Mastopexia con o sin implantes

Mastopexia con o sin implantes, ¿cuál elegir?

La primera duda que les surge a nuestras  pacientes a la hora de someterse a una mastopexia es decidir si es o no necesario utilizar una prótesis mamaria. Obviamente es un tema complejo que debe ser valorado bajo las preferencias del paciente y asesoría de nuestro equipo médico especializado, y en Clínicas Diego de León lo encontrarás. Entonces,  ¿mastopexia con o sin implantes?

¿En qué consiste esta operación? La mastopexia es una intervención quirúrgica sencilla, con una duración aproximada de tres horas, mediante la cual se logra elevar y reafirmar los senos. Este procedimiento mejora notablemente la apariencia de los pechos devolviéndoles un aspecto juvenil y natural.

No se tocan músculos ni glándulas mamarias. La funcionalidad de las mamas se mantiene intacta, sin pérdida de sensibilidad y con la posibilidad de iniciar la lactancia. La mastopexia se centra en la elevación del pecho mediante la eliminación de piel.

Usualmente, además de subir los pechos se coloca una prótesis para mejorar la apariencia de los mismos. También es frecuente reconstruir la areola, adaptándola a los cánones de belleza, mediante una reducción de la misma.

¿Qué ocurre al hacer una mastopexia? Con esta operación se produce una reducción del pecho que en ocasiones puede suponer la pérdida de una talla. Esto ocurre por la retirada del exceso de piel.  Es decir, la mastopexia, por definición, eleva el pecho dando un aspecto más juvenil, pero también reduce su volumen.

¿Cuándo está indicada la mastopexia sin implantes?

Una paciente que quiera hacerse una mastopexia sin implantes debe tener un volumen de pecho suficiente para que la operación tenga el resultado esperado.

Esta intervención es muy frecuente en pacientes con pechos grandes y caídos. La reconstrucción es más sencilla y el resultado final más natural ya que, como hemos comentado antes, en la mayoría de los casos con esta operación se pierde volumen. Además, la mastopexia sin implantes está indicada para aquellas mujeres que no quieren asumir los mínimos riesgos de las prótesis o no necesitan más volumen en los senos.

La intervención sin prótesis tiene una recuperación más rápida, en algunos casos. Y recomendamos a estas pacientes abandonar el tabaco para que el postoperatorio sea más sencillo. Estos son los problemas del tabaco que se presentan durante el post operatorio y sobretodo en la cicatrización de las heridas.

¿Cuándo es recomendable la mastopexia con implantes?

La mastopexia con prótesis es muy común. Esta técnica combina la elevación con el aumento de senos. Se recomienda a aquellas mujeres que, además de querer subir los pechos, desean aumentar el tamaño de los mismos, mejorar la simetría o tener una forma más definida.

Esta mastopexia tiene una recuperación más lenta que la anterior, pero ofrece como ventaja que los pechos, en la mayoría de los casos, ofrecen una apariencia rejuvenecida y reafirmada, de ahí que sea una opción muy valorada por nuestras pacientes en Clínicas Diego de León.

Los trastornos circulatorios y la correcta cicatrización de las heridas son las complicaciones más frecuentes de esta intervención. Para reducir riesgos es recomendable, como indicamos arriba, que la paciente abandone el tabaco y el alcohol, dos factores que dificultan el postoperatorio de la mastopexia con implantes.

Entonces, ¿cuál elegir?

Te hemos explicado cómo es una mastopexia con prótesis y sin ellas, pero nuestro equipo médico será el que debe valorar tu caso y aconsejarte de forma individual, en función de tus necesidades y expectativas.  En las Clínicas Diego de León tenemos un equipo especializado en mastopexia.

Déjate aconsejar por nuestros expertos. Tú tendrás la última palabra. Consúltanos sin compromiso.