Entrevista con los cirujanos de Clínicas Diego de León

Un café con…el Doctor Durán, cirujano bariátrico

Actualmente el 13% de la población mundial se encuentra ante un grave problema de peso, lo que significa que más de 641 millones de personas en el mundo (de los 7.300 millones que habitan en él) sufren sobrepeso u obesidad.

En el caso de España las cifras no distan mucho de los niveles mundiales,  según los últimos datos del Estudio Nutricional de la Población  Española casi el 40% de la población adulta, entre los 25 y los 64 años, se encuentra en situación de sobrepeso, llegando ya a superar incluso el 20% de la población con problemas de obesidad.

Instituciones como Universidades o centros científicos junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) trabajan diariamente, ofreciendo este tipo de datos, con el único fin de concienciar a la población de los problemas a los que nos enfrentamos. Y es que por primera vez en la historia de la humanidad, hay más personas con exceso de peso que en situación de desnutrición.

La obesidad ya no es solo una cuestión de estado en los países desarrollos, sino que se ha llegado a extender a aquellas economías emergentes, fruto de los aspectos económicos y sociales que padece la población. No debemos olvidar que las normas sociales y culturales impactan fundamentalmente sobre el avance de la obesidad, los últimos estudios han indicado que el grupo de personas con quien comemos o nos relacionamos producen un alto impacto en nuestra alimentación, llegando a crear un «entorno obesogénico» que aumenta y propicia el avance de la obesidad.

Aunque son muchos los avances que se han ido realizando para conseguir luchar contra esta nueva enfermedad, todavía necesitamos seguir investigando para poder evitar que se convierta en una epidemia mundial.  La cirugía bariátrica se ha convertido en un gran referente para frenar y eliminar esta enfermedad, métodos como la Manga Gástrica y el ByPass Gástrico consiguen solucionar la vida de personas en situación de obesidad mórbida y extrema, y otros como el Balón Intragástrico y el POSE, que ayudan a corregir los hábitos alimenticios más dañinos para la salud, previniendo así estados de obesidad más avanzados. Aún así son muchas las cuestiones que los pacientes se suelen hacer antes de comenzar con un tratamiento de estas características.

Entrevista con el Doctor Durán, cirujano bariátrico
Entrevista con el Doctor Durán, especialista en cirugía bariátrica.

Con más de 600 intervenciones quirúrgicas a sus espaldas año tras año, el Doctor Carlos Durán es el cirujano especializado en los tratamientos de cirugía bariátrica que se llevan diariamente en nuestra clínica. Especializado en Cirugía General y en el Aparato Digestivo y Cirugía Laparoscópica se sienta con nosotros para tratar la enfermedad del siglo XXI desde otro punto de vista, las dudas que le surgen al paciente antes, durante y después de su tratamiento y, por lo tanto, de su cambio de vida.

A partir de qué edad es recomendable realizarse este tipo de tratamientos?

Es verdad que cada vez nos encontramos con pacientes con edades más tempranas que tienen un problema severo de obesidad, sus familiares están desesperados por cambiar su forma y estilo de vida y recurren a la cirugía como la única opción. Con todo ello aún lo recomendable y apto es a partir de los 18-20 años, cuando la persona ya está más preparada para asumir las responsabilidades posteriores de este tipo de tratamientos.

En pacientes adolescentes solemos realizar un estudio previo y, en casos muy concretos, se puede valorar la cirugía, si no damos unas pautas de recomendación  tanto para el paciente como para la familia y procurar que la enfermedad no vaya a más y, por lo tanto, en el futuro podamos controlarlo sin problemas con la cirugía.

Cuáles son los principales miedos que tienen los pacientes ante una cirugía bariátrica?

Es normal que los pacientes tengan miedo antes de entrar a un quirófano, nunca es una situación agradable, pero en el caso de la cirugía bariátrica son muchas las dudas que se crean alrededor de este tratamiento, la información que nos llega sobre estas técnicas son muy escasas, muchas veces con connotaciones negativas y siempre se quiere estar seguro de lo que uno va a hacer.

Sin embargo, suelen ser tres los miedos que siempre localizamos en los pacientes: la anestesia general, la intervención y la recuperación del peso perdido una vez que haya terminado el tratamiento.

Para ello, explicamos paso a paso a la persona en qué consiste la intervención quirúrgica, de tal manera que conozcan cada uno de los pasos que solemos hacer durante un poquito más de 2 horas de cirugía, así como  el papel que el anestesista realiza junto a nosotros.

Con referencia a la recuperación del peso, una vez que finalice el tratamiento, indicamos que el índice de éxito es muy elevado si seguimos las pautas de alimentación que el equipo de nutrición realiza durante el proceso.  Si logramos modificar nuestro habito de alimentación y estilo de vida, siguiendo los consejos que le iremos dando durante todo tiempo que el paciente está con nosotros, la posibilidad de recuperar el peso perdido será baja. Los fracasos se debe en su mayoría a que el paciente no ha sido capaz de cumplir con las “instrucciones dietéticas y de aumento de la actividad fisica” ofrecidas por los especialistas.

Gracias a la cirugía bariátrica conseguimos ayudar a poder modificar nuestros hábitos saludables, ya que tendremos menos apetito y nos saciamos antes eliminando parte de la ansiedad que podemos tener por la comida.  Asimismo, al perder peso, mejorara nuestra capacidad física, disminuye el dolor articular y mejora la autoestima, todo ello nos facilita poder mas ejercicio Es de vital importancia el seguimiento que el equipo de nutrición realiza durante todo el proceso, no es una cuestión de realizar una dieta constante sino un buen plan de alimentación saludable que nos enseñe a comer  junto a una vida activa.

