EL ESPAÑOL: Nuestro doctor Miguel de la Peña analiza la nueva imagen de Ángela Portero

Pide tu cita gratis
Enviar consulta

Si prefieres un diagnóstico personalizado,
rápido y cómodo, solicítalo gratis aquí:

Valoración Online
Inicio » Prensa » EL ESPAÑOL: Nuestro doctor Miguel de la Peña analiza la nueva imagen de Ángela Portero

EL ESPAÑOL: Nuestro doctor Miguel de la Peña analiza la nueva imagen de Ángela Portero

¿Tratamientos de medicina estética u operaciones?

Según el análisis facial de nuestro director médico, el doctor Miguel de la Peña, el nuevo aspecto del rostro de la periodista Ángela Portero respondería a una combinación de tratamientos de medicina estética mínimamente invasivos e intervenciones de cirugía estética menor.

EN EL ESPAÑOL: LA NUEVA CARA DE ÁNGELA PORTERO: DESVELAMOS TODOS SUS RETOQUES ESTÉTICOS 

Rejuvenecimiento de mirada

Su nueva mirada coincide con el resultado de una blefaroplastia completa, es decir, la intervención de cirugía estética que aborda la eliminación de la piel sobrante de los párpados –superior e inferior- y de las bolsas y arrugas que se intensifican con el paso de los años en el área periocular.  En comparación con las fotos anteriores, la periodista muestra una mirada mucho más rejuvenecida, elevada y abierta. Esta intervención le habría costado unos 2.200 euros.

Pero  el doctor también percibe una elevación muy evidente de las cejas, que se consigue con la nueva tendencia Efecto Cat Eyes. Este efecto combina dos técnicas. Por una parte, botox completo –es decir, infiltraciones de la toxina botulínica para eliminar las arrugas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo. Además, el botox aplicado en la cola de la ceja se utiliza para elevar y abrir la mirada, un resultado que coincide con la apariencia de Portero.

Su transformación evidenciaría que habría combinado el botox con los hilos tensores especiales para potenciar y reforzar  aún más un efecto de mirada felina y proyectada hacia arriba, una técnica que se habría abordado con sutileza y naturalidad. El precio de estas técnicas rondaría los 1.600 euros.

Rinoplastia de punta

Aunque en 2016 trascendía a los medios que su nariz había experimentado una transformación  como fruto de varios retoques, el doctor De la Peña también ha detectado un nuevo cambio considerable en la punta. Por lo que podría haberse sometido a una rinoplastia secundaria de punta, es decir, la intervención para disminuir el tamaño del extremo de la nariz y elevarlo. Esto podría explicar que se perciba más estilizada y un poco más respingona. Le habría costado unos 2.100 euros. Se llama secundaria porque sería la segunda vez que pasa por quirófano.

El Efecto Contouring: Pómulos

Además, el tercio medio del rostro también muestra una evolución. En este caso el doctor ha resaltado sus pómulos visiblemente más proyectados y prominentes y un tercio inferior más terso y definido. Respondería al Efecto Conturing, otra combinación de tratamientos de medicina estética que consisten en el relleno de pómulos con ácido hialurónico, combinado con Ellansé en la zona inferior de las mejillas, un relleno dérmico que se considera como un estimulador de colágeno. Impacta en el tejido subcutáneo como un lifting sin cirugía, previniendo y combatiendo la flacidez o piel descolgada. Le habría costado unos 1.200 euros.

Efecto Glowy

Otro de los puntos que más llama la atención es que también le ha mejorado la calidad de la piel: más jugosa, hidratada, tersa y con mucha luminosidad. Para ello podría haber recurrido al Efecto Glowy, que implica la combinación de dos tratamientos en tres sesiones mensuales.

Por una parte, el dermapen, más conocido como el boli de la piel, en cuyo extremo lleva incorporadas microagujas que penetran en la piel para regenerarla en una dimensión 360. Elimina impurezas, estimula colágeno, aporta luminosidad. Por otra parte, para multiplicar esa dosis extra de luminosidad, la habría reforzado con un cocktail personalizado de vitaminas infiltradas, más conocida como la mesoterapia facial con vitaminas. Le habría costado unos 500 euros cada una de las tres sesiones.Elimina impurezas, estimula colágeno, aporta luminosidad. 

Relleno de labios

Por último, sus labios también se aprecian más voluptuosos, delineados e hidratados. Podría haber recurrido a un relleno de labios con ácido hialurónico, especialmente en el labio superior, donde más se le aprecia el cambio. Se aplican microinfiltraciones de ácido hialurónico en puntos estratégicos de los labios para delinearlos, hidratarlos y aportar volumen. Le habría costado unos 450 euros.

No obstante, su rostro rejuvenecido y cuidado contrasta con la piel del cuello y escote, que delata un poco más la edad, el paso del tiempo o un estilo de vida marcado por el estrés o la sobreexposición al sol, entre otros posibles factores.