fbpx

La cirugía estética también es cosa de hombres

Pide tu cita gratis
Enviar consulta

Si prefieres un diagnóstico personalizado,
rápido y cómodo, solicítalo gratis aquí:

Valoración Online
Inicio » Cirugía Estética » La cirugía estética también es cosa de hombres

La cirugía estética también es cosa de hombres

La primavera la sangre altera. Nuestro cuerpo nota los efectos del sol, el calor y los colores que adornan el paisaje urbano cuando los árboles empiezan a florecer. Los hombres cada vez se cuidan más y por ello también están empezando a sentir la presión de la llegada del verano.

Apetece salir a caminar y a pasar tiempo haciendo ejercicio al aire libre, pero también estar sentado en una terraza durante horas y horas sin más entretenimiento que una tapa, una cerveza y una buena charla con los amigos.

La llegada de esta nueva estación hace que las prisas por conseguir un cuerpo 10 empiecen a aparecer. Las pequeñas imperfecciones de nuestro cuerpo parece que se intensifican a medida que el calor aumenta y nuestro cuerpo va apareciendo debajo de las capas y capas de ropa que lo tapaban durante el invierno.

Sin embargo, en ocasiones hay defectos y complejos que no se pueden solucionar con una combinación de dieta y gimnasio y para tener un cuerpo perfecto es necesario ir un paso más allá.

Pectorales: la parte de su cuerpo que más preocupa a los hombres

En las últimas décadas los clichés de belleza atribuidos tradicionalmente a las mujeres se están normalizando para ambos sexos. La moda del fitness ha llegado también a los hombres y mantener el cuerpo cuidado y en forma se ha convertido en una prioridad también para el sexo masculino.

Hay zonas del cuerpo de los hombres que les suelen preocupar especialmente. Una de las áreas del cuerpo masculino más conflictivas es la de los pectorales, puesto que son la clave de lo que se considera un torso bien definido.

El desarrollo patológico de los pectorales en hombres se conoce como ginecomastia y puede tener dos naturalezas diferenciadas:

  • Ginecomastia con exceso de grasa y glándula mamaria: muchas veces el exceso de grasa en la zona del pecho se debe a motivos genéticos y trastornos hormonales. Los hombres al igual que las mujeres tienen glándulas mamarias y, en ocasiones, éstas se desarrollan más de lo normal lo que provoca que la figura masculina de los pectorales se pierda.
  • Pseudoginecomastia con exceso únicamente de grasa: el abultamiento de los pechos se debe exclusivamente a la acumulación de grasa en la región pectoral.

En el caso de la pseudoginecomastia la ejercitación del tronco superior puede ser suficiente para hacer desaparecer el exceso de pecho, pero en la ginecomastia de origen hormonal es necesario acudir sí o sí a un quirófano para hacerla desaparecer definitivamente.

Eliminar la ginecomastia quirúrgicamente

La intervención para eliminar la ginecomastia es sencilla, segura y no requiere hospitalización. Dependiendo del tipo de ginecomastia la operación se realiza de uno y otro modo.

En el caso de la ginecomastia de carácter hormonal se eliminan los excesos de grasa y parte de la glándula mamaria –no se sustrae entera puesto que el pecho quedaría hundido-. Suele acompañarse de una liposucción.

Por otro lado, en la pseudoginecomastia se elimina tan sólo el exceso de grasa, dejando la glándula mamaria intacta. La grasa se extrae mediante una pequeña abertura realizada a la altura de la axila o en ocasiones en el pezón.

Ambas intervenciones no duran más de dos horas y se realizan bajo anestesia local y sedación. El periodo de recuperación se suele extender a las 48 horas y los resultados se pueden apreciar de inmediato.

Paciente antes y después de una ginecomastia.
Comparación entre el antes y después de una operación de ginecomastia.

Los rasgos faciales pronunciados aumentan el atractivo de los hombres

Según estudios recientes la fisionomía de la cara influye en la manera en la que los demás inconscientemente nos conciben . La forma y dimensiones de una cara influyen  en la percepción que se hace de nosotros y nos puede hacer parecer a priori personas confiables, dominantes o atractivas.

Los hombres con los rasgos faciales más marcados resultan más atractivos. La ausencia de grasa en la cara es percibida como un factor de belleza que incrementa cuando los labios son voluminosos y simétricos.

Por otro lado, los hombres con los pómulos y el mentón pronunciados se consideran más atrayentes y también se valora positivamente la ausencia de arrugas en el surco nasogeniano (entre la nariz y la boca).

Cirugía estética para aumentar la masculinidad de los rasgos faciales de los hombres

Las esculturas del renacimiento representaban hombres de facciones ideales. Al igual que los artesanos utilizaban cincel y martillo para proporcionar a sus obras un aspecto físico perfecto, en la actualidad un bisturí puede moldear los rasgos faciales que siempre se han deseado.

Hagamos un repaso de los cuatro rasgos del rostro que hacen más atractivos a los hombres: labios, pómulos, mentón y piel tersa. ¿Los tenemos? Bien, ahora veremos cómo con rellenos faciales podemos hacer que nuestro cirujano se convierta en el Miguel Ángel que nos esculpirá y sacará nuestro máximo potencial:

  • Relleno de labios: el proceso de esta intervención es tremendamente sencillo. Después de limpiar la zona, se infiltra anestesia y posteriormente se inyecta el ácido hialurónico en los labios que dará la forma voluminosa y sensual a nuestra boca.
  • Relleno de pómulos: mediante infiltraciones de ácido hialurónico se puede conseguir la elevación de los pómulos y el incremento de su tamaño, moldeándolos para marcar nuestras facciones y adaptando su morfología a nuestra fisionomía para que los resultados sean naturales. Además de con ácido, el relleno se puede realizar con implantes de un tipo de material quirúrgico determinado.
  • Mentoplastia: un mentón pronunciado es la marca más definitoria de un rostro con rasgos masculinos. De nuevo las infiltraciones de ácido hialurónico se presentan como la opción más sencilla y rápida para proporcionar al rostro de los hombres unas proporciones adecuadas y viriles. La mentoplastia al igual que el aumento de pómulos se puede realizar también mediante implante.
  • Surco nasogeniano: la zona alrededor de la boca es la que presenta mayor aparición de arrugas. Mediante ácido hialurónico se pueden rellenar haciéndolas desaparecer.

El proceso de relleno dura alrededor de los 20 minutos –puede prolongarse dependiendo de la zona- y la recuperación es inmediata. Los resultados definitivos se pueden apreciar a las 48 horas de la inyección.

La historia del arte nunca dará un artista como Miguel Ángel, pero un buen cirujano plástico a tiempo puede convertirnos en réplicas andantes de su David. Preparar nuestro físico para vernos bien por fuera influye además en cómo nos sentimos por dentro. Ya lo decíamos al inicio: se acabaron los estereotipos de género. El sexo no influye en querer sentirse cómodo con nuestro aspecto físico.