Drenaje linfático manual: entre la salud, la belleza y el relax

Pide tu cita gratis
Enviar consulta

Si prefieres un diagnóstico personalizado,
rápido y cómodo, solicítalo gratis aquí:

Valoración Online
Inicio » Vida Saludable » Drenaje linfático manual: entre la salud, la belleza y el relax

Drenaje linfático manual: entre la salud, la belleza y el relax

Masaje Linfático | Clínicas Diego de León

El drenaje linfático manual es un tratamiento que cada vez se está haciendo más y más conocido. Puede que no sepas exactamente en qué consiste, pero cuando lo descubras, te aseguramos que vas a proclamar a los cuatro vientos que has encontrado a tu media naranja.

El drenaje linfático está justo en el punto intermedio de los tratamientos de belleza, salud y relax y vamos a descubrirte el motivo que te hará darle un rotundo ¡sí quiero! y comprometerte con él de por vida (o al menos durante el número de sesiones indicadas para tu caso en concreto) ¡Vamos a conocer a tu pareja ideal!

Qué es el sistema linfático

Para entender lo que es el drenaje linfático manual, vamos a indagar sobre el sistema en el que actúa. El sistema linfático forma parte del circulatorio y se encarga de mover la linfa de forma unidireccional hacia nuestro corazón. La linfa es un líquido transparente que recorre nuestro cuerpo y tiene un papel muy importante en el sistema de defensas.

Este compuesto permite que se filtre la sangre de tal modo que a través del bazo, el órgano principal de este sistema, se destruyen las células desgastados, dejando solo las válidas para nuestro organismo y ayudando a regenerar nuevas. La linfa es por tanto la vía que tiene nuestro organismo de transportar las sustancias de desecho y depurarlas sin que ese riego afecte a su correcto funcionamiento general.

Para que nos hagamos una idea, la linfa está plagada de pequeños soldados que se encargan de combatir las infecciones y alertar sobre anomalías en nuestro cuerpo. Cuando nos encontramos bajos de defensas o nuestro organismo está funcionando mal, lo que se suele explorar son las zonas en las que se encuentran los ganglios linfáticos ya que son el chivato ideal. Dichas áreas son principalmente las axilas, las ingles y el cuello.

Por qué es necesario drenar el sistema linfático

El sistema linfático, al igual que el circulatorio está compuesto por pequeños vasos que también pueden obstruirse lo que provoca fallos en el sistema cardiovascular e inmunitario. Por otro lado, el incorrecto flujo de linfa deriva en dolores musculares y una bajada en los niveles de energía de nuestro organismo, por lo que todo nuestro organismo se ve afectado ya que cada una de las células de nuestro organismo depende en mayor o menor medida del buen funcionamiento del sistema linfático.

El drenaje linfático manual es e punto intermedio entre la salud, la belleza y el relax.

Cuando la linfa no discurre correctamente por nuestro organismo tenemos un problema. Nuestros ganglios se hinchan y es entonces cuando hay que pasar a la acción; una acción tan simple y reconfortante como un masaje.

En qué consiste el drenaje linfático manual

Después de que varios pacientes llegaran a la consulta de Estrid y Emil Vooder, naturópata y fisioterapeuta respectivamente, con dolencias de diferentes índoles estudiaron su organismo y se dieron cuenta de que todos ellos manifestaban inflamación en los ganglios, especialmente en los de la zona del cuello. Ellos, muy avispados, comenzaron a masajear esas zonas pensando que de ese modo podrían quizá aliviar al menos la inflamación y ¡cuál fue su sorpresa! al observar que no solo desaparecía la hinchazón sino también las diversas enfermedades de las que se quejaban sus pacientes.

El matrimonio Vooder difundió la palabra del drenaje linfático por diferentes congresos de medicina y en los años 40 fundaron la primera escuela de esta práctica en Copenhague. Desde entonces el drenaje linfático se ha convertido en un método muy practicado a lo largo y ancho del planeta y en un punto intermedio ideal entre las técnicas fisioterapéuticas y de naturopatía o medicina alternativa.

El drenaje linfático manual consiste en realizar un masaje suave y ligero sobre los puntos clave del sistema circulatorio. De este modo se favorece la movilización de la linfa lo que, como ya hemos indicado, facilita la limpieza de nuestro organismo y la eliminación de las sustancias de desecho de nuestro organismo. Para que el tratamiento sea efectivo, se ha de realizar durante varias sesiones de aproximadamente una hora de duración.

