Doris y su tratamiento de Balón Gástrico

¡Increíble! Conoce a Doris y su tratamiento de Balón Gástrico

¿Os imagináis no poder subir las escaleras de vuestra casa con solo 34 años? ¿Sentir una fatiga constante al andar por la calle? O simplemente, ¿estar cansada todo el día por culpa de tu peso? Pues bien aunque os parezca increíble eso es justo lo que le sucedió a la protagonista de esta historia, nuestra paciente Doris.

A sus 34 años, Doris llegó a pesar más de 85 kilos y aunque este dato no deja de ser un número sin más, si es importante tenerlo en cuenta dentro de esta historia, ya que fue el causante de que su estado de salud se viera afectado por completo. Problemas constantes de colesterol, cansancio diario, fuertes fatigas al subir las escaleras, cada vez le costaba más caminar y miles de problemas más que nada tenían que ver con su edad.

Doris solo tenía dos opciones ante esta situación: seguir con su vida y empeorar lentamente o poner fin a estos problemas y hacer un cambio radical de hábitos. Ella lo tenía claro, no quería seguir así y no por una cuestión física, sino por salud. Así que, tras una búsqueda exhaustiva por Internet nuestra amiga decidió que era el momento perfecto de empezar con esta nueva vida.

Un año después de que tomará la decisión más importante de su vida, Doris no solo ha conseguido perder más de 37 kilos, si no que ha puesto fin a todos sus problemas relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

¿Queréis saber cómo ha sido todo este proceso? Pues sigue leyendo y podrás conocer el tratamiento que se realizo, en qué consiste y cómo ha sido toda su evolución.

El Balón Gástrico, el tratamiento elegido por Doris

Determinar que tratamiento es el más acertado para cada uno de nuestros pacientes es una tarea fundamental para nuestro equipo médico, esta decisión es vital para conseguir unos resultados perfectos. Además de hacer una exploración detallada del estado de salud es necesario conocer la altura y el peso del paciente para saber cuál es su Índice de Masa Corporal (IMC), en el caso de Doris pesaba más o menos unos 88 kilos y media unos 156 cm.

Para calcular el IMC solo necesitamos realizar una fórmula muy sencilla: peso (kg)/ altura (cm2). De esta manera conseguimos saber rápidamente el estado de salud de Doris, como podréis ver su IMC era de 36.16, lo que equivale a una obesidad de tipo II. En estos casos los tratamientos más idóneos son o bien el balón gástrico o técnicas de reducción de estómago sin cirugía como el Método POSER. En su caso ella se decantó por el balón gástrico, ya que era la opción más sencilla y menos invasiva.

¿Qué es el balón gástrico?

El Balón Gástrico es uno de los métodos sin cirugía más rápidos, seguros y efectivos que existen en la actualidad para perder peso y poder combatir los problemas de sobrepeso y obesidad. Si el paciente sigue a rajatabla las indicaciones del equipo médico conseguirá solo en los primeros 6 meses perder más de 18 kilos, llegando a alcanzar un máximo de 37 kilos durante los 12 meses de tratamiento.

En menos de 15 minutos, el paciente tendrá el balón gástrico colocado en su estómago y podrá comenzar a perder peso desde el primer minuto. La sensación de saciedad es tal que solo necesitará ingerir una mínima cantidad de comida, perdiendo notablemente el apetito.

Para garantizar unos grandes resultados y evitar ese efecto rebote será necesario que nuestro equipo médico acompañe durante todo el tratamiento al paciente con un programa especial de reeducación de los hábitos alimenticios y de estilo de vida. De tal manera, que se consiga adelgazar sin ningún tipo de esfuerzo y de una manera totalmente saludable.

Una vez finalizados los 12 meses, el paciente tendrá que retirarse el balón gástrico y seguir con los consejos y recomendaciones que ha ido adquiriendo a lo largo de todos estos meses. Solo así podrá garantizar un resultado permanente y definitivo a lo largo del tiempo.