Quitar lunares antes y después Brenda

Quitar Lunares antes y después
Ciudad:
Madrid
Tratamiento:
Eliminación de Lunares
Fecha de intervención:
Septiembre de 2015
Sesiones:
1
Tiempo:
60 Minutos

Vídeo

Fotos Quitar lunares antes y después

Testimonio

Tener en nuestra piel algún que otro lunar es mucho más común de lo que a priori puede parecer con total independencia de nuestro tipo de piel y raza. Pueden aparecer a lo largo de nuestra vida y podemos encontrarlos en cualquier parte del cuerpo.

Aunque a priori no son nada peligrosos, los dermatólogos advierten de la necesidad de cuidar los lunares y tenerlos vigilados, ya que existen muchas posibilidades de que pueda cambiar de color o de tamaño y afectar a nuestro organismo.

En algunas ocasiones y según el tamaño y la zona donde se encuentre es posible que se baraje la posibilidad de eliminarlo para intentar reducir las posibilidades de padecer algún tipo de enfermedad, así como el problema estético que pueda ocasionar. Estos fueron los principales motivos que  provocaron que nuestra paciente Brenda diera el paso y se decidiera a entrar en el quirófano para eliminar un lunar que tenía en el rostro con una nueva cirugía.

Ahora tras su recuperación nos cuenta lo feliz que se encuentra con ella misma.

Me llamo Brenda, tengo 23 años, me hice una cirugía en un lunar el cual he quedado muy satisfecha, muy bien. Llegó un punto en el que dije, ya me quiero quitar el lunar, siempre me aceptaba tal como era, pero del todo no. Pero al final decidí que me lo iba a quitar y me lo quité.

Definitivamente me veo otra persona, me siento mejor conmigo misma, y fenomenal.

El Doctor fue Revuelta. En el momento que entré en la clínica me inspiró mucha confianza, la forma en cómo me trató, como me explicó la cirugía, como iba a realizarse, y no me lo pensé, directamente dije, vale, me opero. Así que puse fecha y me operé.

Es muy sencillo, no me dolió, muy rápido, pensé que iba a tardar más, pero no.

Si alguna persona tiene un lunar en la cara, que le acompleje, pues que no se lo piense y que se lo quite, es lo mejor que puede hacer. Emocionalmente y físicamente está muy bien.

El mismo día que vine, el mismo día que puse cita para la cirugía.”

Seguro que si Brenda hubiera conocido el resultado final hubiera decidido dar el paso mucho antes, pero gracias a su testimonio y a su gran cirugía seguro que podrá ayudar a muchas pacientes que como ella tienen la incertidumbre ante esta cirugía.

Otros testimonios