Complejo Orejas de soplillo

Otoplastia: despídete de tu complejo de orejas para siempre

cleDesde la antigua Grecia se ha buscado un ideal de belleza en base a unas supuestas medidas idílicas. Más allá del 90-60-90 existen también unas proporciones áureas para el rostro. Sí, estás leyendo bien, tener unas determinadas medidas en nuestra cara nos hace más o menos atractivos en base a unos preceptos estéticos que nuestro cerebro tiene predeterminados.

Hay varios elementos que pueden romper la armonía de nuestro rostro: nariz grande, labios demasiado finos, ojos con aspecto envejecido y lánguido…pero sin duda unos de los que más complejos provocan son las orejas.

Los avances en cirugía estética han permitido que la intervención para corregir las popularmente conocidas como orejas de ‘soplillo’ se haya convertido en un proceso de lo más rápido y sencillo, por lo que cada vez son más personas las que deciden dar el paso hacia una mejora de su autoestima.

Soluciones poco eficaces para las orejas despegadas

Lo peor de la desesperación es que nos hace creer en consejos que en otras circunstancias nos hubieran parecido una locura. Querer solucionar un complejo por nuestra cuenta cuando podríamos contar con la ayuda de un especialista es un error y la red está llena de soluciones que acaban suponiendo un problema.

  • Pegar las orejas con un adhesivo: emplear un adhesivo a diario para intentar ‘pegar’ las orejas a nuestra cabeza no puede ser nunca una solución a largo plazo. Este tipo de sustancias irritan la piel y pueden llegar a tener graves repercusiones para ella, puesto que los componentes químicos que las componen son abrasivos.
  • Ventosas para las orejas: en las farmacias podemos encontrar una especie de ventosas que se colocan en la parte posterior de las orejas para conseguir unirlas a la parte lateral de la cabeza. El problema de este sistema es que es fácil que las ventosas acaben despegándose en el momento más inoportuno y que pese a que son transparentes, no son invisibles.
  • Sistema de tablillas: este método no es recomendable en absoluto. En el caso de los niños puede deformar el cartílago, puesto que éste todavía no ha acabado de formarse y en el caso de los adultos su eficacia es nula precisamente por lo contrario: el cartílago ya está formado y modificarlo con este método es imposible.

Otoplastia: el método definitivo

Deja de lado los milagros de internet y ponte en manos de un especialista, ese es el único consejo que tienes que seguir si quieres dejar de lado tus complejos de una vez por todas. La otoplastia es una intervención tan sencilla como rápida, que de lo único que se arrepienten los pacientes que se someten a ella es de no habérsela realizado antes.

El procedimiento dura tan sólo media hora y consiste en la remodelación del pabellón auditivo otorgándole los pliegues adecuados para que adopte una forma estéticamente adecuada. Los pliegues se realizan mediante pequeñísimos puntos de sutura internos, por lo que las cicatrices son invisibles.

En caso de que el asa súper desarrollado de las orejas se deba a un crecimiento anormal de la concha auditiva, la intervención que se realiza es la disminución de la misma retirando una pequeña semiluna del cartílago.

Beneficios de la otoplastia

El principal beneficio de la intervención es que es un proceso sencillo y rápido que no requiere hospitalización. Por otro lado, la anestesia es de tipo local excepto en el caso de que se realice en niños menores de 12 años esta ha ser general.

La técnica de intervención permite que la recuperación sea prácticamente inmediata y que el paciente pueda volver a su rutina diaria pasadas las 48 horas, en las que por precaución deberá llevar un vendaje alrededor de la zona intervenida para evitar sangrado o una mala absorción de los puntos.

Sin embargo, el principal beneficio no lo encontramos tanto en la parte estética como en la psicológica. El estado de ánimo de los pacientes mejora sustancialmente tras pasar por quirófano. Parece mentira que en tan sólo media hora le podamos decir adiós a algo que nunca nos ha hecho sentir cómodos con nosotros mismos, ¡ojalá todos los hándicaps que se nos presentan en la vida fueran tan fáciles de resolver!

Hay que aclarar que la otoplastia si bien arregla los problemas de pliegues irregulares, para solucionar otros defectos relacionados con las orejas como rasgadura de los lóbulos, es necesario practicar otros tratamientos.

El perfil de los pacientes de otoplastia

La otoplastia es una de las cirugías más solicitadas por los hombres. El motivo es simple: mientras que las mujeres pueden disimular este complejo escondiendo sus orejas tras una frondosa melena, en el caso de los varones eso está algo más complicado. Por otro lado, en lo referente a la edad a la que se suele elegir la práctica de este tratamiento, esta se encuentra por debajo de los 40 años.

Curiosamente, la otra franja de edad a la que más se suelen practicar operaciones de orejas son los 5 años. Corregir el cartílago en los peques de la casa puede ahorrarles muchos problemas de autoestima.

Otoplastia en niños

No es coincidencia que la edad en la que más otoplastias se realizan en niños sea el comienzo de su vida escolar. Los niños tienden a avasallar aprovechando los complejos de su entorno y cuando esto se convierte en una constante, para la víctima puede suponer serios problemas de autoestima y distorsiones en la forma en la que se relaciona con su entorno.

otoplastia niños
El complejo que le causan al niño sus orejas pueden suponer serios daños a su autoestima.

Cuando el niño expresa su preocupación por su complejo, es hora de ponerle solución. Es importante saber que en una etapa en la que la personalidad se está empezando a formar, es necesario que tengamos en cuenta la relevancia de este tipo de perturbaciones en el bienestar de los peques.

Pese a la simplicidad de la operación, al tratarse de una cirugía plástica para niños y antes de tomar la decisión definitiva, se recomienda consultar a un pediatra y evaluar cuál podrá ser el impacto real de la intervención en el niño.

Famosos y otoplastia

Si hay alguien experto en mostrar al mundo las bondades de la cirugía esas son las celebrities. La corrección de las orejas de ‘soplillo’ entre los famosos es una operación bastante recurrente. Y es que poder aparcar para siempre tu falta de seguridad de forma tan fácil es un dulce presente al que nadie se puede resistir.

Desde futbolistas como Gareth Bale hasta cantantes como Thalía pasando por alguien que ni siquiera te esperabas: ¡Brad Pitt!

otoplastia famosos
Algunos de los famosos que se han sometido a una otoplastia.

Déjate de remedios caseros temporales que lo único que van a hacer es empeorar tu problema. Valora si los increíbles resultados que se pueden conseguir con tan sólo media hora de ayuda de un cirujano cualificado merecen la pena.

Estas dificultades, por fortuna, son muy fáciles de solucionar, no dejes que tu estado de ánimo dependa de un complejo que tiene una solución tan sencilla.