Método POSE Vertical Reforzado

Más efectivo, avanzado y menos invasivo, así es la nueva técnica de reducción de estómago sin cirugía.

Detalles

Tiempo quirúrgico:
40 minutos
Anestesia:
General
Hospitalización:
1 noche
Recuperación:
48 horas
Resultados:
Inmediatos

POSE vertical reforzado precio

Antes
11.990
Ahora
10.990
Financiar Reservar
Todo INCLUIDO
  • 1ª Valoración
  • Analítica
  • Cirugía del estómago
  • Quirófano
  • Plan nutricionial 12 meses
  • Anestesia
  • Revisiones
  • Medicación

Qué es el POSE Vertical Reforzado

El método POSE vertical reforzado es una de las técnicas más avanzadas que existe entre los tratamientos de pérdida de peso actual. Ayuda a conseguir poner fin a los problemas de sobrepeso u obesidad de manera más efectiva, avanzada y menos invasiva garantizando al 100% unos mejores resultados y un mayor aumento de pérdida de peso que con el método convencional.

El tratamiento consiste en la reducción del estómago sin cirugía, su forma y su capacidad mediante realización de pliegues a nivel del fundus gástrico (fondo del estómago), cuerpo gástrico (parte central) y del antro pilórico (final del estómago). Durante la endoscopia es probable que el paciente pueda necesitar algún pliegue adicional a los que se realizan usualmente en el método convencional.

Tras meses de estudio hemos analizado que aquellas personas que se les inserta algún pliegue adicional obtienen mejores resultados al final de su tratamiento, llegando a perder hasta un 10% más del exceso de peso que los demás pacientes.

Método POSE vertical reforzado | Clínicas Diego de León
El método POSE vertical reforzado cuenta con 3 pliegues más para alcanzar una reducción de estómago de hasta un 40%.

 

La reducción de estómago reforzada es posible gracias a los últimos avances tecnológicos que han permitido realizar una variación del tratamiento para llegar a incluir hasta 3 pliegues más, repartidos entre la zona del fundus, cuerpo y el antro estomacal, para alcanzar los 15 pliegues. Con este avance, el nuevo método POSE nos ayuda a mejor nuestra sensación de saciedad con anterioridad.

Gracias a esta nueva técnica el paciente es capaz de reducir el volumen del estómago hasta un 40%, un 10% más respecto al método convencional que solo consigue un 30% de reducción. Todo esto garantiza una mayor durabilidad de la intervención y una mejora en la pérdida del exceso de peso llegando a perder hasta 35 kilos.

Vídeo explicativo:

 Antes y después

Vídeos

Fotos

Método POSE Reforzado - Antes y después

Cómo es el tratamiento

El equipo médico especialista en nutrición y obesidad será el encargado de valorar si el paciente es apto para someterse a este tipo de intervención. Para ello se debe consultar la historia médica y medir su nivel de IMC (Índice de Masa Corporal). Es importante tener en cuenta que los pacientes que se hayan sometido anteriormente a otra cirugía para la pérdida de peso no podrán someterse a este tratamiento.

Si se considera que el paciente es apto para someterse a la operación, se pasa a una fase de pruebas preoperatorias para poder preparar la intervención y comenzar con el tratamiento.

La intervención es bastante sencilla y rápida. Consiste en la introducción de un endoscopio con un pequeño tubo en el que se alojan una pequeña luz y cámara, que permite al cirujano observar el interior del estómago desde una pantalla anexa a la mesa de operaciones.

Una vez que se ha realizado la endoscopia, mediante una plataforma de operación sin incisión para la cirugía endoluminal (IOP) el doctor procede a realizar pliegues en el estómago a nivel del fundus gástrico (fondo del estómago), cuerpo gástrico y del antro pilórico (final del estómago).
método pose como se hace

Este proceso tiene una duración aproximada de unos 30- 40 minutos, se realiza sin ningún tipo de incisión y cicatriz alguna, siendo el periodo máximo de recuperación unas 48 horas. Además, el tratamiento se realiza bajo anestesia general, por lo que el paciente no notará ninguna molestia.

