El problema de las prótesis de pecho en el período de lactancia

Si tengo prótesis mamarias, ¿puedo dar el pecho?

Una de las preguntas más frecuentes que nos plantean las pacientes que quieren someterse a un aumento de pecho en nuestras clínicas es cómo afectará esta intervención si deciden quedarse embarazadas y dar el pecho a su bebé. Una inquietud más que justificada y que hoy vamos a tratar de aclarar en este artículo.

En la actualidad, la mamoplastia es una de las intervenciones estéticas más demandadas en nuestras clínicas. Son muchas las mujeres que deciden recurrir a esta técnica no solo para aumentar el volumen de sus pechos sino también para mejorar su forma o corregir problemas de asimetrías. No podemos olvidar que más allá de su dimensión estética, esta intervención resulta muy beneficiosa desde el punto psicológico y la mejora de la autoestima.

¿Influye la presencia de prótesis mamarias en el período de lactancia?

La respuesta es no, siempre y cuando la colocación de los implantes mamarios haya sido realizada correctamente para que no afecte al funcionamiento de la glándula mamaria. Por eso resulta tan importante ponerse en manos de un equipo especializado que cuente con una gran trayectoria realizando este tipo de intervenciones como el que encontrarás en las Clínicas Diego de León. Si estás pensando someterte a este tipo de intervención y te preocupaba la posibilidad de que te impida dar el pecho a tu hijo, puedes estar tranquila porque las mujeres que se someten a un aumento de pecho pueden seguir alimentando a sus hijos de manera natural.

Cuando se realiza esta intervención, las prótesis mamarias son colocadas por detrás del músculo pectoral, por lo que la glándula mamaria queda delante de la prótesis y no se ve afectada por su presencia. Incluso en aquellos casos en los que los implantes son introducidos por la aureola, no se producen contraindicaciones cuando llega el periodo de lactancia.

Las prótesis de pecho para la lactancia
Las mujeres tienen dudas sobre sus prótesis a dar el pecho.

¿Es posible que haya una ruptura de la prótesis mamaria?

El miedo a la ruptura de la prótesis es otra cuestión importante y sobre la que también puedes despreocuparte, ya que aunque esto ocurra (algo bastante improbable), el contenido de la prótesis permanece dentro de la cápsula que tiene alrededor, sin afectar a la generación o calidad de la leche.

Lo que sí tienes que tener en cuenta si te has sometido a este tipo de intervención es que quizás, mientras das el pecho a tu bebé puedas notar ciertas molestias. Ten en cuenta que tus pechos aumentan durante el embarazo y la segregación de leche afecta a su volumen y forma, lo que puede dar lugar a pequeños dolores localizados y muy puntuales que, en cualquier caso, son similares a los que puede sufrir cualquier mujer aunque no se hubiera sometido a la implantación de prótesis. La hidratación es clave en estos momentos.

Finalmente, hay un aspecto que te recomendamos tener presente y es que planifiques cuándo quieres someterte a esta operación si estás pensando en quedarte embarazada y en darle lactancia materna a tu hijo, ya que no es recomendable dar el pecho hasta que hayan transcurrido 6 meses después de haber realizado el aumento de mamas.