Remodelación con Lipoescultura | Clínicas Diego de León

Remodela tu figura con una lipoescultura

Los escultores trabajan la piedra para darle una forma que convierta un bruto en toda una obra de arte. Miguel Ángel retocó con dedicación y delicadeza un bloque de mármol que después se convertiría en modelo de la figura masculina ideal. Con cincel y martillo retocó cada mínima parte del cuerpo de su David para formar al hombre perfecto.

¡Qué pena que en nuestro cuerpo no sirvan ni el cincel ni el martillo! Ojalá pudiéramos levantarnos cada mañana y con un par de golpecitos eliminar esos excesos que se acumulan en nuestro cuerpo en forma de grasa. Afortunadamente, por el mundo existen mini versiones de Miguel Ángel que modelan con sumo cuidado el cuerpo humano: los cirujanos estéticos.

Conseguir el tipín del David o de una marmórea Venus es posible, tan sólo hay que cambiar el cincel por el bisturí y el taller de artesano por la artesanía del quirófano, que también tiene su parte artística.

Diferencia entre liposucción y lipoescultura

En muchas ocasiones ambos términos se entremezclan y se confunden, pero en realidad diferenciarlos es bastante sencillo. La confusión entre los términos se debe en parte a que ambas intervenciones se realizan con la misma metodología.

Tanto la lipoescultura como la liposucción se llevan a cabo extrayendo la grasa mediante unas pequeñas cánulas que se introducen en la piel, conectadas a una máquina succionadora que se encarga de absorber la grasa que le sobra a nuestro organismo de una forma totalmente segura y rápida.

Sin embargo, mientras que la liposucción se lleva a cabo en zonas concretas, la lipoescultura es un remodelado total de la figura. Para que nos entendamos mejor, podríamos decir que la lipoescultura está compuesta por varias liposucciones.

Una intervención de lipoescultura puede reunir hasta 4 zonas de liposucción. Este sería el proceso de modelado que utilizó David para su Miguel Ángel o el que utilizaríamos para darle a un pedazo de arcilla la preciosa silueta de un cuerpo humano bien proporcionado, mientras que la liposucción sería el resultado de trabajar plastilina con un molde y eliminar lo que quedase fuera de él.

El paciente ideal para una lipoescultura

Tenemos que tener muy claro que este tipo de intervención no está destinada a perder peso, sino a retocar zonas donde la grasa acumulada no se puede eliminar ni con dieta ni con ejercicio. El paciente ideal no debe superar los 15-20 kilos de exceso de peso pues los resultados en caso contrario no se podrán apreciar, ya que probablemente el paciente tenga problemas de sobrepeso o incluso obesidad.

La lipoescultura debería ser un complemento al ejercicio y la dieta y jamás un sustitutivo, por ello las personas más adecuadas para someterse a ella son aquellas que por genética u otros factores son incapaces de eliminar determinados cúmulos adiposos.

El sexo y la edad son en cambio factores indiferentes. Cualquier paciente mayor de 18 años puede plantearse la opción de remodelar su cuerpo mediante esta sencilla cirugía.

Lipoescultura sin cirugía

Además del método tradicional del que hemos hablado antes –absorción de la grasa mediante una cánula conectada a una máquina succionadora- los avances en cirugía estética han permitido el desarrollo de métodos para realizar intervenciones de extracción de grasa sin necesidad de cirugía.

El procedimiento similar a la lipoescultura pero sin necesidad de pasar por un quirófano es el lipoláser.

Pese a que el lipoláser ha irrumpido en el ámbito de la estética con mucha fuerza y asegura resultados más que satisfactorios, tenemos que tener claro sin embargo que los resultados que se pueden esperar del lipoláser difieren de los de la lipoescultura, ya que la segunda intervención está destinada a tratar áreas más grandes y por tanto aporta resultados más notorios.

Es por tanto muy importante que antes de decantarte por una u otra opción tu cirujano te asesore acerca de cuál de las dos te va a aportar resultados más similares a tus expectativas, siempre teniendo en cuenta cuál es el nivel de grasa a extraer que no interfiera con un nivel de salud adecuado.

Mantener una lipoescultura

Ya hemos comentado las diferencias entre liposucción y lipoescultura, pero hay una convergencia que tenemos que tener muy clara: decidirse por estas intervenciones es decidirse también por un cambio en nuestros hábitos de vida.

Mantener los resultados de una lipoescultura depende en gran medida de nuestra fuerza de voluntad por modificar nuestros hábitos alimenticios y adaptarlos a una nueva forma de vida que nos asegure que esa grasa que hemos perdido no se va a volver a instalar en nuestro cuerpo.

Mantener la figura después de una lipoescultura requiere modificar los hábitos alimenticios y físicos.
Mantener la figura después de una lipoescultura requiere mejorar los hábitos alimenticios y físicos.

Una vez que hemos superado el proceso postoperatorio nos sentimos pletóricos; nos miramos al espejo y vemos que esos excesos que nos hacían sentir incómodos han desaparecido para siempre y ¿por qué no decirlo? Queremos lucir palmito más que nunca. Pero hay que tener cuidado: que la euforia del momento no te haga despegar los pies del suelo, mantener ese tipo depende en gran medida de ti.

Una reeducación alimenticia y un mínimo de activación física son necesarios para poder presumir de tipazo desde que nos hacemos la operación hasta el resto de nuestras vidas. El bisturí hace milagros, pero los milagros sólo se pueden extender en el tiempo con nuestro tesón.

Celebs que han sucumbido a los encantos de la lipoescultura

La lipoescultura es uno de los tratamientos más demandados por las celebs y cómo no, forma parte de ese pack ‘Mommy makeover’ que las hace estar tan maravillosas tan sólo semanas después de haber dado a luz.

Nos han chivado que algunas de las que se han decidido por las delicias de la lipoescultura son Jennifer López, Mariah Carey e incluso la top model Heidi Klum. Y es que ya nos parecía sospechoso que a las pocas semanas de traer al mundo a sus ‘babies’ estuvieran incluso mejor que antes.

Heidi Klum pasó por quirófano para recuperar su figura después de dar a luz.
Heidi Klum pasó por quirófano para recuperar su figura después de dar a luz.

Sí, los entrenadores personales y las dietas hacen mucho pero un buen toquecito de máquina succionadora tampoco hay que negárselo a nadie y a la vista están los resultados. ¡Que no vuelva a darte envidia el cuerpazo de las famosas después de tener a sus bebés, porque ahora ya conoces su secreto!

Una buena lipoescultura a tiempo no será la solución a todos los males de la vida, pero sí que te hará sentir mejor contigo mismo y afrontar la vida con una sonrisa que sólo deslumbrará tu cuerpazo.