El procedimiento POSE vertical reforzado tiene como principal objetivo, la reducción de la forma y capacidad del estómago, pero a su vez se ayuda a que el paciente recupere su salud física y psicológica por medio de una reeducación en sus hábitos diarios.

Ventajas

El método POSE vertical reforzado es ideal para aquellas personas que quieran poner fin a sus problemas de sobrepeso y obesidad sin necesidad de recurrir a la cirugía bariátrica tradicional. Este tratamiento se lleva a cabo en el quirófano de un hospital por medio de un cirujano endoscopista, utilizando un endoscopio flexible y una plataforma de operación (IOP), permitiendo así que todo el procedimiento se pueda realizar por vía oral y sin necesidad de incisiones.

Esta técnica nos permite llegar a reducir el tamaño del estómago hasta un 10% más adicional que con el método POSE tradicional y, por lo tanto, un mayor aumento de la pérdida del exceso de peso del paciente.

Al realizarse a través de una cirugía endoluminal endoscópica, procedimiento quirúrgico a través de los orificios naturales, cuenta con una serie de beneficios:

  • Tratamiento menos invasivo.
  • No hay cicatrices externas.
  • Menor tiempo de recuperación postoperatorio.
  • Menor riesgo de infección.
  • Menor riesgo de complicaciones quirúrgicas.

Candidatos

El método POSE vertical reforzado está indicado a pacientes que actualmente se encuentren en una obesidad de tipo 1 y 2 o incluso en situaciones de obesidad mórbida, es decir, personas con un índice de masa corporal (IMC) superior y recomendado entre el 30-40.
Grados de obesidad
Nuestro equipo de profesionales médicos te ayudarán a conocer tu IMC, orientándote así en el tratamiento que mejor se pueda adaptar a tus necesidades. Si quieres calcular el IMC solo tienes que aplicar una  fórmula basada en tu peso (kg)/ altura (cm2). 
Conoce tu IMC

Cuidados

La principal ventaja del método POSE vertical reforzado frente a otro tipo de tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos es la rápida recuperación del paciente. Es muy común que el paciente, inmediatamente después de la cirugía, tenga una sensación alta de saciedad, por lo que desde el primer minuto se comienzan a ver los primeros resultados. En algunos casos se puede llegar a experimentar nauseas o vómitos tras la realización de los pliegues. No obstante, este tipo de molestias sólo se prolongan más allá de las primeras 24 horas posteriores a la operación.

Una vez finalizada la intervención es conveniente seguir una serie de recomendaciones, que nuestro equipo médico indicará, con el fin de mejorar dicha recuperación.

Durante los próximos meses se tendrá un control exhaustivo por parte de nuestra nutricionista, quién preparará el plan nutricional personalizado de 12 meses a cada uno de los pacientes. Progresivamente, el paciente podrá ir incorporando a su dieta alimentos más sólidos, siendo el equipo médico de la clínica quiénes vayan pautando este proceso nutricional. Es importante seguir estas pautas, ya que la adquisión de estos nuevos hábitos alimenticios saludables serán la clave para el éxito rotundo del tratamiento POSE vertical reforzado.

Como medida de prevención recomendamos que el paciente no realice ninguna actividad física durante los días posteriores, ya que es normal que sienta una sensación de debilidad.

Todo incluido

info
1ª Consulta informativa sin compromiso
tanita
Evaluación antropométrica con TANITA
mantenimiento
Plan nutricional pre-intervención y post-intervención
analitica
Analítica y pruebas pre-operatorias
estomago
Realización del tratamiento
anestesia
Anestesia general
nutricion
Plan de mantenimiento y seguimiento nutricional durante 12 meses
revisiones
Revisiones con el médico, nutricionista, orientación psico nutricional y plan de activación física

Preguntas Frecuentes sobre el POSE Reforzado

¿Cuánto debo pesar para realizar el tratamiento?

El Método POSE Reforzado está pensado para pacientes que se encuentren en una situación de obesidad tipo 1 o 2, es decir, que su Índice de Masa Corporal (IMC) este entre 30-40. Dependiendo de la altura y del peso del paciente se podrá calcular este IMC y se podrá saber en qué estado se encuentre, sin conocer estos datos es imposible indicar el peso máximo.

