Limpieza Dental

Protege por completo el esmalte de tus dientes, suavizando las manchas y eliminando por completo la suciedad que se acumula entre los dientes con el tratamiento de limpieza dental.

Detalles

Tiempo quirúrgico:
30 minutos
Anestesia:
No necesita
Hospitalización:
No
Recuperación:
No necesita
Resultados:
Inmediatos

Precio en promoción

Antes
45
Desde
30
Reservar

Qué es la Limpieza Dental

La limpieza dental o profilaxis es uno de los tratamientos más recomendados para conseguir mantener a lo largo del tiempo unos dientes y encías totalmente sanas. A través de varios instrumentos especializados se remueve la placa bacteriana entre los dientes y las encías eliminando cualquier tipo de suciedad impregnada en la zona, como el sarro, así como la mejora del color y la posible eliminación de algún tipo de mancha ocasionada por la alimentación o el consumo de ciertas bebidas.El objetivo principal de esta técnica es acceder a esas zonas imposibles de llegar con una higiene dental diaria, mejorando por completo la estética dental y consiguiendo una sonrisa saludable, radiante y bonita. Además de esta limpieza y mejora de la higiene bucal, este método permite prevenir enfermedades periodontales más complejas.

Tipos de limpiezas dentales

En nuestras clínicas ofrecemos varios tipos de limpiezas dentales adaptándonos así a las necesidades de cada tipo de paciente.

  • Limpieza dental simple: es una limpieza que se realiza de forma manual donde se eliminan pequeñas capas de sarro sin adentrarse en zonas tan específicas.
  • Limpieza dental profunda o destartaje: se realiza mediante ultrasonidos y consiste en una desinfección completa de las encías. Es un tratamiento mucho más profundo que llega así a la zona de las bolsas periodontales, ese pequeño espacio entre la encía y el diente donde es tan común la acumulación de sarro y bacterias.

Cómo son las limpiezas dental

Nuestro equipo médico odontólogo recomienda realizar la limpieza dental una vez cada seis meses, aproximadamente. Es importante saber que a diario nuestros dientes y encías se encuentran en contacto con miles de bacterias que pueden provocar grandes enfermedades bucales. En la mayoría de las ocasiones los cepillos dentales no son capaces de llegar a eliminar toda la placa dental o puede ser que esa placa se convierta  a lo largo del tiempo en tártaro o cálculo dental,siendo su eliminación más dificultosa y es necesario una higiene oral más allá de la habitual.Lo primero será comprobar y descartar algún tipo de enfermedad periodontal, en el caso de ser así se tendrá que llevar a cabo un diagnóstico personalizado, comenzar con el tratamiento y, posteriormente, finalizar con una limpieza dental.

Si el paciente no tiene ningún problema se comenzará con esta técnica, para ello se retirará la placa bacteriana y el sarro con una herramienta que se conoce como cureta. Durante este proceso es normal que se produzca algo de sangrado en la encía, ya que se elimina todo el sarro acumulado por debajo de la línea de la encía. Una vez finalizado con este proceso se realizará la limpieza de los espacios interdentales con la ayuda del hilo dental, así como de las posibles manchas formadas por la ingesta de alimentos o bebidas que contengan pigmentos.

Después de la limpieza profunda, se llevará a cabo el pulido de los dientes con una pasta fluorada y blanqueadora que se irá extendiendo por los dientes, así se conseguirá una superficie lisa y mejor algo el tono de los dientes.

El tratamiento finalizará con la aplicación de un desensibilizante, ya que después de la limpieza dental hay zonas del esmalte que quedan más sensibles debido a que han estado cubiertas por el sarro, así ayudamos a reducir las molestias que puede causar este procedimiento en la zona.

Es muy importante para el éxito y duración del tratamiento, que el paciente siga una rutina de higiene dental diaria y correcta siguiendo las indicaciones dadas por el dentista de una correcta técnica de cepillado y complementos como enjuague bucal e hilo dental.

