Mamá, es hora de recuperar tu figura

Querida mamá, enhorabuena por tu reciente maternidad. Ha tenido que ser una experiencia increíble la que has experimentado durante el embarazo al llevar dentro de ti a tu bebé. Es ahora cuando comienza una nueva etapa en tu vida. Durante estos nueves meses, tu cuerpo se ha visto sometida a continuos cambios hormonales a los que no estaba acostumbrado. Probablemente, se vayan a prolongar en tu metabolismo hasta después de la época de la lactancia y puede que continúen unos unos meses después. No te preocupes, es muy habitual estos cambios en tu figura.

Debes tomar medidas para poder volver a tu peso de antes. Os suelen indicar que es necesario retomar unos hábitos saludables de alimentación tras dar a luz, pero puede ocurrir que una dieta estricta y ejercicio no sea suficiente para que recuperar tu espléndida figura.

Hay otras opciones para que lo logres y, así definitivamente, te puedas sentir a gusto con tu cuerpo.

Alternativas para recuperar tu figura

Nuestro cuerpo se ha visto influenciado por el aumento de peso durante el período del embarazo. Las zonas más proclives a sufrir transformaciones durante este período son el abdomen, el pecho y las piernas.

Es muy habitual la aparición de la flacidez en el área abdominal y la retención de líquidos en los cuerpos de las nuevas mamás. La cirugía más recomendada para solucionar este problema es la abdominoplastia. De esta forma, se va a poder devolver al abdomen la firmeza que tenía antes y eliminar esos cúmulos de grasa que se hayan podido localizar en esa zona.

Los efectos de este tratamiento se pueden apreciar realmente unos meses después de la cirugía. El 98% de las mujeres que se han sometido a esa intervención quedan satisfechas tras eliminar la flacidez y la piel que les sobraba tras dar a luz.

Tratamiento de mastopexia para después del parto

A estas nuevas mamás también se les aconseja que se realicen una mastopexia o elevación de senos, de esta manera se va a lograr reconstruir el volumen y la firmeza que tenían en el pecho antes del embarazo. Se trata de una cirugía estética que permite a la paciente realzar las mamas y colocarlas en la posición que se encontraban inicialmente con un aspecto renovado, muy juvenil y sensual.

Durante el postoperatorio de esta operación, la recién estrenada mamá deberá usar diariamente un sujetador especial durante un mes. De esta manera, se va a asegurar de conseguir una correcta modelación del pecho y la perfección deseada.

Los médicos siempre aconsejan a las recientes mamás que esperen seis meses después de dar a luz para realizarse estas dos cirugías. Se trata de un período de tiempo suficiente para que los órganos, como el útero, la piel y el tejido graso se desinflamen y no haya ninguna complicación durante la intervención.

Promociones especiales para madres