Perder barriga tras el parto

¿Cómo puedo perder barriga tras el parto?

El embarazo es una de las etapas más bonitas como mujer pero, a la vez, una de las más complicadas para nuestro organismo. Son muchos los cambios hormonales que sufre nuestro cuerpo, por lo que es más que normal que nos cueste algo de tiempo recuperar la silueta tal y como la teníamos antes de dar a luz. Así que tranquilas, lo más importante es no agobiarse, ni preguntarnos una y otra vez porque no somos capaces de tener ese cuerpo 10 que muestran  las celebrities al salir del hospital con su bebé.

Algunas famosas como es el caso de Shakira, Eva González o Kilye Kardashian no solo tienen una genética envidiable, sino que trabajan previamente su cuerpo para intentar coger los menos kilos posibles e incluso muchas de ellas se decantan por el ya más que conocido «Mommy Makeover» para volver a lucir esos cuerpos perfectos desde el primer momento.

Como no es algo normal, ni algo que podamos permitirnos muchas de nosotras, tendremos que tener un poco de paciencia y llevar a cabo algunos consejos que nos podrán ayudar a eliminar esos cuántos kilos de más de la manera más rápida posible. Así que, ¡¡Allá vamos!!

Perder barriga tras el parto es más que posible

Salir del hospital con el vientre prácticamente plano es muy poco habitual, lo normal es que nuestro abdomen se encuentre algo abultado y que sintamos que nuestra piel sigue flácida. Como hemos dicho lo más importante es no alarmarse, tenemos que ser conscientes de que esta zona ha sufrido por grandes cambios en muy tiempo y, lo más importante, nuestro útero necesita tiempo para recuperar su estado original.

Recuperar el volumen de nuestra barriga dependerá del peso que hayamos cogido durante el embarazo, de nuestra genética y, sobre todo, de la alimentación y del ejercicio que comencemos a llevar a cabo en los meses siguientes a dar a luz. Pero estamos seguros de que si sigues estos tres consejos podrás perder barriga tras el parto:

  1. Dar el pecho es de gran ayuda para bajar de peso: una de las cosas más saludables que existen para el bebé y para ti es la lactancia materna. Gracias a esta acción la madre no solo ayudará a su bebé sino que conseguirá quemar más calorías de lo habitual y generar las contracciones necesarias para reducir, aún más rápido, el tamaño del útero.
  2. Dieta saludable desde el minuto 1: una vez que nuestro cuerpo este recuperado totalmente del parto podremos comenzar con una dieta sana y saludable. Lo habitual es disminuir el número ingesta de calorías a un mínimo de 1.200 calorías diarias, de tal manera que consigamos perder alrededor de los 500gr a la semana. Algo rápido y seguro. Es fundamental volver a nuestros hábitos saludables bebiendo dos litros diarios de agua, haciendo ejercicio físico, cenas ligeras, mucha fruta y dejar a un lado las grasas saturadas. En el caso de que hayamos decido dar el pecho será necesario esperar hasta finalizar la lactancia, ya que este tipo de dietas puede ocasionar la retirada de la leche materna.
  3. Fortalecer y tonificar los músculos del abdomen: si hay algo que va ligado a una dieta saludable es la realización de una actividad física constante. No es necesario volverse locos pero si marcarse una rutina de trabajo diaria que nos pueda ayudar desde el primer minuto a perder abdomen. Algunos de los ejercicios más recomendables son los más que conocidos y famosos hipopresivos, cardiovasculares, correr o en su defecto caminar. Sea cuál sea, lo más importante es que lo realicemos de manera habitual. Además estamos seguros que te harán despejar la mente y se convertirá en tu momento especial.

Pero si aún siguiendo nuestras recomendaciones no somos capaces de perder barriga tras el parto, te recomendamos que busques otras alternativas como la cirugía de abdomen o abdominoplastia, muy habitual en estos casos. Sea como sea estamos seguros que con constancia y paciencia lo conseguiréis.