Liposucción de abdomen Susana

Liposucción de abdomen antes y después
Zonas:
Abdomen, rodillas y muslos
Edad:
41
Ciudad:
Madrid
Fecha de intervención:
Diciembre de 2013
Tiempo:
3 Horas
Grasa Extraida:
2700 c.c.

Susana ha venido a realizarse una liposucción de abdomen y una lipotransferencia a glúteos. Ha perdido una talla de pantalón y se ve estupenda.

Vídeo

Testimonio

Susana decidió remodelar su figura entera realizándose liposucciones en varias zonas de su cuerpo, concretamente en abdomen, rodillas, muslos y una lipotransferencia a sus glúteos. Gracias a esta reforma integral, consiguió un cuerpazo y a sus 41 años puede presumir de lucir una talla 38.

Después de recuperarse y cuando bajó la hinchazón de la operación, se dio cuenta de que había tomado la mejor decisión de su vida y ahora presume delante de sus seres queridos de todo lo que ha ganado con el tratamiento, pese a que al principio dudó a la hora de dar el paso.

Susana aprovechó las ventajas de nuestras ofertas y cuando encontró un presupuesto adecuado a sus necesidades, no lo pensó ni un segundo más: había encontrado la clínica perfecta, nos había encontrado a nosotros.

«Me llamo Susana, tengo 41 años, me he hecho liposucciones en varias zonas: abdomen, las rodillas, cara interna del muslo y lipotransferencia a glúteos. Y desde el primer día además a pesar del hinchazón he notado siempre los resultados, a la semana ya había reducido una talla y la verdad que estoy contentísima, tanto como en el trato en quirófano como en las revisiones y con los resultados, por supuesto.

– ¿Qué te incluía el tratamiento?

Todo, los antibióticos de los primeros días, las revisiones posteriores, la anestesia… Todo, todo. Fue una buena oportunidad, pille una buena oferta y por eso me decidí también. Yo por ese miedo que tenía, por ejemplo volvería a hacerlo.

Incluso la gente que no lo sabe: «¡Con 41 años que guapa estás, que delgadita!» y tú: «¡Bien!».

Feliz de la vida con mi 38 de pantalón.»

Susana lo tiene claro: volvería a someterse a esta operación una y mil veces, puesto que la satisfacción que ha obtenido después de hacerlo es incuantificable a nivel emocional, aunque a simple vista ya se vea que el cambio ha sido espectacular.