedar estupenda.” Porque ni puede ser todo como tú quieres y te tienes que ajustar a una realidad. Aquí lo que me gustó fue eso. El doctor en todo momento me dijo lo que me iba a hacer, cómo me iba a quedar y lo que se podía hacer. Y lo que no se podía hacer también. Eso fue lo que más me gustó y lo que más me decidió a hacerme aquí el lipoláser.

La experiencia aquí ha sido fantástica. Muy a gusto, con un trato muy agradable en todo. Desde que entras por la puerta de la clínica hasta que sales, eso lo tengo que decir. De hecho, es que han venido ya tres amigas mías y espero que no sean las últimas.