Lactancia Materna y obesidad infantil

La lactancia materna, previene la obesidad infantil?

«Soy mamá y he decido dar el pecho a mi bebé»

Una de las decisiones más importantes tras dar a luz es la elección de ofrecer o no una lactancia materna a nuestro bebé. Aunque pueda parecernos a priori una decisión sencilla conlleva muchas más complejidades de las que nosotros creemos.

Sin duda alguna, la lactancia materna crea un vínculo emocional entre la madre y el bebé difícil de explicar si no se vive, una experiencia especial que las madres sienten por primera vez. Pero, ¿qué beneficios le aporta al bebé?

La leche materna es el mejor alimento infantil que existe, es el más equilibrado, ya que contiene la cantidad de nutrientes necesarios para el buen desarrollo de nuestro bebé, ayuda a su sistema inmunológico y, sobre todo,  ayuda a prevenir enfermedades como el sobrepeso y la obesidad infantil.

Obesidad infantil y lactancia materna

La leche materna puede ser determinante en la obesidad infantil

Hace unas semanas se presento en EEUU un estudio sobre la lactancia materna, dónde se encontraba una sustancia (hidratos de carbono complejos) que podía determinar la transmisión de la obesidad y el sobrepeso.  Como todos conocemos dar el pecho es un factor protector ante el posible exceso de peso y un futuro caso de obesidad infantil, sin embargo la variación de dicha sustancia puede provocar que esto no sea del todo correcto.

Según el estudio,  la composición de la leche materna individual es determinante a la hora de predecir la obesidad del bebé, así como la obesidad de la madre y su aumento de peso durante y después del embarazo. El problema de la obesidad infantil no solo deriva de la retirada del pecho y  el inicio de los primeros alimentos sólidos, sino que puede comenzar antes, durante esta etapa.

Aunque es cierto que el estudio se encuentra en fases iniciales los resultados que ya se han ofrecido son totalmente prometedores. La idea es poder seguir investigando hasta poder conocer qué sustancias son las más importantes para la protección del bebé ante la obesidad y poder así crear suplementos alimenticios que puedan ayudar a esas madres, que no son capaces de segregar de manera automática ese tipo de sustancia.

Pase lo que pase en el futuro, lo que está claro es que la lactancia materna es fundamental por los grandes beneficios en la salud que aporta a los bebés. La Organización Mundial de la Salud la recomienda de una manera exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé, para seguir con la iniciación de los alimentos adecuados para esta edad, pudiendo mantener esta lactancia hasta los dos años.

Buenos hábitos alimenticios

Actualmente España se ha convertido en el segundo país de la Unión Europea con mayor número de niños con problemas de obesidad infantil y sobrepeso, con un 16% de población infantil afectada entre los 6-12 años de edad. Algo más que contradictorio con nuestra dieta mediterránea.

Como madres es importante trasmitir a nuestro bebé, desde el principio, unos buenos hábitos alimenticios, ya que eso hará que tenga una vida más saludable, así como, ayudar a prevenir futuras enfermedades asociadas a la obesidad como el Alzheimer, Diabetes o problemas cardiovasculares, entre otros.

Si tienes problemas de alimentación y quieres cambiar tu estilo de vida, llámanos al 900.844.450 y te informaremos de todos nuestros planes nutricionales para que puedas empezar a cambiar tus hábitos desde el primer minuto, sin necesidad de pasar hambre.