Liposucción y mastopexia Daniela

Testimonio de mastopexia y liposucción
Edad:
45
Ciudad:
Madrid
Liposucción:
Abdomen y flancos
Grasa Extraida:
1200 c.c.
Mastopexia:
En T
Fecha de intervención:
Marzo de 2014

Con el tratamiento de liposucción, Daniela ha conseguido reducir dos tallas de ropa eliminando grasa del abdomen y de los flancos y gracias a la mastopexia ha conseguido eliminar el dolor de espalda y el gran complejo que le ocasionaba tener los pechos caídos.

Vídeo

Imágenes

Testimonio de liposucción y mastopexia

Con 45 años, Daniela decidió tomar una de las mejores decisiones de su vida, según sus propias palabras. Se sometió a un doble tratamiento que permitió que luciera una figura de 10: una mastopexia y una liposucción.

Gracias a estas intervenciones consiguió el cuerpo con el que siempre había soñado y bajó 2 tallas. La edad no es un impedimento para someterse a estos tratamientos y además, lo importante es sentirse cómodo con uno mismo, independientemente de los años que se tengan.

Sabía que el momento era ahora y que ya era hora de darse un buen homenaje, por lo que decidió acudir a nuestras clínicas.

“Me llamo Daniela Motorga, tengo 45 años y me he hecho una liposucción de abdomen y flancos y una mastopexia con aumento.

Quise hacerme el tratamiento primero porque tenía dolores de espalda por culpa del pecho y luego también era como un complejo. Tuve tres embarazos y me quedé con bastante tripa y luego el pecho también y era como puff, no quiero quedarme así 20 años más.

El cambio con la ropa fue tremendo, porque yo antes de la operación tenía una talla 42 y ahora uso una 38, entonces estoy muy contenta.

Cuando lo conocí al Doctor Menéndez me pareció una persona que inspiraba confianza y que sabía lo que hacía.

Mi marido me apoyó y mi familia, todos, bueno mis hijas también me dijeron: “Hazlo porque es tu cuerpo y tienes que sentirte bien” y entonces, pues nada, seguí adelante.

Me siento mejor así, así que animo a toda la gente que quiera hacerlo que lo haga porque es estupendo.

Daniela recibió además el apoyo de toda su familia, lo que le animó más a someterse a la intervención que ya le ha devuelto la sonrisa y también a los suyos, puesto que todos están más que contentos de poder volver a ver feliz a una mujer que siempre lo ha dado todo por ellos.

Otros testimonios