hilos-magicos-como-son

Hilos mágicos: combate la flacidez con el mejor lifting sin cirugía

Tras el problema de la aparición de arrugas y manchas en la piel, la flacidez es una de las principales preocupaciones de nuestros pacientes. Con el paso de los años la piel tiende a perder elasticidad, brillo y firmeza, dando lugar a un debilitamientos de los tejidos provocado a su vez por una disminución de creación de colágeno y elastina.

Frenar y poner fin a este problema facial, normal del paso del tiempo, es posible y no solo con técnicas quirúrgicas.

Los hilos reabsorbibles, también conocidos como lifting biológico, son una de las técnicas más que reconocidas dentro del sector de la medicina estética.

Estos hilos de oro, como se hacían llamar, llegaron a finales de los años 60 como el sustitutivo perfecto a la cirugía y aunque demostraron que todavía no podían hacer sombra al lifting consiguieron sobrevivir en la sombra y evolucionar a lo largo de los años mejorando por completo no solo su método de colocación sino los materiales con los que están creados, actualmente reabsorbibles.

Ahora, tras 40 años de su aparición, están consolidados como uno de los mejores tratamientos para conseguir estirar por completo la piel sin recurrir a una operación quirúrgica y desde luego uno de nuestros preferidos dentro de la medicina estética.

Lifting facial sin cirugía: qué son y para qué sirven

Si existe un tratamiento que consiga un efecto prácticamente inmediato ese es, sin duda alguna, los llamados hilos mágicos.

Este tipo de lifting facial sin cirugía permite combatir la flacidez de zonas tan dañadas como el rostro y el cuello de una forma rápida, segura y sin necesidad de recurrir al quirófano.

Hilos Tensores

Si hay un tratamiento que ha conseguido revolucionar las técnicas de lifting sin cirugía son los famosos hilos tensores.

Para quien todavía no los conozca en profundidad, los hilos tensores son un tratamiento de medicina estética que se basa en el rejuvenecimiento de la piel mediante la producción y generación de elasticidad y colágeno alrededor del hilo insertado. A partir de un previo marcaje en la zona del rostro, los hilos se distribuyen con una aguja fina a través del tejido subcutáneo, tensando al máximo la piel.

Compuestos por un material biocompatible son totalmente reabsorbibles y, por lo tanto, no producen ningún tipo de alergia en el paciente. En tan solo unos 30-40 minutos el paciente podrá observar sus primeros resultados, los cuales tendrán una duración aproximada de entre un año y medio y dos años.

Aunque puede aplicarse en diversas zonas del cuerpo como los brazos, escote, glúteos y entrepiernas, la más frecuente suele ser el rostro y el cuello consiguiendo:

  • Elevar las cejas.
  • Reafirmar por completo el contorno facial.
  • Eliminar las arrugas de expresión y difuminan las arrugas que se encuentran en la zona de la frente y el contorno de los ojos.
  • Reafirmar la zona del cuello.
  • Poner fin a la flacidez, ofreciendo un aspecto más luminoso y joven en el rostro.

Como podéis imaginar no existe una edad concreta para comenzar con la aplicación de este método, sin embargo nuestro equipo médico especializado suele recomendarlo a pacientes a partir de los 35 años de edad, momento en el cual la piel se encuentra en un estado de mayor perdida de firmeza, elasticidad y brillo.

Dentro de este método se encuentran los Hilos Silhouette Soft que a diferencia de otro tipos de hilos tensores se lleva a cabo a través de la técnica Rein, logrando un efecto más inmediato y natural.

Hilos Dermosustentación

Los Hilos Dermosustentación son un tipo de hilos mágicos que se caracterizan por rejuvenecer por completo el rostro, a través del aumento de la tersura de la piel.

Este procedimiento se puede llevar a cabo en 3 zonas del rostro: tercio superior, medio e inferior de la piel. En cualquiera de los casos es mínimamente invasivo, por lo que otorga unos resultados de forma inmediata en el paciente.

A diferencia de otro tipo de técnicas como los hilos tensores, los hilos dermosustentación están considerados como una cirugía menor, ya que es necesario la realización de pequeñas incisiones en la piel para poder implantar y que se adhieran los hilos al tejido graso del paciente. Sin embargo, esta incisión es tan pequeña que la cicatriz que se generará es prácticamente imperceptible al ojo humano.

Cuidados después de los hilos mágicos

Al igual que cualquier método de medicina estética, los tratamientos de hilos mágicos o lifting sin cirugía también requieren de una serie de pequeños cuidados tras su aplicación.

En este caso, será necesario durante las primeras 48 horas evitar el consumo de alimentos duros, una gesticulación excesiva y dormir boca abajo, ya que puede provocar molestias y la perdida del efecto conseguido.