Reducción de Estómago

La reducción de estómago es una solución para pacientes con un grado alto de obesidad que, a pesar de realizar dietas y ejercicio, no consiguen perder peso. Existen diferentes técnicas mediante las cuales pueden realizarse este tipo de tratamientos: con cirugía (tradicional) o sin cirugía (vía laparoscopia).

Detalles

Tiempo quirúrgico:
a consultar
Anestesia:
a consultar
Hospitalización:
a consultar
Recuperación:
72 horas

Precio

desde
9.400
Financiar Reservar
Todo INCLUIDO
  • 1ª Valoración
  • Analítica
  • Biorresonancia
  • Plan nutricional
  • Coach Emocional
  • Revisiones
  • Medicación

Qué es la Reducción de Estómago

Las denominadas reducciones de estomago sin cirugía o vía laparoscopia, suelen requerir menor tiempo de hospitalización y dolor, además de no dejar cicatrices y tener una recuperación más rápida.

Dependiendo del grado se sobrepeso que presente el paciente, nuestro especialista recomendará un tratamiento u otro en base a sus objetivos. Para obesidades del tipo I y II, lo que es equivalente a un IMC entre 30-40, los tratamientos más recomendados suelen ser el método POSE y el Balón Intragástrico. Por otro lado, en el caso de pacientes con un sobrepeso más elevado, como obesidad mórbida o extrema (IMC superior a 40), se necesitaran de tratamientos más rigurosos como el Bypass Gástrico o la Manga Gástrica.

De todas formas, siempre es recomendable acudir a una consulta de valoración gratuita para determinar cuál es la mejor opción para cada paciente.

Vídeos Explicativos


Antes y después

Vídeos

Imágenes

Candidatos

Los tratamientos de reducción de estómago están indicados a pacientes que presenten un índice de masa corporal (IMC) superior a 30 y que además puedan padecer de patologías más graves como diabetes tipo II, enfermedades cardiacas, lesiones en las articulaciones, altos niveles de lípidos en la sangre, entre otras.

grados de obesidad
El grado de obesidad es el que indica si el balón gástrico es el tratamiento indicado para perder peso.

La indicación ideal para la colocación de un balón gástrico es un IMC de entre 30 y 40:

tabla IMC

Ventajas

La reducción de estomago, con o sin cirugía bariátrica, presenta diferentes ventajas, entre ellas, la más importante es su capacidad de evitar un gran número de enfermedades. Desde el día uno, posterior a la realización del tratamiento, el paciente inicia un nuevo camino que lo llevará a alcanzar un estilo de vida más sano.

  • Procedimientos mínimamente invasivos.
  • Pérdida de peso inicial bastante rápida.
  • Reducción de la presión arterial.
  • Control de la diabetes.
  • Reducción del riesgo de enfermedades coronarias.
  • Reducción de los niveles de colesterol.
  • Desaparición de los dolores musculares asociados al sobrepeso.
  • Mayor autoestima.
  • Menores niveles de ansiedad.

Cómo es el tratamiento

El primer paso es acudir a una consulta gratuita con nuestros especialistas, los cuales evaluarán su índice de masa corporal (IMC) e historia clínica.

Una vez que el cirujano considera que el paciente es apto y determine cuál es el mejor tratamiento acorde a sus necesidades e historial clínico. Se realizarán los exámenes preoperatorios necesarios.

Finalmente, tras obtener los resultados y comprobar que son favorables, se fijara el día  y la hora para realizar el tratamiento.

Reducción de Estómago con cirugía

Manga gástrica

Con la Manga Gástrica se consigue reducir, de forma definitiva, un 80% la capacidad del estómago mediante su extirpación quirúrgica. Además, en la mayoría de los casos se obtiene una pérdida de peso entre el 60-70% del peso inicial del paciente, lo que se verá reflejado a lo largo del 6º a 12º mes.

Este tratamiento es recomendado para pacientes que presentan un IMC superior a 40, es decir, para casos de obesidad mórbida.

Este tratamiento quirúrgico se realiza en 90 minutos y se utiliza anestesia general. Además, el paciente necesitará un ingreso hospitalario de 48 a 72 horas y su periodo de recuperación aproximado será de una semana, mostrando resultados inmediatos.

Bypass gástrico

El Bypass Gástrico es una técnica de reducción de estómago, que permite al paciente sentirse satisfecho con una ingesta mucho menor de comida que lo habitual. La American Society for Bariatric Surgery (ASBS) y el National Institutes of Health(NIH) de los EEUU consideran esta técnica como el mejor procedimiento para la pérdida y control del exceso de peso a largo plazo, para pacientes con un IMC superior a 45 (obesidad mórbida o extrema).

