Cirugía plástica en invierno

Cirugía plástica, ¿es mejor en invierno?

Saber elegir el momento adecuado para iniciar los tratamientos de medicina estética y cirugía plástica es algo importante pero ¿sabemos cuándo es la mejor época?  Aunque no existe una fecha exacta que se considere mejor que otra, si que es más común el aumento de pacientes durante la temporada invernal frente al verano.

La mayoría de las personas suelen aprovechar sus vacaciones de verano para viajar, descansar y estar más relajadas, mientras que las vacaciones de navidad o los días de fiestas durante el resto del año se suelen aprovechar para realizar aquellas actividades que durante el resto del año nos es inviable por falta de tiempo.

Tras pasar por el quirófano solemos necesitar unas dos semanas para estar recuperados, como máximo, siendo tiempo suficiente para aprovechar los días festivos junto algún día de vacaciones extra.

Beneficios de la cirugía plástica en invierno

Decidir la fecha para la realización de nuestra cirugía es fundamental, no solo nos ayuda a organizar nuestro postoperatorio sino también a una recuperación perfecta, evitando los efectos secundarios que puedan suceder tras el quirófano.

  1. Pasar desapercibido: como todos sabemos los meses más fríos del año llevamos mayor cantidad de ropa, poder esconder los vendajes o fajas se convierte en una tarea mucho más sencilla. Es interesante tener en cuenta esto si no quieres que la gente sepa que has pasado por el quirófano.
  2. Perfecto para recuperarse: los meses de invierno son sinónimo de mal tiempo. La lluvia, el frío y la nieve nos acompañaran durante bastantes semanas provocando que no estemos expuestos a salir tanto de casa. Al pasar más tiempo en casa podremos recuperarnos con mayor facilidad y más tranquilidad, evitando en muchas ocasiones los efectos secundarios que pueden producirse tras el quirófano.
  3. Lucir en verano: hay ciertos tratamientos como el aumento de pecho o las liposucción que se tienden a realizar en los meses previos al verano, de tal manera que se pueda estar totalmente recuperada y despreocupada en el verano. Además de poder lucir nuevo modelado corporal y estar en forma durante la época más preferida del año.
  4. Olvidarnos de nuestro enemigo, el Sol: después de cualquier operación siempre suele aparecer una inflamación de la zona tratada, exponerse de manera continuada al sol puede provocar que el proceso de cicatrización y curación de la zona sea más lento de lo previsto. En los meses de otoño e invierno la cantidad de potencia de los rayos UVA es menor, por lo que con una buena protección solar, sobre todo si se ha realizado en zonas faciales, es más que suficiente para un buen proceso de curación.
  5. Recuperamos la zona dañada: el verano es una de las estaciones que más nos gusta y que más daña a nuestro cuerpo, como hemos comentado anteriormente la constante exposición al sol provoca que algunas zonas de nuestro cuerpo se puedan ver dañadas con la aparición de manchas, lunares o falta de brillo e hidratación en la zona facial. Por ello, es necesario que cuidemos nuestra piel durante la época que más daño sufre, así la tendremos preparada para una nueva estación.

Tratamientos de estética en invierno
Medicina y cirugía estética en invierno

Tratamientos recomendados

Hay una serie de tratamientos que se suelen recomendar realizar o iniciar  durante los meses de otoño e invierno para que antes del verano nuestra piel pueda estar recuperada y preparada.  En la medicina estética suelen destacar el láser para eliminar las manchas, cicatrices e incluso estrías, así como los peeling y tratamientos más potentes que nos ayudan a la eliminación definitiva de las arrugas.

Las cirugías de párpados o blefaroplastia suelen tener un hueco principal en los meses más fríos del año, ya que garantiza una mayor rapidez en su recuperación. A todos los tratamientos que se aplican en la zona facial y del rostro también se han incorporado los que combaten la celulitis y la flacidez de distintas zonas como los muslos y el abdomen.

En el campo de la cirugía estética son muchos los tratamientos que se suelen recomendar durante esta época, la liposucción y el aumento de pecho suelen ser las operaciones más estrellas, seguido de la lipoescultura o lipotransferencia que nos ayuda a modelar otras partes de nuestro cuerpo como glúteos o pechos gracias a la eliminación de grasa localizada.

Ahora que ya sabes que la cirugía plástica en invierno es más recomendable solo tienes que pensar en el tratamiento que siempre has deseado realizarte y animarte a hacerlo. Recuerda que hasta el 31 de enero podrás beneficiarte de hasta un 50% de descuento en algunos de nuestros tratamientos de medicina y cirugía estética.