Ventajas del tratamiento

Para mantener los dientes y las encías totalmente sanas es necesario algo más que una buena higiene dental diaria. La técnica de limpieza dental nos permite mejorar la salud de los dientes y prevenir algún tipo de enfermedad bucodental. Son muchas las ventajas que nos ofrecen este tipo de métodos a nuestra vida diaria:

  • Eliminación por completo de la acumulación de sarro: El sarro son los restos de bacterias que no se consiguen eliminar con el lavado, que se endurecen y se adhieren por completo a la parte visible del diente. Es la principal alteración estética que sufre la sonrisa, ya que consiste en una película pegajosa y amarillenta totalmente visible y molesta, que con el paso del tiempo se llega a endurecer, haciendo más difícil su remoción, sólo lográndolo en consulta con el destartaje dental.
  • Mejora la sonrisa: las manchas dentales pueden ser provocadas también por la acumulación de placa. Durante la limpieza dental se remueve esa placa incrustada, consiguiendo mejorar por completo la estética y sonrisa del paciente.
  • Prevención de posibles enfermedades: una buena higiene ayuda a prevenir enfermedaes periodontales y la halitosis, por lo tanto es importante realizar este tipo de técnicas de manera periódica.

Después del tratamiento

La limpieza dental es un tratamiento tan cotidiano que ofrece una recuperación inmediata, sin ningún tipo de dolor o posible complicación. Durante las primeras 24-48 horas el paciente podrá sentir algún tipo de molestia o sensibilidad al frío o al calor, algo cotidiano que irá desapareciendo a medida que pasen los días.Una vez finalizado el procedimiento, nuestro equipo médico entregará una serie de recomendaciones a seguir por el paciente durante los próximos meses tales como:

  • Buena higiene bucodental: es importante que el paciente pueda llevar a cabo una limpieza a base de cepillo, dentífrico, hilo dental y colutorio.

Nuestro equipo médico explicará al paciente cual es la mejor técnica de cepillado dental especial para conseguir así evitar esa acumulación de las bacterias dentro de la propia encía.

Paciente ideal limpieza dental

La limpieza dental es un tratamiento puramente estético dental que está pensado para aquellas personas que quieran eliminar por completo el sarro y la suciedad que se queda incrustada en los dientes y que es imposible llegar con una higiene dental diaria, así como una pequeña mejora del color y la eliminación de algún tipo de mancha provocada por el consumo masivo de ciertos alimentos o bebidas tales como el café, té, chocolate, especias, entre otras.

Es un procedimiento totalmente seguro y nada invasivo para el paciente, consiguiendo unos resultados totalmente inmediatos. Se puede llevar a cabo a partir de la erupción de los primeros dientes, y siempre y cuando no haya ningún tipo de enfermedad dental previa. En este caso se tendría que tratar previamente esa enfermedad y posteriormente finalizar con una limpieza dental profunda.

El objetivo principal del paciente ideal es conseguir mejorar la estética y la salud de los dientes y encías por completo de sus dientes, eliminando esa suciedad, mejorando levemente el color de los dientes y una mayor prevención de posibles enfermedades bucodentales.

Es un tratamiento totalmente necesario en nuestra higiene dental que como mínimo debe realizarse entre 1-2 veces al año. (Cada 6 meses)

Contraindicaciones (limpieza con ultrasonido)

La limpieza dental con ultrasonidos tiene también algunas desventajas que no podemos dejar de nombrar. Para el dentista, algunos de los dispositivos ultrasónicos le pueden resultar algo incómodos por su vibración, complicando el control sobre si se ha eliminado todo el sarro de la raíz de un diente o no. También debe protegerse de la neblina que produce la limpieza.Además, la limpieza ultrasónica está contraindicada en casos como los siguientes:

  • En pacientes con marcapasos o cardiopatías.
  • En personas con dientes hipersensibles, desmineralizados, fracturados o con restauraciones de porcelana o implantes de titanio.
  • En diabéticos o personas con el sistema inmunitario debilitado.
  • En personas que se estén sometiendo a radioterapias.

En estos casos es más recomendable optar por una limpieza dental realizada de forma manual.

Al igual que todos los tratamientos dentales, la limpieza dental presentar algún tipo de efecto secundario en el pacientes, tales como:

  • Sensibilidad en los dientes ante el frío o el calor.

Pasadas las primeras 24-48 horas estos efectos secundarios desaparecerán para siempre de manera automática. Es importante seguir las recomendaciones de nuestro equipo médico para agilizar el proceso de recuperación y conseguir los resultados deseados.

Limpieza Dental en Madrid

Son muchos los alimentos y bebidas que perjudican el esmalte de nuestros dientes, provocando la aparición de manchas o incluso el cambio de color por completo. Además, en ocasiones, nuestra higiene diaria dental no es suficiente y necesitamos realizar una limpieza dental más profunda para eliminar esa suciedad que queda impregnada entre los dientes. En nuestras clínicas ubicadas en pleno centro de Madrid ofrecemos las mejores técnicas de higiene y estética dental para conseguir mejorar por completo la estética y la salud de los dientes.