Manga Gástrica | Testimonio y Antes y Después

Testimonio Manga Gástrica - Unidad de Obesidad
Edad:
30
Ciudad:
Madrid
Fecha de intervención:
Mayo de 2017
Peso Inicial:
112 Kg
Peso 3 meses:
83,5 Kg
Peso 6 meses:
76 kg

Vídeo Manga Gástrica 6 meses después

Testimonio de paciente de Manga Gástrica 6 meses después

Sara es uno de esos casos que nunca nos cansaremos de repasar. Cuando vino a nuestras clínicas se mostraba cansada. Su estado de salud no era el mejor y todo se debía a que desde hacía años padecía obesidad y no había encontrado la forma definitiva para deshacerse de ella.

Después de someterse a una intervención de manga gástrica, consiguió cambiar por completo su vida y ahora es una persona nueva y sobre todo ¡sana!

“Me llamo Sara y me operé de manga gástrica hace seis meses. Pesaba 143 kilos, baje a unos 117 más o menos y ya tomé la decisión de operarme porque llevaba ya una vida medio sana y necesitaba ese empujón para poder seguir cuidándome.

Empecé a engordar a partir de los 18 años que fue cuando me fui de mi casa, me independicé y descuidé mi alimentación, los descansos, dejé de hacer ejercicio, etc. Entonces engordé bastante. Mis amigas y mi familia, sobre todo mis amigas que es con quien más tiempo paso, me decían que tenía que hacer algo. Pero hasta que no me vi en una foto, hace cuatro años en un cumpleaños, no me di cuenta de cómo estaba. No era consciente de cómo estaba porque no podía ni subir unas escaleras.

Desde la intervención, que fue pasar una mala noche y ya está, al día siguiente ya estaba andando, hasta hoy, es verdad que tienes muchos altibajos a nivel emocional porque el cuerpo va mucho más deprisa que la cabeza. Pero si tienes tu decisión tomada y lo tienes claro, realmente es muy bueno, porque tienes nutricionistas que te siguen, médicos, analíticas y todo está muy controlado. A mí me supuso esto, que estoy feliz.

Este es el pantalón que usaba justo antes de operarme, talla 50, y esto es lo que uso ahora después de 6 meses, que es la talla 38. Esta es la diferencia.

Yo he llorado viéndome al espejo. He llorado porque no me conocía y nunca pensé que pudiera estar así. Así que la única persona que no ha confiado en mí hasta ahora he sido yo. La verdad es que he tenido mucho apoyo. Todo el mundo siempre me ha animado a mejorar y a estar bien de salud. Nunca hubiera pensado estar, ya no es físicamente que me vea bien o mal si no con un físico saludable.

Antes para merendar me podía comer medio bizcocho como este. Y este es casero pero me podía tomar seis donuts perfectamente. Y ahora con medio plátano es suficiente.

Es muy importante aceptarse uno mismo. Pero también es importante entender, nosotros que lo pasamos y la gente que tenemos a nuestro alrededor con el mismo problema, que la obesidad es una enfermedad. Y es una enfermedad mortal. Así que si queréis cambiar vuestras vidas y ayudaros a vosotros mismos y a los demás, tomar decisiones. Bien sea empezar con constancia y saber que el cambio no solo es “me opero y punto” si no que requiere un esfuerzo previo y posterior, tanto en la alimentación como en el cambio de hábitos, hacer ejercicio, etc.

Así que si queréis cambiar vuestras vidas, ya lo veis.”

Quizá el testimonio de Sara sea un empujoncito más para que, por fin, tomes esa decisión a la que llevas tiempo dándole vueltas. Recuerda que estamos aquí para ayudarte y para resolver todas tus dudas porque ¡tu salud es lo primero!