Cristina Rodríguez se retoca la nariz

 

«¿Me opero o no me opero?» esta es la pregunta que Cristina lanzó a sus followers para que le ayudasen a decidir si de una vez por todas le ponía fin al complejo que siempre le había atormentado: su nariz. Finalmente, Cristina decidió retocarse esta zona del rostro de la mano del Dr. Miguel de la Peña.

Sin embargo, como no acababa de estar convencida del todo con una cirugía, decidió dar el paso previo y rellenar sus aletas nasales con ácido hialurónico en un proceso conocido como rinomodelación. No es extraño que los pacientes de rinoplastia opten antes por este tratamiento ya que les facilita una imagen del resultado aproximado sin necesidad de pasar por quirófano. No obstante tenemos que tener en cuenta que los efectos de la rinomodelación no se prologan más allá de los 6 meses, tras los que sería necesario volver a realizar el tratamiento o pasar a la cirugía para obtener resultados definitivos.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que aunque Cristina no optó por ello ya que estaba encantada con la rinomodelación, es posible revertir el efecto del relleno pocas horas después de haberlo aplicado, en caso de que el paciente no esté conforme con los resultados. Para eliminar el ácido hialurónico existe un compuesto mediante cuya inyección se puede volver al volumen y la forma anterior a la aplicación del relleno. Otra opción previa al relleno, es modelar la zona aplicación una solución a base de suero fisiológico. Esta aplicación sirve también para obtener una previa de los resultados y desaparece pasadas unas horas de su aplicación.

Cristina está encantada con este tratamiento y aunque todavía no sabemos si dará el paso definitivo a la cirugía o no, sabemos que muy pronto volverá por aquí para pedirle consejo a su doctor de cabecera.