Análisis de nuestro director médico: «La sorprendente reaparición de Tamara: ¿Posibles retoques?»
Pide tu cita gratis
Enviar consulta

Si prefieres un diagnóstico personalizado,
rápido y cómodo, solicítalo gratis aquí:

Valoración Online
Inicio » Prensa » Análisis de nuestro director médico: «La sorprendente reaparición de Tamara: ¿Posibles retoques?»

Análisis de nuestro director médico: «La sorprendente reaparición de Tamara: ¿Posibles retoques?»

Nuestro director médico ha analizado el rostro de Tamara tras su «sorprendente reaparición» como relata la sección Jaleos de EL ESPAÑOL.

¡No te pierdas el repor completo aquí! 

EL ESPAÑOL: La sorprendente reaparición de Tamara: analizamos todos sus retoques estéticos en el rostro con un experto

El rostro de Tamara podría responder a varios tratamientos de medicina estética e intervenciones de cirugía estética mínimamente invasivas.

Por un lado, entre ambas imágenes se aprecia un cambio muy notable en el tercio medio e inferior del rostro.

Para estilizar el rostro y conseguir ese aspecto afilado, en forma de pirámide invertida, podría haber recurrido a la bichectomía, es decir, una cirugía estética menor de tipo ambulatorio que consiste en la extracción de las bolas de bichat -unos cúmulos de grasa que se ubican en la zona inferior de las mejillas.

Aunque se trata de una cirugía menor, sus resultados son permanentes o definitivos. Es una técnica en auge y cuya demanda sigue creciendo desde que influencers y otros rostros populares confesasen que habían recurrido a ella. Le habría costado unos 1.100 euros.

Para potenciar este aspecto de rostro afilado, lo habría complementado con el efecto contouring, es decir, marcación y proyección de pómulos con ácido hialurónico y otro filler estimulador de colágeno en la zona inferior de ambos pómulos para aportar un efecto tensor o de lifting sin cirugía. Ambos componentes se aplican a través de microinfiltraciones o microinyecciones. Le habría costado unos 750 euros.

Por otro lado, para contornear el óvalo facial y conseguir un rostro más anguloso, habría recurrido a la marcación de mandíbula con ácido hialurónico. A través de microinfiltraciones, los doctores especializados logran definir y proyectar todo el arco mandibular y el mentón. Le habría costado unos 600 euros.

Otro punto a tener en cuenta en su imagen más actual son los labios. Se aprecia un mayor grosor y perfilado, por lo que podría haber optado por un diseño de labios personalizado basado en el perfilado y la proyección con ácido hialurónico y volumen muy sutil. Le habría costado unos 450 euros.

La estructura de la nariz no manifiesta cambios, excepto en la zona de la punta. Podría haberse realizado una cirugía menor de levantamiento o retracción de punta, con la que se disminuye el tamaño del extremo de la nariz y se eleva de forma muy sutil. Le habría costado unos 2.000 euros.

Para el tercio superior, habría optado por botox o toxina botulínica para suavizar líneas de expresión y elevar las cejas con el efecto cat eyes. Se consigue a través de infiltraciones en ambos extremos de la cola de la ceja. De este modo la mirada se manifiesta más abierta y más proyectada con un efecto de mirada felina. Le habría costado 450 euros.

Por último, para el cuidado de la piel habría podido optar por el efecto glowy skin, es decir, la combinación de dermapen -un dispositivo de última generación que incorpora microagujas que penetran en la piel para regenerarla de forma integral- con mesoterapia facial con vitaminas personalizadas para una hidratación profunda y luminosidad extrema. Le habría costado unos 350 euros.