El tiempo de duración de la intervención quirúrgica es de 2,5 horas  y se utiliza anestesia general. Puede realizarse por la técnica de laparoscopia o como una cirugía abierta. Las mayores ventajas de la vía laparoscópica es que los pacientes presentan menos dolor y una recuperación más rápida en comparación a la otra técnica. Sin embargo ambas presentan resultados inmediatos y definitivos.

Reducción de Estómago sin cirugía

Balón gástrico

La técnica de Balón Gástrico es una de las más rápidas, seguras y eficaces que existen para combatir el exceso de peso sin necesidad de pasar por el quirófano. El balón gástrico se realiza a través de un procedimiento ambulatorio, con un tiempo quirúrgico aproximado de 15 minutos y una recuperación de 72 horas. En base al perfil y las necesidades de cada paciente, el especialista determinará la posibilidad de colocar un Balón Intragástrico de 12 meses o de 6 meses.

Este tratamiento de balón se recomienda para pacientes con un IMC entre 30-40 (obesidad tipo I y II).  Y se puede conseguir perder hasta 6 kilos en la primera semana o inclusive 30 kilos, durante los 12 meses de tratamiento. El balón gástrico se introduce desinflado por vía endoscópica, sin necesidad de anestesia general, únicamente sedación ligera. Una vez colocado el balón en el estómago, es rellenado con suero fisiológico en donde permanecerá por un periodo de 6 o 12 meses según sea el caso.

Método POSE

El método POSE es un tratamiento de reducción de estómago sin cirugía que permite perder el exceso de peso de forma sencilla y sin pasar hambre. Es recomendado para pacientes con sobrepeso moderado (IMC superior a 27) con morbilidades asociadas.

Se reduce la forma y capacidad el estómago mediante pliegues en el fondo y final del estómago, utilizando un endoscopio, sin cicatrices externas, permitiendo una reducción de estómago definitiva. El procedimiento completo se realiza en aproximadamente 60 minutos y únicamente se necesita de una noche de ingreso hospitalario, por lo que en 48 horas el paciente podrá retomar sus actividades diarias sin problema.

Método POSER

El Método POSER Vertical Reforzado es una técnica de reducción de estómago sin cirugía, que se realiza sin realizar incisiones y por medio de una endoscopia. Con este método se pueden llegar a realizar hasta 15 pliegues, lo que le permite conseguir una reducción de estómago de hasta un 40%, un 10% más respecto al método POSE convencional.

Método APOLLO

El Método APOLLO, también conocido como cirugía Gastroplastia Sleeve se realiza por vía endoscópica, y es uno de los tratamientos menos invasivos para perder el exceso de peso de manera segura, sin necesidad de cirugía ni hospitalización. Consiste en la reducción de la capacidad del estómago realizando suturas en las paredes, modificando su forma y tamaño para conseguir que el paciente se sienta satisfecho con una menor ingesta de alimentos.

Esta técnica es recomendada para pacientes que presentan un IMC entre 30-40 y se realiza con anestesia general. Los resultados y la recuperación son bastante rápidos, ya que pasadas las 48 horas después de la cirugía, el paciente podrá volver a sus actividades diarias sin ningún problema.

Después del tratamiento

Según el tratamiento de reducción de estómago realizado, se deberá tener en cuenta diferentes recomendaciones y cuidados posteriores.La reeducación alimentaria es la clave para el éxito a largo plazo de cualquier tratamiento de reducción de estomago, es por ello todos nuestros tratamientos incluyen un Plan Nutricional Personalizado, elaborado según las necesidades de cada paciente por nuestro equipo de nutricionistas especializados. Ellos estarán a cargo del plan de mantenimiento y seguimiento nutricional posterior a la realización del tratamiento, así como de la reintroducción de alimentos de manera progresiva para permitir al cuerpo del paciente acostumbrarse al cambio.

Además contamos con orientación psiconutricional, para una orientación más completa y cercana a nuestros pacientes en esta nueva etapa de sus vidas.

Contraindicaciones

Si padeces alguna o varias de las siguientes variables, es recomendable que un doctor te realice un estudio personalizado antes de someterte a una reducción de estómago.

