Láser Fraxel elimina manchas y rejuvenece

Resultados del Láser Fraxel
Edad:
56
Ciudad:
Madrid
Fecha de intervención:
Octubre de 2012
Zona:
Facial
Tiempo:
20 Minutos
Nº de Sesiones:
3

Elimina manchas y rejuvenece como Araceli, conoce su testimonio de láser Fraxel antes y después del tratamiento.

Video

Testimonio

El paso de los años no perdona a nadie y se refleja sobre todo en el estado de nuestra piel. Desde hacía ya algunos años, Araceli había notado cómo su piel poco a poco se había empezado a descolgar. La flacidez se convirtió en algo a lo que su rostro tenía que enfrentarse día a día hasta que llegó el día en el que Araceli le plantó cara y decidió acudir a nuestras clínicas para borrarla de su rostro de una vez por todas.

Después de hablar con nuestro equipo médico y de conocer el amplio abanico de tratamientos que existe para el rejuvenecimiento facial, se decantó por el láser Fraxeluna opción que además de reafirmar su rostro le iba a permitir eliminar las imperfecciones que aparecieron en su rostro como manchas y marcas.

«Ya hace cinco años atrás, aproximadamente, empecé a encontrarme la flacidez, la piel apagada y las manchas empezaron a salir y, entonces, pensé en hacerme algo.
Algo que me preocupaba bastante eran las arrugas que ya habían aparecido, y lo que son las arrugas más finitas de expresión ya han desaparecido totalmente.

Pues tenía flacidez ya a consecuencia de la edad, manchas por toda la cara y venitas por aquí. También tenía poros abiertos y entonces pues decidí arreglarme un poquito.

La piel me ha cambiado, parece como si me hubieran quitado cuatro o cinco años y, la verdad, es que me siento más feliz de verme con la piel así.

Recomiendo el láser Fraxel a cualquier persona que quiera cambiar de aspecto, sentirse más joven, con la piel luminosa, resplandeciente, sin venitas en la cara, sin flacidez. Yo tengo 56 años y creo que me he quitado unos cuantos de encima.»

El verse con la piel rejuvenecida e inmaculada, permitió que Araceli fuera un poco más feliz. Al fin le dijo adiós a la flacidez, a las manchas y a las arañas vasculares. Al fin se volvía a sentir joven y se dio cuenta de que la belleza no se acaba en la juventud ¡puede durar muchos años más!