Hilos Silhouette Soft: el nuevo lifting sin cirugía

¿Es posible conseguir el efecto lifting sin pasar por el quirófano? La fórmula mágica se llama Hilos Silhouette

La flacidez en el rostro y cuello es sin duda uno de los primeros signos de envejecimiento. Junto a las arrugas es la prueba más evidente del paso del tiempo en nuestra piel. De ahí que combatirla sea una prioridad para más del 70 por ciento de nuestros pacientes a partir de los 40 años. Por este motivo en Clínicas Diego de León tenemos la fórmula mágica para conseguir el efecto flamante de un lifting sin pasar por el quirófano. Se trata de la última revolución en medicina estética: los hilos Silhouette Soft.

30 minutos, resultado inmediato y sin anestesia general

Es una nueva modalidad mínimamente invasiva que mejora notablemente el resultado del resto de tratamientos con hilos tensores más convencionales. El procedimiento es muy sencillo y dura aproximadamente 30 minutos con anestesia local. Los hilos Silhouette Soft penetran en la piel a través de pequeñas agujas extremadamente finas que tiran de los denominados hilos y los conducen por la zona a tratar.  Al entrar en contacto con el tejido subcutáneo, comienza su reabsorción progresiva, que consigue regenerar tanto el colágeno como la elastina, dando lugar a un efecto tensor inmediato o mejor dicho, provoca un efecto lifting sin necesidad de someterse a una intervención quirúrgica.

Efecto buena cara permanente

Además de acabar con la flacidez, los hilos Silhouette Soft aportan una dosis extra de luminosidad y vitalidad a la piel, gracias a sus componentes hidratantes. Otro de sus beneficios es la naturalidad de su resultado, es decir, que todo el mundo notará el efecto buena cara sin atribuirlo a un tratamiento de medicina estética. En definitiva, es la solución estrella del año para rejuvenecer y definir todo el óvalo facial y el cuello.

Tratamiento antiaging preventivo

Nuestros doctores consideran que este tratamiento supone una técnica antiaging revolucionaria porque los pacientes pueden aparentar hasta diez años menos con una sola sesión de media hora, pero lo más importante es su capacidad preventiva. Los pacientes que apuestan por los hilos Silhouette Soft justamente cuando comienzan a detectar los primeros síntomas de flacidez en el rostro y cuello, no tendrán que recurrir a un lifting a partir de los 50 o 55 años.

Medicina estética Vs. Cirugía estética

Esta tendencia repercute directamente en que la demanda creciente de tratamientos de medicina estética está relegando poco a poco a las intervenciones de cirugía estética. Se debe a que los pacientes cada vez son más conscientes de la necesidad de recurrir a tratamientos de medicina estética para corregir a tiempo sus imperfecciones, garantizando su salud y bienestar.

Efectivos para hombres y mujeres

La mayoría de los pacientes de medicina estética suelen  ser mujeres, pero precisamente a lo largo de los dos últimos años se ha experimentado un incremento de hasta un 30% en la demanda de tratamientos de medicina estética por parte de los hombres. En el caso de los hilos Silhouette estamos ante un evidente ejemplo de que son igualmente efectivos tanto en hombres como en mujeres. Y para demostrarlo, os dejamos este video en el que dos de nuestros celebs favoritos se decantan por ellos: Nacho Guerreros y Cristina Rodríguez. El doctor Miguel de la Peña, director de Clínicas Diego de León, les explica detalladamente todo el procedimiento.

¿Lociones o cremas milagro con el mismo efecto lifting?

Hay una gran cantidad de pacientes que insisten en preguntar por la crema perfecta que le reporte el mismo resultado que un tratamiento de medicina estética. Los  doctores de Clínicas Diego de León son tajantes ante esta teoría. Es completamente falso que una loción pueda combatir la flacidez del rostro. Hay que tener en cuenta que se trata de rutinas complementarias a cualquier tratamiento de cabina o de medicina estética, pero en ningún caso puede llegar a ser sustituto de los hilos tensores silhouette. Por esta razón, el equipo médico invita a nuestros pacientes a desconfiar de los anuncios que prometen resultados radicales con solo aplicarse un producto cosmético en casa.