  • Cirugía Bariátrica previa.
  • Cirugía previa abdominal o ginecológica.
  • Enfermedad inflamatoria del tracto gastrointestinal.
  • Adicción a drogas o alcoholismo activo.
  • Retraso mental moderado-grave.
  • Dismorfofobia
  • Diabetes tipo I.
  • Cardiopatía grave no controlada.
  • Carcinoma gástrico.
  • Endoscópicas (hernia de Hiato mayor de 3 cm, úlceras gástricas, gastritis erosiva).
  • Psicológicas (Bulimia nerviosa y Anorexia, trastornos psiquiátricos, depresión mayor actual con tratamiento, trastorno grave de personalidad).

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo pasa desde que decido operarme hasta  que entro en quirófano?

Eso dependerá de la agenda del Doctor y del propio paciente. Así mismo hay intervenciones que requieren un periodo de dieta previo a la operación. Todo esto lo valora el médico que se encargue de la cirugía  y será él quién informe debidamente a cada paciente.

¿Cuántos kilos puedo perder en el primer mes después de la reducción de estómago?

La Cirugía Bariátrica  o reducción de estómago permite una pérdida de entre el 50 y el 70% del sobrepeso  de un paciente en un periodo aproximado de un año. La evolución mes a mes depende de cada paciente y de las características de cada caso concreto.

¿Puedo ponerme un 2º Balón Intragástrico?

No existe ninguna contraindicación como tal para ponerse un segundo balón intragástrico. Sin embargo, si con el primero no hemos conseguido los objetivos que nos habíamos marcado,  quizás  lo óptimo sería plantearse otro tratamiento más definitivo. En este caso, lo mejor sería siempre consultar con un profesional para que fuese él quién valorase la mejor opción.

¿Qué hábitos tengo que cambiar antes de operarme el estómago?

Es importante realizar una dieta preparatoria previa a la cirugía  que facilite la pérdida de peso  para reducir riesgos, mejorar así el postoperatorio y garantizar el éxito de la intervención. Esta dieta debe ser hipocalórica, basada principalmente en el consumo de proteínas.

¿Cuándo es el mejor momento del año para operarme?

No existe un momento mejor o peor para someterse a una intervención de estas características. Siempre habrá que tener en cuenta las circunstancias personales de cada paciente y que la intervención se realice en un momento en el que pueda tomarse el tiempo necesario para la recuperación . Pero lo más importante es tomar la decisión de cambiar de hábitos e iniciar  el camino de una vida más saludable.

¿Puedo volver a engordar?

El objetivo de la reducción de estómago  es ayudar  a la pérdida de peso y a la reeducación de los hábitos alimenticios.  Es posible  recuperar peso si no se sigue las recomendaciones del médico y no se cuenta con el apoyo especializado necesario. Por eso  en Clínicas Diego de León incluimos en  todos nuestros tratamientos un Plan Nutricional Personalizado, elaborado según las necesidades de cada paciente para que el paciente  consiga sus  objetivos de pérdida de peso y además pueda mantenerlos en el tiempo.

¿Qué dieta tengo que seguir después de una reducción de estómago?

Volver a educar los hábitos alimenticios  es clave para el éxito a largo plazo de cualquier tratamiento de reducción de estomago. Por este motivo todos nuestros tratamientos incluyen un Plan Nutricional Personalizado, elaborado según las necesidades de cada paciente por nuestro equipo de  nutricionistas especialistas en obesidad.

¿Cómo manejar mis expectativas de pérdida de peso?

Las expectativas de pérdida de peso deben ser marcadas siempre con ayuda del médico  y dependen de las características de cada paciente. El cualquier caso en Clínicas Diego de León contamos con psicólogos  expertos en nutrición  para que el proceso de adelgazar se aborde de manera  saludable.

Tengo adicción a la comida, ¿cómo dejarlo antes de operarme?

Siempre que existe una adicción lo mejor es ponerse en manos de profesionales que nos ayuden a solucionarlos antes de someternos a ninguna operación, ya que si no lo hacemos así no conseguiremos atajar el origen del problema. Una vez solventado el paciente podrá operarse sin ningún problema.

Reducción de Estómago en Madrid

La obesidad y sobrepeso han sido consideradas las epidemias del siglo XXI según la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo uno de los problemas más importantes de salud publica en el mundo. Actualmente más del 30% de la población en la Comunidad de Madrid padece problemas de peso. Visita nuestra unidad de obesidad y sobrepeso situada en pleno centro de Madrid y conoce todas las ventajas y beneficios de ponerle fin a este problema con una reducción  de estómago.

Calcula tu IMC