Diferencias entre las técnicas de Cirugía Bariátrica

La cirugía bariátrica es el conjunto de intervenciones quirúrgicas cuyo objetivo es reducir el estómago a través de la cirugía. Estas técnicas están pensadas para aquellas personas que se encuentran en una situación de obesidad mórbida o extrema y que previamente han probado otro tipo de métodos sin ningún tipo de éxito.

Los tratamientos que se encuentran englobados dentro de esta reducción con cirugía son la Manga Gástrica y el ByPass Gástrica. Ambos métodos son totalmente efectivos entre pacientes con una situación bastante delicada de salud y cuyo objetivo es conseguir poner fin a su enfermedad de sobrepeso y obesidad. Aunque actualmente tenemos mucha información sobre este tipo de métodos, son muchas las dudas que surgen entre los pacientes que están interesados en estas técnicas, por ello nuestra nutricionista Stephania Nevado nos ofrece toda la información necesaria para saber cuáles son las diferencias entre ambas técnicas y poder elegir así el procedimiento más acorde a nuestras necesidades.

¿Cuáles son las diferencias entre la Manga Gástrica y el ByPass Gástrico?

Las técnicas de cirugía bariátrica se realizan a través de laparoscopia, por lo que se requiere una intervención quirúrgica, noches de hospitalización y un mayor tiempo de recuperación frente a otro tipo de tratamientos sin cirugía como el Método APOLLO o Método POSER.

La Manga Gástrica es una técnica únicamente restrictiva donde solo se modifica el tamaño del estómago, mientras que todo el tránsito a través del aparato digestivo y la absorción de nutrientes es exactamente igual. Este método está pensado para pacientes que se encuentran en una situación de obesidad más moderada con un Índice de Masa Corporal entre 35-45.

Sin embargo, el ByPass Gástrico es una técnica mixta donde la ingesta se ve reducida pero la absorción de nutrientes también, ya que eliminamos un tramo de estómago a intestino. Es una cirugía bariátrica indicada para pacientes con un estado de obesidad mórbida o extrema, lo que se traduce en un IMC superior a 45. Durante el tratamiento, el primer año se conseguirá perder entre un 80-90% del exceso de peso del paciente.

Además de las diferencias propias de la propia técnica, el proceso del postoperatorio también difiere de las técnicas sin reducción de estómago. En ambos casos, los pacientes de cirugía bariátrica necesitan un ingreso hospitalario, así como un mayor número de cuidados para una recuperación total. En el caso del la manga serán entre unas 2-3 noches y unas 3-5 noches para el bypass, ya que es una técnica mucho más compleja.

En relación a la alimentación las recomendaciones son exactamente las mismas. Los primeros días tras la cirugía se comenzará con una dieta líquida, posteriormente en forma de papilla, más tarde blanda y finalmente una consistencia normal, durante todo este proceso nuestro equipo de nutrición estará apoyando en todo momento, así como la orientación psicológica y el seguimiento médico.

Cualquiera de estas técnicas están consideras como los métodos más top para el proceso de pérdida de peso, por lo que los resultados son totalmente definitivos y efectivos.

Si tú también estás pensando en poner fin a tus problemas de peso no te pierdas todos los beneficios que pueden tener estas técnicas y resuelve junto a nosotros todas tus dudas.