Este técnica, lejos de resultar dolorosa, es además una forma de relajarse y de dedicarse una hora a uno mismo ya que tiene una acción sedante sobre el dolor y esto produce un efecto de relajación muy recomendada para paliar el estrés del día a día. El drenaje linfático manual es, a fin de cuentas, la mezcla ideal entre salud y capricho.

Aplicación del drenaje linfático manual en medicina y cirugía estética

Además de favorecer a tu salud y ser un relajante ideal, el drenaje linfático manual la aplicación del drenaje linfático manual con fines estéticos cada vez es más popular.

Drenaje linfático manual en medicina estética

Los principales usos de este método son los siguientes:

  • Acabar con la retención de líquidos. Una de las principales misiones del masaje es acabar con la retención de líquidos, por lo que se favorece la pérdida de volumen corporal producida por este problema. De hecho, el drenaje linfático se suele emplear tras el embarazo para recuperar la figura y es uno de los tratamientos favoritos de celebrities como Beyoncé.
  • Mejora del acné. La acción del masaje en este problema se debe a que al tratarse de una infección, ayuda a eliminarla y también a que desde dentro de nuestro organismo se desvíe y se elimine de tal modo que no se extienda hacia zonas no afectadas. El tratamiento de acné mediante la manipulación del sistema linfático es muy delicada y se recomienda en casos muy concretos de acné ya que es más recomendable eliminarlo con otros métodos más adecuados como el peeling facial.
  • Ponerle fin a la celulitis. En ocasiones la aparición de celulitis en nuestros cuerpos se debe a un funcionamiento incorrecta del sistema linfático. Es en estos casos cuando se recomienda el drenaje linfático para eliminarla de tal modo que se aflojan las células de grasa que hacen que la piel adquiera ese indeseado aspecto de piel de naranja.
  • Eliminación de bolsas y arrugas. Este tipo de masajes ayuda a que la piel se terse gracias a lo que se elimina la flacidez y se mejora la calidad de los tejidos.
El uso del drenaje linfático manual como tratamiento de belleza cada vez es más habitual.

Drenaje linfático manual en cirugía estética

Por otro lado, en el ámbito de la cirugía estética este tratamiento se emplea en el proceso posoperatorio con los siguientes fines:

  • Mejorar la cicatrización. Al estimular el sistema linfático se consigue acelerar la recuperación de los tejidos, así como favorecer la retracción de la piel de tal modo que las cicatrices queden lisas e imperceptibles.
  • Reduce la inflamación. Después de someterse a una intervención quirúrgica de cualquier tipo es normal que aparezca retención de líquidos debido al traumatismo al que hemos sometido a nuestro organismo, que va a adquirir inevitablemente un aspecto inflamado. La cirugía estética no se ve exenta de este «efecto secundario» y de hecho es más proclive a ellos puesto que suelen ser procesos en los que la piel ha de adaptarse a un nuevo volumen. El drenaje linfático manual hace que tras varias sesiones, ese aspecto inflamado desaparezca por completo.
  • Reduce el dolor. Como ya hemos indicado, este tipo de tratamiento tiene una función analgésica muy importante por lo que ayuda a que el proceso posoperatorio sea incluso menos doloroso.
  • Evita la aparición de edemas. El masaje linfático está especialmente indicado tras operaciones como la liposucción y gracias a él se acelera la absorción de los edemas -o cúmulos de líquidos en zonas determinadas de nuestro cuerpo- y se favorece la movilización de la piel para evitar que tras el proceso posoperatorio tenga un aspecto flácido, lo que daría al traste con la intervención.

Por todos estos motivos, el drenaje linfático manual suele estar incluido en los tratamientos de cirugía estética y se ha convertido en un tratamiento imprescindible en las clínicas de estética. Como siempre, recordar que este tipo de procesos han de ser realizados por profesionales titulados y especialmente este, que sirve para regular una parte tan importante de nuestro cuerpo como nuestro sistema de defensas.

Si estas buscando un tratamiento 3×1 ¡lo has encontrado! Porque recuerda: el drenaje linfático manual es la mezcla ideal entre salud, belleza y relax.