Los peligros de la vigorexia: Operación de Ginecomastia y braquioplastia

Del gimnasio al quirófano: la cirugía post-vigorexia para eliminar las secuelas físicas de esta adicción

Ginecomastia y braquioplastia son las intervenciones a las que se someten los hombres que sufren los efectos de la vigorexia

Las secuelas físicas de la vigorexia han revolucionado el sector de la cirugía estética.  Las intervenciones para la reducción del pecho en los hombres y la eliminación de piel descolgada de los brazos han disparado su demanda. Nos referimos concretamente a la ginecomastia y a la braquioplastia.

Ambas intervenciones de cirugía plástica se han posicionado como las más demandadas por los hombres y la ocupación de quirófanos ha aumentado hasta en un 45%.

Ginecomastia-hombres

Anabolizantes y cambios bruscos de volumen

Son las opciones más recomendadas para quienes sufren el impacto físico de los cambios bruscos de volumen y peso debido al exceso de actividad física en el gimnasio y a un uso indebido de anabolizantes. El doctor Miguel de la Peña, director de las Clínicas Diego de León, ha alertado del peligro que implica la obsesión por ganar masa corporal en poco tiempo. Esta fijación puede desencadenar en problemas muy graves para la salud y el bienestar,  tanto a nivel psicológico como físico.

Piel descolgada

Además, no se puede mantener el mismo ritmo de alta intensidad en el gimnasio durante mucho tiempo consecutivo. Por lo que cuando hay un parón importante, la piel se descuelga hasta alcanzar un nivel extremo de flacidez.

Las retransmisiones en Instagram

A lo largo del último año esta situación ha provocado el aumento de la demanda de la cirugía estética por parte de los chicos, especialmente en determinadas partes del cuerpo como son los brazos y el pecho. No obstante, también se aprecia un interés muy alto por los abdominales.

Según ha explicado el doctor Miguel de la Peña, muchos de los pacientes alcanzan la vigorexia casi sin ser conscientes.

En gran parte uno de los grandes culpables son las redes sociales. Ahora está de moda retransmitir la rutina de gimnasio en tiempo real a través de Instagram. Y existe una especie de competición virtual por alcanzar el mayor grado de entrenamiento y el físico perfecto.

Los peligros de la vigorexia: Operación de Ginecomastia y braquioplastia

Ritmo persecutorio que deforma el cuerpo

El ritmo persecutorio de la práctica de ejercicio en el gimnasio y la preocupante tendencia que promueve un alto consumo de esteroides anabolizantes para acelerar el crecimiento de los músculos son una mezcla explosiva.

Este cocktail alarmante puede dejar el cuerpo completamente deformado.

Las mamas crecen hasta alcanzar el aspecto de un pecho femenino y los brazos terminan con el denominado “efecto alas de murciélago”, caracterizado por una gran flacidez en los mismos.

Hombres entre los 18 y 45 años

La vigorexia afecta especialmente a los hombres con edades comprendidas entre los 18 y los 45 años. “Se refugian en esta práctica por problemas de autoestima y a veces como víctimas de modas pasajeras”, ha aclarado el doctor De la Peña.

Cuando hay una alteración en la frecuencia con la que se practica deporte o se pone fin a esta adicción, es cuando la piel termina por descolgarse. Por esta razón, la mayoría de ellos tienen que recurrir a la cirugía.

Braquioplastia para brazos murciélago

La braquioplastia, también denominada como lifting de brazos, es la intervención para eliminar la grasa, flacidez y exceso de piel descolgada de la parte inferior de los brazos. Es la más recomendada para estos casos de pérdida o subida brusca de peso y  de volumen muscular.

El efecto “alas de murciélago”, se suele asociar a la senectud y al sobrepeso. Llega a provocar un gran complejo en los pacientes.

Lo mejor de esta intervención es que la extracción de grasa y piel sobrante tiene carácter permanente. El cirujano realiza suturas con hilos reabsorbibles y de forma intradérmica para no dejar marcas visibles ni puntos externos.

Operación de Ginecomastia 

La ginecomastia consiste en la reducción de las mamas masculinas. Todos los hombres cuentan con glándula mamaria, que puede llegar a desarrollarse por motivos genéticos, trastornos hormonales y como consecuencia del consumo excesivo de anabolizantes.

En el caso de la ginecomastia puede realizarse debido a una cantidad excesiva de grasa y a un amento de la glándula mamaria. Se trataría de una ginecomastia convencional. Pero también puede llevarse a cabo únicamente por exceso de grasa, es decir, una pseudoginecomastia.

Operación de Ginecomastia 

 

Marcación abdominal con Váser

Además de estas dos intervenciones, la última tendencia en cirugía estética es la marcación abdominal a través de la liposucción con técnica váser. Su nombre es liposucción de alta definición.

Esta nueva modalidad de liposucción se utiliza para eliminar la grasa de zonas muy localizadas como el abdomen, pero se caracteriza principalmente por su capacidad remodelante de las zonas en las que se extrae la grasa.  Su resultado consigue un abdomen perfectamente definido con los abdominales marcados, dando lugar al efecto mayoritariamente conocido como six pack o tableta de chocolate.

El doctor Miguel de la Peña, director de las Clínicas Diego de León, ha destacado que los pacientes se decantan por esta opción porque los resultados son efectivos de forma rápida, sin necesidad de entrenamientos intensivos en el gimnasio, y de forma permanente.

Se trata de una intervención quirúrgica que requiere pequeñas incisiones a través de las cuales se introduce una fina cánula que absorbe la grasa. A partir de ahí se va realizando el marcaje y el remodelaje corporal. Es menos dolorosa que la liposucción tradicional y no deja cicatriz.

Marcación abdominal y Liposucción con Técnica váser

Al respecto, el doctor De la Peña ha explicado que ha tenido especial demanda por la tendencia que se ha viralizado desde EE.UU y el resto de países anglosajones. En este sentido ha advertido “que los pacientes toman la decisión de realizarse este tratamiento cuando comprueban que no han podido perder los cúmulos de grasa de las zonas mencionadas a pesar de haber hecho dieta y ejercicio durante la operación bikini”.

Por último, el doctor De la Peña ha recalcado la importancia de la práctica de ejercicio moderado y una dieta equilibrada y variada para prevenir y evitar este tipo de consecuencias que repercuten en la salud y el bienestar.

*Todos los datos son extraídos de los estudios periódicos realizados por el equipo médico de las Clínicas Diego de León.