La diferencia entre una persona obesa y no obesa se basa en la calidad de la alimentación y el tipo de vida que realiza diariamente. Lograr un equilibrio entre calorías ingeridas y gastadas, por ello, si cambia su estilo e vida estamos seguros que el paciente mantendrá su peso estable después de la cirugía.

Qué papel juegan los diferentes especialistas durante todo este proceso? 

En cualquier cirugía bariátrica el papel de los especialistas es fundamental: médicos, nutricionistas, psicólogos, asesores deportivos y, por supuesto,  cirujanos forman el equipo necesario para que todo el tratamiento sea efectivo al 100%, consiguiendo así que el paciente pierda la mayor cantidad de peso posible.

Gracias a todo el personal que trabaja con el paciente somos capaces de descartar enfermedades previas que pueda tener y conocer bien el grado de ansiedad y trastorno alimenticio.  El buen conocimiento del paciente y por así decir “sus debilidades”, nos ayudara a personalizar el tratamiento y consejos posteriores a la intervención para hacerle al paciente mas fácil lograr su objetivo final de eliminar su problema de peso y mejorar  su estado físico y emocional.

El problema de las contraindicaciones

Para saber si una persona es apta o no para este tipo de tratamientos es necesario realizar un estudio clínico previo, como es normal hay contraindicaciones de carácter absoluto como trastornos de conducta alimenticia (Bulimia, Anorexia, Sd de Atracón), enfermedades psiquiátricas, factores socio culturales, algunas enfermedades metabólicas. Asi como otras de carácter relativas como puedan ser, algunas enfermedades metabólicas (Diabetes, Hipotiroidismo) cardíacas, pulmonares, tumorales etc, hasta que no estén controladas. Una vez estén controladas, aumenta la indicación del tratamiento de la Obesidad, pues suele ser la causa de las mismas.

Es probable que tenga un exceso de piel después de perder tantos kilos?

Dependiendo de la edad de los pacientes y del grado de sobrepeso, podremos tener más exceso de piel sobrante o no.  Solo una vez que termine el proceso de pérdida de peso, generalmente entre año y medio o dos años,  podremos valorar nuestro estado y plantear si es necesaria una corrección quirúrgica de la piel sobrante. Si desde el inicio del tratamiento comenzamos con ejercicios constantes de tonificación es probable que las secuelas estéticas disminuyan y no sea necesario recurrir a otro tipo de cirugías.

Este tipo de cirugías suele ser más frecuente en mujeres que en hombres, ya que el grado de complejo es mucho más alto al haber perdido tanto peso y necesitan sentirse bien con su cuerpo, es más por una cuestión de estética que de salud.

A partir de qué mes podemos ver los resultados? 

No debemos olvidar que es un proceso que dura entre 12 y 18 meses. Durante los tres primeros meses habrá una perdida de peso mas marcada, notando una buena disminución de volumen,  a partir del tercer mes, la perdida de peso se ira estabilizando, pero persistirá la perdida de volumen, iremos notando como la ropa nos queda grande casi de mes en mes hasta pasado este primer año en que estemos ya próximos a nuestro peso final.

Durante este periodo, el ejercicio ayudara a tonificar nuestra musculatura y mejorar la perdida de volumen corporal

Por qué es necesario recurrir a la cirugía? 

La obesidad tenemos que tratarla como una ENFERMEDAD CRÓNICA, la mayor parte de los pacientes que vemos, ya han hecho múltiples dietas, han intentado otros métodos pero no han sido lo esperado.  Si entendemos que la obesidad es una enfermedad “crónica”, el tratamiento que debemos proponer a los pacientes, tiene que ser duradero en el tiempo.

Por lo tanto, si estamos ante un paciente que padece la obesidad desde hace varios años y ha fracasado tras múltiples intentos de dieta, como especialistas debemos ofrecerles un tratamiento e insistir en la necesidad de mantener un hábito saludable de alimentación y estilo de vida.

Es verdad que la obesidad puede ser una cuestión de genética?

Son muchos los estudios que se han realizado para relacionar la obesidad, con algún factor genético hereditario. A día de hoy no hay datos fiables que puedan verificar esta realidad.  Siendo verdad que hay familias obesas, esto en parte esta muy influenciado por los malos hábitos de alimentación de los padres hacia los hijos, parece mas un factor social que genético.

La obesidad es una epidemia que esta relacionada con el progreso y el bienestar social. Ejerce una gran influencia en su expansión la vida sedentaria de los jóvenes y sus malos hábitos de alimentación, por ejemplo la comida rápida o la precocinada. Educando a los adolescentes y fomentando la actividad física en los colegios, es posible que logremos minimizar la expansión de esta epidemia.

Cuál es el principal motivo para comenzar con este tratamiento? 

Como hemos dicho antes la obesidad tiene que entenderse y tratarse como una enfermedad de carácter crónico, una enfermedad que a largo plazo deriva en otra serie de problemas graves como pueden ser problemas cardiovasculares, hipertensión arterial, respiratorios, la aparición de diabetes, cierto tipo de tumores (Mama, Colon) etc.

Además los últimos estudios han revelado que a largo plazo desciende la esperanza de vida, aumentando así la tasa de mortalidad en pacientes.

Por lo tanto, comenzar con un tratamiento de la Obesidad será el inicio de una mejora en la calidad y la esperanza de vida . No tenemos que ver estas técnicas como meras cuestiones de estética, porque en ningún caso lo son, son cuestiones de salud, de personas que puedan andar más de 1 hora sin fatigarse, que dejen en muchos casos la medicación crónica que toman (antidiabéticos, antihipertensivos, para el colesterol etc) que puedan sentirse más ligeras a la hora de hacer sus actividades diarias y, en definitiva, que se sienten a gusto  y felices con ellos mismos, dejando atrás muchos de sus complejos y enfermedades.