El análisis facial y corporal del doctor Miguel de la Peña a Amaia Montero para EL ESPAÑOL

Pide tu cita gratis
Enviar consulta

Si prefieres un diagnóstico personalizado,
rápido y cómodo, solicítalo gratis aquí:

Valoración Online
Inicio » Prensa » El análisis facial y corporal del doctor Miguel de la Peña a Amaia Montero para EL ESPAÑOL

El análisis facial y corporal del doctor Miguel de la Peña a Amaia Montero para EL ESPAÑOL

¿Qué podría haber detrás del cambio físico de Amaia Montero? No te pierdas el análisis de nuestro doctor Miguel de la Peña en EL ESPAÑOL

AMAIA MONTERO, MÁS JOVEN Y DELGADA QUE NUNCA: TODO SOBRE SU IMPACTANTE CAMBIO FÍSICO EN TIEMPO RÉCORD

«Amaia Montero (44 años) está en su mejor momento. La cantante, que preocupó profundamente a sus seguidores cuando en abril del año pasado informó a través de un comunicado de que se marchaba de la vida pública para poder «curarse» ha vuelto y lo ha hecho como es habitual en ella, creando debate. En sus últimas apariciones públicas, en las entrevistas promocionales de su álbum Nacidos para creer, la exvocalista de La oreja de Van Gogh había experimentado una ligera subida de peso.

Un cambio físico que el público notó y que ella misma subrayó en las siguientes declaraciones: «En este país, engordar es lo peor que puedes hacer. Estuve un tiempo apartada preparando el disco y, cuando reaparecí, todo el mundo se puso a hablar de mi cambio físico y de mi transformación facial», comentó en Papel.

Pero ahora el tiempo ha pasado y Amaia Montero ha resurgido. Ya no se oculta sino todo lo contrario, no para de dar salida a imágenes donde se aprecia un brutal cambio que empieza por una notable pérdida de peso y una juventud innegable en su rostro. Pero, ¿qué ha podido hacer Amaia Montero para llegar hasta este punto? ¿Se trata de una alimentación equilibrada y ejercicio físico o hay alguna ayuda más? JALEOS ha contactado con el doctor Miguel de la Peña, director y fundador de las clínicas Diego de León, para que de respuestas a esas cuestiones. El doctor Miguel de la Peña detalla que el cambio tan radical de Amaia Montero podría ocultar algo más que una dieta estricta y la práctica intensa o moderada de ejercicio físico. «Además de haber perdido peso, podría haber recurrido a la cirugía estética para reforzar el resultado. Por una parte, se habría realizado una remodelación corporal 360, es decir, que se habría puesto en manos de un cirujano especializado para abordar un proceso integral para eliminar grasa y definir el cuerpo.
Su abdomen tiene un aspecto muy tonificado y terso. Cuando tiene lugar una pérdida brusca de kilos en un período corto de tiempo, lo más normal es que se perciba cierta flacidez o lo que coloquialmente conocemos como ‘efecto blandiblú'», apunta.

Y prosigue: «Después de dietas estrictas, se pierde volumen y peso, pero la piel no se queda así de tersa en un período tan corto de tiempo, aunque se practique mucho ejercicio. La forma de su abdomen respondería al resultado de la liposucción en alta definición o con técnica váser, con la que ha conseguido no solo eliminar grasa, sino también una marcación abdominal. Esta operación se aborda con un conjunto de cánulas que permiten esculpir el abdomen y definirlo, dibujando el tan deseado six pack, pero de una forma sutil y natural para que no quede artificial».

Miguel de la Peña añade que «la gente no detectaría que el resultado es fruto de la cirugía sino que tiende a pensar que es el resultado de mucho esfuerzo y sacrificio en el gimnasio. Esta técnica también la habría utilizado en los flancos para moldear la silueta y conseguir una cintura de avispa, más estilizada, arqueada y armoniosa. Y por su estado físico, es probable que también haya recurrido a ella en los brazos y en los muslos».

«Este proceso de remodelación corporal tendría un precio que podría variar dependiendo del número de zonas a tratar. En su caso, si hubiese abarcado abdomen, flancos, brazos y muslos, le habría costado aproximadamente unos 9.000 euros«, continúa detallando el doctor.

«Por otra parte, también podría haber abordado un proceso de remodelación facial a través de dos técnicas: bichectomía, marcación o perfilado de mandíbula y lipoláser en papada. Con la bichectomía habría conseguido eliminar la grasa que se acumula en la zona inferior de las mejillas y que es complicado perder aunque se adelgace. Para ello el cirujano especializado realiza una micro incisión en el interior de la boca, una a cada lado. A partir de ahí extrae la bola de bichat o cúmulo de grasa que se acumula en dicha zona. El resultado es un rostro más estilizado y definido. Esta técnica de cirugía estética menor podría haberle costado unos 1.200 euros«, según De la Peña.

«Además, para definir el óvalo facial, Amaia podría haber optado por una marcación mandibular con ácido hialurónico. Se aplican micro infiltraciones de ácido hialurónico a lo largo de toda la zona inferior del rostro, concretamente por todo el arco mandibular. El resultado es un rostro más anguloso, definido y estilizado. Le habría costado unos 600 euros», revela el cirujano.

Para concluir, el doctor indica lo siguiente: «Por último, podría haber culminado su proceso de remodelación facial con una lipoláser de papada. Con esta técnica se extrae la grasa en zonas pequeñas muy localizadas, como es el caso de la papada, gracias a una cánula muy fina que lleva un láser incorporado en el extremo. Este láser contribuye a retraer la piel para que no quede flacidez ni descolgamiento en esta zona del cuello. Le habría costado unos 1.000 euros aproximadamente».

Sea como fuere, Amaia Montero o como algunos la han bautizado por su famosa canción, la reina del pop, presume ahora no solo de su talento sino también de su físico. Y a pesar de todo, ella lo define y lo resumen con una palabra clave: «Actitud. Que no se me vuelva a olvidar. Que nunca se te olvide».