Mastopexia y Abdominoplastia: testimonio antes y después

Antes y después mastopexia y abdominoplastia
Tratamientos:
Abdominoplastia y Mastopexia
Mastopexia:
Periareolar sin implantes
Abdominoplastia:
Grado I
Fecha de intervención:
Diciembre de 2015

Vídeo mastopexia y abdominoplastia

Fotos antes y depués

Testimonios mastopexia y abdominoplastia

Si hay algo que tenemos que cuidar toda la vida es a las amigas. Y de eso saben muy bien estas dos pacientes, María y Concepción.

Hace muchos años que son amigas y donde va una acaba yendo la otra, son uno de sus grandes pilares y apoyo, y gracias a eso han conseguido cumplir sus sueños, recuperar la firmeza de su pecho y su abdomen. Con los cuidados de una a la otra, ambas han conseguido recuperarse al 100% de sus tratamientos. Ahora nos cuentan, felices y contentas, la maravillosa historia que han vivido junto a nuestro equipo.

María: Las dos vinimos, ella fue quien me cuidó, pero a la vez viendo el resultado que yo tuve ella se animó rápidamente y por eso vinimos las dos para hacernos una abdominoplastia y una mastopexia. Estamos encantadas las dos con el doctor Revuelta.

Concepción: Además el doctor te lo hace tan sencillo y tan bien hecho y, luego, es un gran profesional. Para mí ya es como si fuera alguien de mi familia. Además antes yo no me encontraba bien y ahora me pongo en bikini y soy feliz y eso es lo que me interesa. Ya sabéis que las mujeres somos muy coquetas y que nos preocupa mucho la estética, a mí por lo menos, yo me quiero ver divina de la muerte.

María: Me hacía ser mucho más patosa a la hora de moverme y tener que ir con un bastón incluso por esa dificultad.

Concepción: Ha vuelto a vivir porque eso le condenaba, ella no se podía poner bikini, no se sentía bien y la verdad es que ha sido una gran alegría verla así otra vez.

María: Ya no solo a nivel de salud sino a nivel físico, que me encuentro con mucha fuerza y con muchas ganas de seguir viviendo y estar así como estoy.

Concepción: Yo le llamo mi amiga «la silfi», porque ha quedado de miedo.

Como bien dice Concepción, están las dos divinas de la muerte. No sólo han conseguido eliminar la grasa de su zona abdominal, sino que han recuperado esa alegría y ganas de seguir compartiendo grandes momentos, como éste, juntas. Ahora sólo esperamos que sigan luciendo cuerpazo como solo ellas dos saben.

Otros testimonios