Tratamiento de Otoplastia

Preparación y beneficios de la operación de orejas

Muchas personas no viven a gusto con la forma o tamaño de sus orejas. Y esta situación casi siempre viene dada desde la infancia, cuando los niños utilizan la forma de las orejas para hacer burlas, algo que suele marcar de por vida.

Hay personas cuyas orejas tienen una proyección más inclinada de lo normal hacia fuera o hacia debajo de lo que deberían. Para ocultar las imperfecciones de las orejas, se hace uso de peinados, gorros u otro tipo de accesorios que resuelven el problema de manera temporal. Pero quien sufre de este complejo desea verse bien incluso cuando está solo frente al espejo de su casa.

Afortunadamente, la operación de orejas, a la que también nos referimos en términos médicos como cirugía de otoplastia, es una técnica con la que se puede corregir la forma y el tamaño de esta parte del rostro, hasta adaptarla al resto de rasgos faciales del paciente.

Esta cirugía es extremadamente popular entre adultos y también entre niños. La otoplastia solo puede llevarse a cabo por un profesional médico cualificado. Si alguien está interesado en el proceso es fundamental que se informe previamente de todos los detalles pertinentes, antes de tomar la decisión de realizarse la cirugía. Es normal tener miedo a la cirugía y existen una serie de dudas frecuentes respecto a esta operación de orejas entre nuestros pacientes.

En el siguiente artículo, explicamos brevemente las premisas básicas del tratamiento, para todo aquel que esté buscando información y pueda decidir si es este el procedimiento adecuado.

El procedimiento

La cirugía estética de las orejas tiene como fin reestructurar una o ambas orejas con el tamaño, la forma y/u orientación adecuadas a la apariencia de cada paciente. La otoplastia implica la reducción del pabellón de la oreja y, si es necesario, se retirará el exceso de piel y cartílago. Después de la otoplastia, y sobre todo aquellos pacientes cuyas orejas han sido muy prominentes, experimentan un gran aumento de la autoestima.

La operación de orejas se realiza bajo anestesia local y sedación, o si el paciente lo desea puede realizarse bajo anestesia general.

Una vez la zona a tratar está anestesiada, el cirujano realiza una incisión detrás de la oreja para trabajar con el cartílago y darle la forma deseada. Si lo considera necesario, retirará el exceso de piel sobrante, en caso de que la haya. Finalmente, si el cirujano lo requiere, la oreja será reposicionada más cerca de la cabeza y procederá a cerrar la incisión con suturas reabsorbibles.

Procedimiento de la otoplastia

La cirugía dura entre una y dos horas, dependiendo de la extensión de la zona a tratar.

A algunos pacientes les preocupa el tamaño de sus orejas más que la forma. Con la Cirugía de Reducción de Orejas se le otorga al paciente un look más natural. Se puede realizar tanto en adultos como en niños y esta técnica provee armonía y simetría al rostro.

Prepararse la cirugía

Antes de la Otoplastia, el paciente necesita unas semanas de preparación para conseguir los mejores resultados. El proceso comienza con la búsqueda del cirujano plástico más adecuado. En primer lugar hay que recopilar toda la información posible. Es importante que el paciente tenga siempre presente expectativas realistas y consideraciones prácticas como la ropa que llevar el día de la cirugía. En nuestras clínicas facilitamos todo este tipo de información siempre antes de la cirugía.

A continuación, facilitamos algunos consejos a tener en cuenta antes de la Otoplastia:

La primera consulta

La primera consulta es crucial para el tratamiento. En ella el cirujano valorará cada caso detalladamente y dará toda la información necesaria para ayudar al paciente a resolver dudas que no ha podido hallar en Internet ni en otros medios. Le explicará cómo funciona la anestesia, qué beneficios tiene la cirugía y cuáles son los resultados que debe esperar. En nuestras clínicas esta primera consulta es totalmente gratuita ya que consideramos que el paciente va a tomar una importante decisión y necesita tiempo y diferentes opiniones para despejar miedos y preguntas.

Las semanas antes de la cirugía

Al menos dos semanas antes de la cirugía el paciente debe evitar tomar aspirina ya que actúa como anticoagulante y puede dificultar la cirugía. Dejar de fumar será otro de los requisitos antes del procedimiento ya que el tabaco no permite oxigenar correctamente la sangre, esencial para el proceso de cicatrización y que además podría desembocar en necrósis (muerte de la nueva piel que se está regenerado).

El día de la cirugía

Es aconsejable que el paciente acuda acompañado el día de la cirugía.
Por otro lado, es conveniente que el día de la cirugía acuda con ropa cómoda, esto significa camisetas anchas que pueda sacar sin problemas y sin rozar las orejas, que aún tapadas pueden ocasionar molestias al roce.
Otra de las recomendaciones es que la mañana de la cirugía lave el paciente bien el cabello. Para las mujeres siempre aconsejamos que acudan con una trenza o un recogido, y los hombres con el cabello bien corto.

Beneficios de la cirugía

Los pacientes experimentarán un gran número de beneficios con la Otoplastia, incluidos:

  • Se trata de un procedimiento seguro que no envuelve apenas riesgos para el paciente
  • Puede corregir una amplia variedad de imperfecciones
  • Los niños dejan de recibir burlas
  • Tiempo de recuperación muy corto, apenas de una semana
  • Aumenta la autoestima y mejora la situación emocional del paciente
  • Resultados definitivos y naturales
  • Cicatrices mínimas e imperceptibles