Cómo eliminar la flacidez facial sin cirugía

Pide tu cita gratis
Enviar consulta

Si prefieres un diagnóstico personalizado,
rápido y cómodo, solicítalo gratis aquí:

Valoración Online
Inicio » Cirugía Estética » Cómo eliminar la flacidez facial sin cirugía

Cómo eliminar la flacidez facial sin cirugía

Ultrasonidos hifu para evitar la flacidez

Dime qué edad tienes y te diré el tratamiento de medicina estética facial que necesitas. Nuestro rostro es el espejo de nuestra rutina diaria de belleza, por lo que es normal que a medida que vayamos sumando años a nuestra piel, nosotros incorporemos nuevas nuevas técnicas o métodos para cuidarla.

Normalmente, a partir de los 20 años es el momento en el que comenzamos a tener una mayor preocupación por el rostro. Mantener la piel limpia e hidratada se convierte en una tarea fundamental para luchar contra cualquier tipo de elemento, ya sea propio de nuestro organismo como de carácter externo que pueda dañarnos tales como la contaminación o el paso de los años. Con la llegada de la década de los 30 nuestra piel empieza a demandarnos más luminosidad y elasticidad, siendo la época perfecta para iniciarse en tratamientos como el ácido hialurónico, la hidroxiapatita cálcica o la toxina botulínica. Una vez cumplidos los 40 ya no hay marcha atrás y aunque a simple vista notemos que nuestra piel se encuentra perfecta, existen ciertos métodos de medicina estética que se convierten imprescindibles en nuestro día a día.

Una de las mayores preocupaciones a partir de esta edad suele ser la flacidez facial. Corregir el descolgamiento natural de la piel y el frenar el envejecimiento cutáneo son solo algunas de las necesidades de muchas de las pacientes que acuden diariamente a nuestras clínicas. Aunque son muchos los tratamientos de los que disponemos hoy en día para combatir y mejorar el problema de flacidez de la piel, lo cierto es que estas técnicas siguen suscitando dudas entre aquellos que buscan la mejor técnica para recuperar esa firmeza en el rostro.

Dejarse llevar por la magia de la cirugía y el bisturí o decantarse por los novedosos tratamientos con ultrasonidos HIFU. ¿Qué método es el mejor para eliminar mi flacidez facial? Responder a esta pregunta no es una tarea sencilla, por ello en Clínicas Diego de León nos hemos reunido con nuestro equipo de médicos especialistas en técnicas de rejuvenecimiento facial para que sean ellos mismos quiénes nos puedan ayudar a tomar esta decisión tan importante en nuestra piel.

Flacidez facial, ¿qué ocurre exactamente en nuestro rostro?

La mejor manera de combatir un problema es conociendo de raíz su aparición. Cuando hablamos de flacidez facial nos referimos a esa pérdida de firmeza en la piel del rostro, aparición de arrugas en puntos concretas como el surco nasogeniano y la zona de alrededor de los ojos, así como un descolgamiento general de la mandíbula, los párpados o la papada, entre otros.

Aunque este problema facial es muy común entre las mujeres y los hombres, son varias las causas que pueden desencadenarlo a una edad más precoz:

  • Exposición continuada a la radiación solar y los rayos ultravioletas.
  • Malos hábitos alimenticios y falta de ejercicio físico.
  • Pérdidas considerables de peso de manera continuada.
  • Consumo de tabaco.
  • Predisposición genética y fotoenvejecimiento.

Éstas son solo algunas de las principales causas que aceleran en el organismo esa oxidación celular y, por lo tanto, una mayor rapidez en la destrucción de las fibras de colágeno y elastina de la piel.

Combatir tanto su aparición como revertir los problemas de firmeza y elasticidad en la piel son posibles si llevamos un estilo de vida saludable y elegimos un buen tratamiento antiaging.

Ultrasonidos HIFU, tratamiento estrella contra la flacidez facial 

Aunque el lifting facial es uno de los tratamientos de cirugía plástica más demandados para combatir los problemas faciales de la edad, lo cierto es que no siempre es necesario acudir al quirófano para poner fin a la flacidez facial.

El tratamiento con ultrasonidos HIFU es uno de los pocos métodos que existen en la medicina estética que nos ayuda a mejorar tanto la zona facial como corporal, consiguiendo resultados prácticamente iguales a los de la cirugía.

A través de sus ondas ultrasónicas de alta energía, se consigue estimular y recuperar por completo la activación de colágeno, eliminar la flacidez facial y ofrecer ese efecto tensor que ha ido desapareciendo con el paso de los años. Actuar directamente sobre las células es una de las principales ventajas que nos ofrece este método tan novedoso de la medicina estética.

Aprobado y avalado por la FDA, este tratamiento estético puede aplicarse tanto en zonas corporales tan delicadas como al abdomen, flancos, cartucheras o glúteos como en el cuello, óvalo facial e incluso el rostro por completo.

Es cierto que los resultados se comienzan a visualizar desde la primera sesión, sin embargo es necesario que esperemos aproximadamente un mes para poder ver la mejora al completo. 

Cuidados tras las primeras sesiones de rejuvenecimiento facial sin cirugía

A diferencia con otro tipo de métodos e incluso de la cirugía estética, el tratamiento de ultrasonidos HIFU no requiere de grandes cuidados por parte del paciente.

Finalizada cada sesión es posible que pueda aparecer una pequeña inflamación o molestia leve en la zona tratada. Nada de lo que preocuparse, ya que es algo muy común que desaparecerá de manera natural pasadas las primeras 48-72 tras la propia realización de la técnica.

El paciente podrá volver a su rutina diaria pasadas las dos primeras semanas, pudiendo reincorporarse por completo a cualquier actividad física.

Nuestras embajadoras, eligen HIFU

RELACIONADOS