¿Si quiero perder 10 kilos puedo realizarlo?

En principio no. Existen otro tipo de tratamientos, menos invasivos, que pueden ayudar a ese paciente a perder esos 10 kilos de más como el balón gástrico o incluso las dietas personalizadas. Con el método POSE se puede llegar a conseguir perder hasta un máximo de 35 kilos, por lo que no estaría indicado para pacientes son sobrepeso de grado 1 o 2.

¿Cuándo elegir el POSE reforzado?

Es la mejor opción entre aquellos pacientes que busquen reducir su estómago de manera definitiva sin necesidad de recurrir a la cirugía. Es una técnica muy efectiva, avanzada y poco invasiva. Garantiza al paciente el 100% de sus resultados y una mayor pérdida de peso que con los métodos convencionales.

¿Cuánto dura la intervención de POSE reforzado?

Su duración es de aproximadamente unos 40 minutos, se requiere de anestesia general y, por lo general, el paciente tendrá que pasar la primera noche en observación en el hospital. Pasadas las primeras 48 horas tras la intervención, el paciente estará prácticamente recuperado y podrá comenzar con la ingesta progresiva de alimentos, así como la reincorporación a sus hábitos diarios.

¿Qué quiere decir que se realizan “pliegues” en el estómago?

La reducción de estómago que se realiza con el método POSE es a través de pequeños pliegues en esa zona. Cuando nos referimos a “pliegues” estamos haciendo referencia a las zonas del estómago que van a quedar unidas, formando un pliegue, y por lo tanto provocando que el tamaño de esta área sea mucho más pequeño.

¿Las grapas de método POSE reforzado se pueden quitar?

Se pueden eliminar sin problema siempre que se produzca algún tipo de contraindicación o efecto secundario en el paciente, algo bastante inusual.

¿Puedo volver a engordar después del POSE reforzado?

No. Aunque es importante que el paciente comience con una reeducación de sus hábitos nutricionales desde el primer día de tratamiento. De esta manera aprenderá a distinguir entre los alimentos sanos y más perjudiciales para su organismo y, sobre todo, controlar sus problemas de ansiedad a cualquier hora.

¿Se puede financiar el POSE reforzado?

Todos nuestros tratamientos se pueden financiar en hasta 36 meses al 0% de interés. Si necesitan más información pueden solicitar una financiación desde nuestra web sin ningún tipo de compromiso.

¿Cuándo podré volver a mi vida normal?

Lo normal es que pasadas las primeras 48 horas tras la intervención, el paciente pueda incorporarse a su rutina diaria con total normalidad. Es cierto que durante las primeras semanas tendrá que llevar una dieta bastante estricta hasta asentar su estómago y su cuerpo pero nada fuera de lo normal.

Después de operarme, ¿tengo que seguir una dieta?

Durante las primeras semanas será necesario llevar una dieta prácticamente líquida y, posteriormente, comenzar a incorporar alimentos más sólidos. Nuestro equipo de nutrición preparará un plan personalizado durante los próximos 12 meses para ayudar al paciente a modificar sus hábitos y conseguir alcanzar los objetivos deseados.

¿Cuánto tiempo tardaré en perder peso después del POSE?

Desde el primer día se podrán comenzar a ver los primeros cambios. Lo habitual es que tras los primeros 2-3 meses se pueda llegar a perder hasta un máximo de 20 kilos, siempre dependiendo del paciente.

¿A qué edad puedo realizarme el POSE reforzado?

A partir de la mayoría de edad se puede realizar sin ningún problema. Se puede realizar en cualquier momento del año, sin importancia de la estacionalidad.

POSE Reforzado en Madrid

Los últimos avances tecnológicos han permitido variar el tratamiento consiguiendo así una reducción de estómago más reforzada, que ayuda aún más al paciente a mejorar su sensación de saciedad. En nuestro centro situado en la Comunidad de Madrid podrás conocer todas las ventajas y beneficios que te ofrece el POSE vertical frente al POSE.

Calcula tu IMC