Otoplastia: operación de orejas Daniel

Operación de orejas experiencia
Tratamiento:
Otoplastia Bilateral
Edad:
26
Ciudad:
Madrid
Fecha de intervención:
Marzo de 2014
Tiempo:
85 Minutos

Daniel se hizo una Otoplastia y gracias a ello ha superado su complejo. La operación de orejas le ha significado mucho en el trabajo y vida social, está muy contento con el cambio.

Vídeo

Fotos operación de orejas

Testimonio

Daniel es otro más de nuestros pacientes satisfechos. Como la mayoría de hombres que pasan por manos de nuestros cirujanos, tenía un enorme complejo con sus orejas. Al sobresalir no se gustaba cuando se miraba al espejo y esto condicionaba su día a día.

La otoplastia de Daniel ha sido un antes y un después en su vida. Para Daniel esta intervención no solo ha supuesto un gran cambio estético sino también personal puesto que ha significado una revolución en su forma de relacionarse con la gente e incluso como él afirma, de buscar trabajo puesto que la seguridad que ha ganado en sí mismo ha hecho que enfrente de la vida de una forma completamente distinta a como la hacía antes de la otoplastia.

“Bueno soy Daniel Ceballos, me he hecho una operación de orejas, tengo 27 años y, la verdad, pues que estoy super contentísimo. Yo creo que los resultados son evidentes.

No me gustaba, me veía mal y, las fotos siempre intentaba salir de perfil.

A la hora de relacionarte con la gente, de buscar trabajo… Para mí la verdad que ha significado un montón. A la hora de las fotos, de todo, la verdad que estupendo. Muy contento, muy contento. Se lo recomiendo a cualquiera.

Y además que mira, hay facilidades, se puede pagar poco a poco o sea que también es una gran opción para el que no pueda pagarlo de golpe.

Clínicas Diego de León, sin duda tu mejor opción. Has visto lo que me he aprendido de camino, ¿no?.”

Bien lo dice Daniel: Clínicas Diego de León sin duda tu mejor opción y si para él lo fuimos ¿por qué no serlo para ti? Recuerda que cualquiera de tus complejos tiene solución, déjate guiar por nuestro equipo médico y como Daniel, dale un giro de 180 grados a tu vida.