¿Cómo se hace la Manga Gástrica? [Reduce la capacidad de tu ESTÓMAGO un 80%]

La Manga Gástrica es una de las alternativas más eficientes para poner fin a los problemas de obesidad extrema. Esta cirugía bariátrica permite reducir la capacidad del estómago mediante su extirpación hasta en un 80% de su capacidad.

Es una técnica muy común entre pacientes con un índice de masa corporal (IMC) igual o por encima de 40 y que cansados de haber probado otras opciones, se decantan por esta cirugía totalmente efectiva y con resultados definitivos. La mayoría de nuestros pacientes consiguen perder entre un 60-70% de su peso durante los primeros 6-12 meses de tratamiento, además de conseguir modificar todos sus hábitos de vida como la alimentación y la realización de ejercicio físico.

Aunque es una cirugía totalmente controlada y sin prácticamente ningún tipo de complicaciones, son muchos los miedos y dudas que genera, por eso, nuestra nutricionista Stephania Nevado nos aclara por completo esta técnica, así como los beneficios que ofrece al paciente.

¿En qué consiste la Manga Gástrica?

La Manga Gástrica también conocida como gastrectomía tubular se realiza mediante laparoscopia, siendo una de las técnicas dentro de la cirugía bariátrica. Pero, ¿sabemos que es la laparoscopia?

La laparoscopia consiste en realizar una pequeña incisión de 0,5-1 cm donde se colocan puertos y se introducen los elementos quirúgicos. En el caso de la gastrectomía tubular, lo que se realiza es un corte en toda la zona de la curvatura mayor. Se hace una incisión y se retira aproximadamente el 80% del estómago. Se quita parte del fundus, del cuerpo y del antro pilórico del estómago.

Gracias a este método se conseguirá disminuir la liberación de la hormona ghrelina, la encargada de controlar la sensación de hambre o apetito cuando comemos. Esta técnica es muy efectiva en el tiempo para el proceso de pérdida de peso y está indicada en obesidades con un IMC entre 35-45.

El paciente tendrá que estar ingresado entre 2-3 noches donde comenzara su proceso de reincorporación de alimentos y rutina diaria hasta que el estómago cicatrice. Durante todo este proceso es indispensable que el paciente sea acompañado, no solo en la parte nutricional sino también en el apoyo psicológico para trabajar todos los aspectos relacionados a la alimentación.

Si tú también estás pensando en poner fin a tus problemas de peso no te pierdas todos los beneficios que puede tener esta técnica y resuelve junto a nosotros todas tus dudas.