Cirugía Ortognática

Con la cirugía ortognática o cirugía de las deformidades faciales podrás eliminar los problemas respiratorios y estéticos producidos por una asimetría en la zona facial.

Detalles

Tiempo quirúrgico:
2-5 horas
Anestesia:
General
Hospitalización:
Si
Recuperación:
15 días
Resultados:
2- 3 semanas
Todo INCLUIDO
  • 1ª Valoración
  • Analítica
  • Anestesia General
  • Medicación
  • Revisiones

Qué es la cirugía ortognática

La cirugía ortognática o cirugía de la maloclusión permite recuperar los problemas de armonía facial, que bien por motivos funcionales o estéticos, suponen un inconveniente en la vida diaria del paciente mejorando la articulación temporomandibular, problemas respiratorios y restaurando el perfil facial del paciente.

cirugia maxilofacial

Las deformidades faciales vienen provocados por un exceso o falta de crecimiento del hueso que se forma en la zona facial, creando un crecimiento anormal de este, lo que conocemos habitualmente como mandíbulas pequeñas o prominentes. Las deformaciones se suelen producir durante la etapa de desarrollo de la persona, estabilizándose durante la edad adulta. Esta falta de armonía funcional  y estética en el rostro se puede producir en cualquier hueso facial como los maxilares superior e inferior, también conocido como mandíbula,  y en algunos casos la modificación de la zona del mentón.

En la actualidad del total de los pacientes que se ven afectados por esta patología, el 30% se consideran grandes candidatos para este tipo de cirugías, garantizando grandes resultados no solo a nivel estético sino funcional, un claro ejemplo son aquellos casos en los que los huesos maxilares o la mandíbula se ven afectados y derivan problemas de oclusión, malas adaptaciones o dificultades de encaje. Es muy probable que en la mayoría de los pacientes se necesite de ortodoncia, además de cirugía, para poder combatir estas alteraciones.

Cirugía ortognática antes y después

Casos de cirugía ortognática

cirugia ortognaticacirugia maxilofacialcirugia ortognatica antes y despuesoperacion ortognaticacirugia ortognatica postoperatorio

Cómo es la operación ortognática

La cirugía ortognática es el proceso para tratar patologías como los prognatismos o clases III (mandíbulas prominentes), las micrognatias o clases II (mandíbulas pequeñas), las mordidas abiertas, torcidas, problemas de sonrisa gingival o labio leporino, entre otras.

El tratamiento se realiza bajo anestesia general, siendo una técnica que necesita de ingreso hospitalario. La complejidad de la intervención determinará la duración final de la cirugía siendo entre unas 2 y 5 horas, dependiendo de si se debe tratar los maxilares superiores junto a los maxilares inferiores o mandíbula. En algunos casos también se puede retocar la parte del mentón, para mejorar al completo la zona bucal.

Mediante pequeños cortes intraorales en la zona del hueso mandibular se consigue corregir y recuperar la posición correcta que la mandíbula debe tener en la zona facial. Es importante tener una planificación perfectamente correcta previa a la operación ortognática para poder conocer y determinar en qué estado se encuentra el maxilar y los milímetros que se deben avanzar o descender en la mandíbula.

Cuando se ha realizado la correcta posición de los maxilares se recuperará la armonía del rostro, traduciéndose en un confort funcional y emocional del paciente.

Para un éxito asegurado en este tipo de tratamientos es importante, no solo esa correcta planificación, sino una colaboración entre el cirujano maxilofacial y los especialistas de cada área médica: odontología y ortodoncia.

Beneficios

Los beneficios de la operación de mandíbula son tanto funcionales como estéticos. Es una de los mejores tratamientos para poder eliminar los problemas derivados en el paciente de una incorrecta asimetría maxilar. Entre los beneficios encontramos:

  • Una mayor rapidez de los resultados frente a otro tipo de métodos de recolocación de la mandíbula. El resultado es inmediato. Tras las primeras 3 semanas y una vez eliminado toda la inflamación que vamos a tener en la zona facial se podrán observar claramente los resultados.
  • Modificación perfecta del aspecto de la boca, corrigiéndola y centrándola, provocando que tanto la sonrisa como los labios den otro aspecto más juvenil.
  • Corrección de alteraciones del mentón causado por un exceso de desarrollo o todo lo contrario.
  • Correcto posicionamiento de la mandíbula eliminando problemas como la sonrisa gingival, mordida abierta o incluso problemas de asimetría facial.

Ventajas

  • Proceso seguro.
  • Los resultados son definitivos.
  • Mejora visiblemente la estética de nuestra zona facial.
  • Consigue acabar con los problemas graves de maloclusiones.

Recuperación operación ortognática

Una vez finalizada la intervención quirúrgica el paciente deberá estar ingresado durante las siguientes 24-48 horas. El postoperatorio de cirugía ortognática es bastante lento y requiere un cambio de los hábitos alimenticios durante los primeros 15 días que consiste en basar la alimentación en una dieta líquida.

El paciente deberá volver a las distintas revisiones tras el tratamiento (aproximadamente a los 3-4 días de la cirugía, 1 semana, 15 días, 1 mes, 3 meses, 6 meses y 12 meses después de la intervención) En algunos casos será necesario un control más exhaustivo que podrá llegar hasta un total de 24 meses.

Reposo en cama
Reposo absoluto en cama durante las primeras 24 horas tras la intervención. Se podrá reiniciar el ejercicio físico entre la primera y cuarta semana, dependiendo del tipo de operación ortognática que se haya realizado finalmente y del comportamiento del organismo del paciente.
líquidos
Dieta líquida prácticamente un mes para que posteriormente empecemos a comer y volver a masticar de manera controlada.
banda
Tras la intervención, se debe utilizar el vendaje indicado por el médico.
medicación
El paciente deberá tomar la medicación que el especialista maxilofacial y los médicos le hayan recomendado.
sol
Evitar la exposición directa al sol entre un mes o mes y medio, evitando que se pueda producir una mayor inflamación o la aparición de manchas en zonas con cicatrices recientes o hematomas.
fumar beber
No fumar ni ingerir alcohol los 30 días posteriores y anteriores a la intervención.

Contraindicaciones

Como todo procedimiento quirúrgico hay probabilidades de que se pueda sufrir alguna complicación, reduciéndose a la mínima si el paciente ha tomado las precauciones necesarias previas a la cirugía.

Es importante que el paciente que vaya a realizarse este tipo de cirugías ortognáticas no tenga ningún tipo de enfermedad de carácter coagulante, cualquier estado infeccioso o problemas crónicos no controlados (como diabetes, hipertensión, etc.).

Cualquier consulta o duda sobre la cirugía deberá ser consultada en la primera visita con el especialista maxilofacial.

Cirugía ortognática en Madrid

Las deformaciones de mandíbula no solo causan problemas estéticos, provocan verdaderos problemas de salud en el paciente relacionados con su estado de ánimo, que perjudica en el desarrollo de su vida diaria. En nuestras clínicas de Madrid ofrecemos un equipo completo de cirujanos maxilofaciales que te ayudarán desde el primer momento a eliminar este tipo de problemas.