Qué es y cómo se hace el aumento de senos

Testimonio

A grandes rasgos consiste en hacer un bolsillo debajo de la mama o debajo del pectoral, introducir un implante de pecho y cerrar. Simplemente, técnicamente es sencillo.

Las pacientes cuando vienen a nuestra clínica de cirugía estética, lo que buscan es que se note, que se le marque el escote porque llevan mucho tiempo pensándolo. En algunos casos hasta han sufrido incluso en la adolescencia con comentario negativo tipo: «Que plana estás», entonces vienen y quieren pecho. Que se les note, es un atributo femenino fundamental.

A la forma hay dos tipos, la redonda y la anatómica. Se llama anatómica porque tiene una forma parecida a la del pecho de la mujer.

Esta conseguimos que se note más en el escote, suelen pedirla más las chicas jóvenes y esta es más apropiada a partir de los 40 años.

Primero que se dejen aconsejar, que muchas veces pasan de un extremo al otro, de no tener pecho quieren tener un pecho que es desproporcionado para la medida de tórax. En segundo lugar que cojan unos días de postoperatorio, que aunque no es molesto le incapacita mover los brazos durante ocho o diez días.

Y en tercer lugar que sigan las pautas del postoperatorio: los masajes de drenaje, las curas que tengan que hacer. Eso va a hacer que su cuerpo acepte cuanto antes el implante y que el resultado se vea mejor.

La vía de abordaje, la incisión , para poner el implante es triple. Se puede hacer a través de la axila en casos muy contados.

Se puede hacer alrededor de la areola, la ventaja que tiene, que la cicatriz queda imperceptible pero por otro lado puede disminuir la sensibilidad del pezón, incluso dan problemas de lactancia.

Y se puede hacer, que es la que más utilizamos nosotros, debajo del pecho. Una pequeña cicatriz a través de la cual se trabaja y se mete el implante. Esta cicatriz puede ser trabajada en el postoperatorio, hay unos parches de silicona y hay un gel de aloe vera que nosotros recomendamos para hacerla menos visible.

Los resultados son evidentes desde el principio porque la mujer ya se nota el pecho mucho más voluminoso. Lo que pasa que al principio está inflamado.

Nosotros decimos que hasta los tres meses no se asienta todo y ya se ve el resultado definitivo.

Los dos primeros días están vendadas y son los más molestos, está un poco incapacitado este movimiento. A partir del tercer día quitamos la venda y ponemos un sujetador deportivo que le aprieta bastante y, hasta el octavo o decimo día que quitamos los puntos, la paciente va a estar un poquito incómoda en cuanto al movimiento de brazos.

El índice de satisfacción es altísimo. El aumento de pecho es una intervención que todo el mundo dice: «¿Cómo no me lo he hecho antes?, ¿Por qué no me he operado antes?». Yo diría que casi rozando el 100% en nuestras clínicas conseguimos la satisfacción de las pacientes.