Nuestro director médico analiza el rostro de Verdeliss: ¿Se ha hecho retoques?
Pide tu cita gratis
Enviar consulta

Si prefieres un diagnóstico personalizado,
rápido y cómodo, solicítalo gratis aquí:

Valoración Online
Inicio » Prensa » Nuestro director médico analiza el rostro de Verdeliss: ¿Se ha hecho retoques?

Nuestro director médico analiza el rostro de Verdeliss: ¿Se ha hecho retoques?

 

La redacción de la sección JALEOS de EL ESPAÑOL ha contado con nuestro director médico, el doctor Miguel de la Peña, para analizar el rostro de VERDELISS.

¿Crees que habría podido recurrir a algún retoque?

¡No te pierdas el repor completo aquí! 

EL ESPAÑOL: LA TRANSFORMACIÓN DE VERDELISS: Analizamos los cambios estéticos que revelan sus últimas fotos 

 

El nuevo rostro de Verdeliss evidencia algunos cambios muy notables en el tercio medio e inferior del rostro, que podría responder a un lifting 360, es decir, una cirugía mínimamente invasiva que se realiza para combatir y prevenir la flacidez del rostro a través de micro incisiones que no dejan cicatriz. Se realiza a través de cánulas que incorporan ultrasonidos.

Posible pérdida de colágeno y minerales

Como explica el doctor Miguel De la Peña, director médico de Clínicas Diego de León , los embarazos aceleran el proceso de envejecimiento de la piel debido a que el feto absorbe gran parte del colágeno y de los minerales de las madres. Esto se traduce en un descolgamiento precoz de la piel acumulando con El Paso del tiempo flacidez, descolgamiento y sequedad que más tarde se traducirá también en arrugas.

De ahí que Verdeliss hubiese podido recurrir a esta cirugía para estirar la piel, dejarla bien tersa y recuperar la elasticidad. Esta cirugía la habría complementado con estimuladores de colágeno y elastina, varios fillers o rellenos dérmicos que estimulan el colágeno y la elastina para tersar la piel sin aumentar volumen. Esta combinación de procedimientos le habría costado unos 5.500 euros aproximadamente.

¿Bichectomía, efecto contouring y cat eyes?

Esta cirugía la podría haber combinado con otra cirugía mínimamente invasiva como es la bichectomía. En las fotos del antes detectamos una estructura facial más gruesa y más ancha en comparación con las fotos más actuales. Con la bichectomía extraemos los cúmulos de grasa que se localizan a cada lado de la cara, justo en la zona inferior de las mejillas. Le habría costado unos 1.200 euros. De ahí que ahora luzca un rostro más perfilado, estilizado y en forma de pirámide invertida.

Además, podría haber complementado con efecto contouring muy sutil, que consiste en la marcación de pómulos con ácido hialurónico para proyectarlos sin aportar volumen. Es como el efecto que se intenta conseguir con la técnica de maquillaje, por eso comparten el mismo nombre. Le habría costado unos 600 euros.

Por otra parte, se aprecia una mirada más rasgada. Por lo que podría haber recurrido al efecto cat eyes, combinando Botox e hilos tensores para elevar la mirada, a través de dos hilos espiculados y micro infiltraciones de botox a cada lado de las cejas, justo en la cola de las cejas. Le habría costado unos 700 euros para un resultado sutil y natural.

Por último, para mantener una piel sin imperfecciones podría haber recurrido a una combinación de laser fraxel para hacer un resurfacing de la piel, otro de los tratamientos más demandados por las madres tras su etapa maternal. Se regenera la piel de forma integral, eliminando imperfecciones, minimizando poros, unificando el tono, es decir, como un reseteo de la piel. Y lo habría combinado con mesoterapia facial con vitaminas personalizadas para aportar hidratación profunda y luminosidad. Le habrían costado ambos tratamientos unos 550 euros aproximadamente.