Balón gástrico: testimonio Kery

Antes y después Kery Balón Gástrico
Tipo de Balón:
12 meses
Ciudad:
Madrid
Fecha de colocación:
Enero de 2016
Colocación:
15 Minutos
Peso Inicial:
88 Kg
Peso 6 Sem:
76 Kg

Vídeo experiencia balón gástrico

Testimonio paciente de balón gástrico

Los malos hábitos y la falta de una buena educación alimenticia son las principales causas del aumento de los niveles de sobrepeso y obesidad entre nuestra sociedad. Provocando que sus vidas estén restringidas por problemas de salud derivados de este aumento de peso desmesurado.

Cada vez son más las personas que como Kery quieren acabar con esto cuanto antes y comenzar un nuevo estilo de vida saludable.

Kery ya ha conseguido lo más difícil, dar el paso para iniciar el tratamiento y comenzar a bajar de peso. Ella está tan contenta con los resultados que no le será nada complicado alcanzar su objetivo, derrotar a la obesidad. Pero para conseguirlo no estará sola, ya que todo nuestro equipo del área de nutrición y obesidad la acompañará durante estos 12 meses.

Han pasado 6 semanas desde que te colocaste el balón gástrico y llevas perdidos 12 kilogramos, ¡increíble!, ¡felicidades! Cuéntame ¿cómo te has sentido?

Increíble, increíble porque me siento fenomenal. He bajado de peso, como dices tú, y estoy muy motivada. Primero porque sé perfectamente que estoy en buenas manos desde que te conocí y hasta la última semana que estuve aquí en la que nos emocionamos tanto por la pérdida de peso que habíamos tenido. Sí, es cierto, me siento fenomenal.

¿Cómo te has sentido con tu nueva alimentación? ¿Con tus nuevas comidas?

Puedo comer de todo. Puedo comer pescado, creo que es lo que mejor llevo porque me gusta mucho todo lo que es pescado, mariscos e intento balancearlo. Puedo comer algo de lácteos un día, dos días como pescado, a lo mejor…seguidos tal vez porque me gusta mucho y la carne también me gusta, pero intento comerla poco.

¿Cuál es tu mayor meta cuando pierdes estos 35 kilos que tienes que perder? ¿Cuál es?

Quiero un esposo que me quiera, que me mime, que me vea bien y que me trate bien. Porque me siento bien ahora entonces necesito que alguien me trate bien, que me quiera y que me mime, por supuesto.

¡Claro que sí! Y con esa sonrisa lo vas a conseguir, tranquila.

Yo creo que sí. De hecho creo que ahora estoy en un nivel de mi yo interior que no necesito a nadie. Eso me da la posibilidad de quererme más para el día en el que conozca a mi esposo, yo también quererle.