Mastopexia y reducción de pecho Larisa

mastopexia y reducción
Edad:
24
Ciudad:
Madrid
Tiempo:
3 horas
Tipo de incisión:
Submamario
Talla inicial:
115C
Talla final:
95C

Larisa ha acudido a nuestras clínicas especializas en cirugía estética para someterse a una intervención de mastopexia y reducción de pecho.

Vídeo

Fotos de mastopexia y reducción de pecho

Testimonio

Cuando cumplió los 18 años, Larisa se acercó a nuestras clínicas e hizo lo que llevaba años soñando hacer: una mastopexia y reducción de pecho. Este tratamiento permite elevar el pecho y devolverle un aspecto turgente que Larisa había perdido debido a sus cambios de peso.

En menos de una semana, Larisa ya había recuperado su rutina habitual ya que al seguir las indicaciones dadas por nuestro equipo de cirujanos no había sentido molestias y la recuperación había sido óptima.

Su edad nunca fue un impedimento para tomar la decisión, aunque el entorno de Larisa consideraban que era pronto, nuestros cirujanos tuvieron siempre en cuenta la fisionomía y el desarrollo del cuerpo de Larisa para que todo el proceso funcionara a la perfección.

“Me llamo Larisa, tengo 18 años, me he hecho una mastopexia porque hace ya varios años que me lo quería hacer y decidí… decidí hacérmela.

Me decían que a mi edad cómo me iba a hacer una operación, que iba a ser malo, pero la verdad es que ha salido super bien, estoy super contenta.

La medicación ha sido durante cinco días, me ha ido muy bien, la postoperación bastante bien, me he recuperado bastante rápido, he podido volver a hacer mi vida a la semana, antes, antes de la semana. No he ido a trabajar dos días, nada más.

Recomendaría la Clínica Diego de León porque hay muy buenas personas, te recomiendan las cosas bien, te las explican bien y yo estoy muy contenta, la operación ha ido muy bien. Ha sido un trato muy bueno, me lo han explicado todo muy bien. Y se lo recomendaría a la gente. Sí.”

Larisa le recomendaría a la gente nuestras clínicas sin dudarlo y es que no hay mejor recomendación que la que pueden hacernos nuestros pacientes a los que siempre mimamos y cuidamos haciéndoles pasar a formar parte de esta gran familia que son las Clínicas Diego de León.

Otros testimonios