Inicio » Videos » MASCULINIZACIÓN FACIAL: Diego Matamoros prueba el perfilado de mandíbula

MASCULINIZACIÓN FACIAL: Diego Matamoros prueba el perfilado de mandíbula

 

Diego Matamoros volvía a Clínicas Diego de León para la revisión rutinaria de su último tratamiento.

Todo estaba perfecto, pero tenía ganas de probar una nueva fórmula antiaging que repercutiera en un efecto favorecedor, y que fuera complementario con su combo anterior para combatir el estrés facial.

Pues bien, la doctora Margarida le recomedó una tendencia muy TOP que ha irrumpido con fuerza entre los chicos de entre 25 y 35 años.

¿En qué consiste?

Se trata de la MASCULINIZACIÓN FACIAL, una técnica que consiste en potenciar y realzar las facciones masculinas del tercio inferior del rostro. Concretamente, el arco mandibular.

A pesar de que Diego Matamoros cuenta con unas facciones muy marcadas, su mandíbula lucía un aspecto más suavizado y desdibujado.

De hecho, a partir de los 30 años, la piel del arco mandibular tiende a desdibujarse y deformarse poco a poco con el paso del tiempo. Es un proceso lento, pero constante e imparable. Por lo que este tratamiento también es antiaging porque no solo combate, también previene el proceso natural de envejecimiento, frenando la aparición de los primeros signos.

Técnica mínimamente invasiva y sin pasar por el quirófano

No lo dudó y se decantó por el perfilado mandibular con micro infiltraciones de ácido hialurónico, más conocido como masculinización facial. Estas infiltraciones se aplican desde ambos lados del rostro -justo al lado de los maseteros- por toda la mandíbula hasta el mentón.

El resultado es una zona mandibular mucho más marcada y definida. La marcación de esta parte de la cara impacta directamente en el aspecto global del rostro: mucho más estilizado, proporcionado y armónico. Esta técnica también proyecta la propia estructura ósea del paciente.

Resultado espectacular, pero huyendo de un aspecto artificial

Es muy importante la realización de una asesoría de belleza personalizada para que el resultado sea evidente, pero especialmente sutil y ante todo muy natural.

Como afirmaba la doctora, » no se trata de cambiar el rostro y volverlo irreconocible, sino de realzar los rasgos para potenciar la belleza natural».

Además, cuando Diego se encuentra en plató, la luz de los focos incide directamente sobre los puntos del rostro que estén más marcados o proyectados hacia fuera. De ahí que el perfilado del óvalo facial persiga un aspecto perfectamente contorneado y por tanto, estilizado.

Contouring masculino

Mientras que las chicas se suelen decantar por el contouring en los pómulos, los chicos se decantan por el contouring de mandíbula, la zona que más estiliza la cara.