Escoger el balón gástrico contra la obesidad

¿Cuándo escoger un Balón Gástrico?

La obesidad ha dejado de tratarse como un mero problema estético más para pasar a ser una enfermedad crónica a nivel mundial. Cada año mueren, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de problemas derivados con su peso. Antiguamente se consideraba un problema entre aquellos países desarrollados o con altos ingresos, ahora no solo afecta a estas regiones sino que prevalece en países con ingresos medios y bajos, por ejemplo México, uno de los países líderes en población obesa.

En el caso particular de nuestro país los datos no son mucho mejores. En los últimos 20 años se ha duplicado la tasa de obesidad y se estima que más de la mitad de las personas adultas, alrededor de un 53% de la población, se encuentra por encima de su peso ideal. Los expertos indican que estamos ante la gran epidemia del siglo XXI y que nos encontramos ante una de las grandes enfermedades actuales.

Concienciar a la sociedad de la importancia de tener unas rutinas de vida saludables es cada vez más crucial, para conseguir no aumentar estos datos y prevenir ante las nuevas sociedades este grave problema social. Para ello el gobierno, organizaciones y el sector privado, entre otros, tienen un papel fundamental ante la propagación de esta información. En nuestras manos se encuentra la posibilidad de poder revertir esta situación y nosotros, como clínica especializada en nutrición y obesidad, sabemos cómo poder conseguirlo.

En ocasiones es imposible prevenir esta enfermedad y toca directamente actuar sobre ella. Los avances médicos y tecnológicos han permitido que aparezcan una gran cantidad de técnicas y métodos que pueden ayudar al paciente a sobreponerse a esta enfermedad y volver a su peso ideal, entre todas ellas se encuentra el balón gástrico, uno de los tratamientos más seguros y efectivos.

¿En qué consiste el Balón Gástrico?

El Balón Gástrico es uno de los tratamientos sin cirugía más rápido, efectivo y seguro que existe en la actualidad para poder rebatir el problema del aumento de peso en un paciente y combatir así la obesidad.

La técnica es muy sencilla, se introduce un balón desinflado en el estómago del paciente y se rellena de suero fisiológico. Este balón permanecerá en el estómago del paciente entre 6-12 meses dependiendo de las necesidades del individuo, pudiendo siempre ajustar el volumen de éste para adaptarse a la evolución que vaya teniendo.

El objetivo principal de este balón es hacer que el paciente se encuentre saciado rápidamente con la ingesta de una menor cantidad de comida, pierda el apetito y, por lo tanto, las cantidades de comida sean mucho menores. Durante todo el proceso, el equipo de nutrición le ayudará a mejorar sus hábitos alimenticios y comenzar con esas rutinas saludables que el paciente había abandonado.

El paciente puede llegar a conseguir perder hasta 37 kg durante los 12 meses de tratamiento y lo mejor, sin ningún tipo de esfuerzo y sin efecto rebote gracias al programa de reeducación nutricional.

¿Cuándo elegir el tratamiento de Balón Gástrico?

Aunque es una técnica bastante completa y sencilla, no es válida, ni apta para todo los pacientes. Se requieren una serie de condiciones básicas para poder elegir el tratamiento de balón gástrico como la mejor opción posible para luchar contra la obesidad.

Este método se realiza entre aquellos pacientes que padecen un sobrepeso de grado 2 o situaciones de obesidad de tipo 1, lo que se traduce en un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 30-35. Los pacientes tienen que ser conscientes de sus problemas de peso y querer recuperar su estado de salud anterior, además no será compatible con cualquier otro método que se han realizado con anterioridad como las técnicas de con o sin reducción de estómago.