El ‘Vampire Lift’ es el tratamiento estético más demandado por las modelos

*Reportaje publicado en la revista ELLE

  • Cada año irrumpe con más fuerza en las semanas previas a la Madrid Fashion Week
  • Se trata del tratamiento que pusieron de moda las modelos de pasarelas internacionales  y las celebrities antes de acudir a las alfombras rojas
  • Combina los efectos del lifting sin cirugía, el ácido hialurónico y las vitaminas
  • ¿Cuáles son los riesgos del ‘Vampire Lift’ ?

El vampire lift se ha convertido en el tratamiento más demandado por los modelos que desfilan en las semanas internacionales de la moda, desde la New York Fashion Week a París, Londres o Milán, una tendencia que también se ha extrapolado a la Fashion Week de Madrid, no solo para los modelos, sino para los invitados que se sientan en el front row.  Ante esta moda, el doctor De la Peña ha alertado que debe realizarse como máximo una vez al año, no abusar de él en reiteradas ocasiones en un corto espacio de tiempo y deben aplicarlo doctores, no esteticistas.

Esta técnica de rejuvenecimiento corresponde a un tratamiento flash, y según ha explicado el doctor Miguel de la Peña que dirige las Clínicas Diego de Léon, el motivo que le ha elevado al pódium de las prácticas virales en el sector de la medicina estética es su resultado casi inmediato a las pocas horas de las infiltraciones, la naturalidad del componente inyectable –ya que se trata de la propia sangre del paciente, de ahí su nomenclatura en inglés “vampire”-y  la combinación en un único tratamiento de los efectos  del ácido hialurónico, el lifting sin cirugía y la mesoterapia con vitaminas.

Las razones por los que crece su demanda

El doctor De la Peña ha explicado que en los últimos tres años su demanda aumenta hasta el 60% en los meses de febrero y septiembre, especialmente en los períodos previos a las ediciones de las Fashion Weeks. “El Vampire Lift empezó siendo el tratamiento que se aplicaban en mayor medida los modelos, tanto hombres como mujeres unos días previos a desfilar – aunque en el caso de ellas acaparan el 85% de su demanda-, pero en la actualidad se lo realizan cada vez más los invitados al front row de los desfiles y al posterior Kissing Room, según los datos extraídos de pacientes. En este sentido ha expresado que lo que buscan estos pacientes es potenciar la luminosidad del rostro y conseguir un aspecto más rejuvenecido y saludable de la piel.

Otra de las razones por la que se utiliza este tratamiento es para preparar la piel ante el castigo continuado al que se expone durante los días que duran estas semanas de la moda, ya que tanto los modelos como los invitados cambian radicalmente de maquillaje para cada una de las marcas, por lo que en una misma jornada pueden llegar a pasar  por más de una decena de sesiones de maquillaje y con la piel sin respirar hasta altas horas de la noche.

Precauciones y zonas donde se aplica

El doctor De la Peña ha hecho hincapié en que se trata de un tratamiento de medicina estética  y, por tanto, deben realizarlo únicamente doctores especializados. En este sentido, ha alertado del peligro que supone que los pacientes se sometan a este tipo de tratamientos antiaging en salones de belleza o de esteticistas sin los requisitos y precauciones necesarias, exponiéndose a heridas e infecciones.

Por último, el doctor De la Peña ha hecho hincapié en que es un tratamiento que debe realizarse como máximo una vez al año y ha alertado de la  tendencia equivocada que transmiten celebridades, modelos e influencers quienes se lo aplican varias veces al año antes de acudir a una cita, una práctica solo recomendable en determinados casos porque podría acabar con su efectividad.

*Leer reportaje completo

 

Clínicas Diego de León en Revista Elle

Publicado el 2 octubre, 2017